Emotivo homenaje de los bomberos de Jerez a Tato Cirera, fallecido por covid

Los camiones estarán con crespones negros para recordarle. Se había jubilado hace un año

Un momento del minuto de silencio en el parque de bomberos de Jerez por Tato Cirera.
Un momento del minuto de silencio en el parque de bomberos de Jerez por Tato Cirera.

Antes que bombero, amigo. Uno más. Francisco Tato Cirera se marchaba este jueves tras no superar el coronavirus, una enfermedad contra la que peleó las últimas dos semanas de su vida. Un hombre fuerte, un bombero que era muy conocido y querido en la ciudad y que deja un enorme vacío entre sus amigos.

Por eso, a pesar de que estaba jubilado desde hace alrededor de un año, la plantilla de los bomberos de Jerez han querido rendirle un emotivo homenaje en el parque que fue la segunda casa de Cirera durante tantos años. Los camiones estarán con crespones negros para recordarle. Este mediodía del jueves, la plantilla se ha volcado en un minuto de silencio muy emocionante.

Amante de la fotografía y respetado entre los profesionales de la ciudad, Cirera era miembro de la Agrupación Fotográfica San Dionisio, un grupo que también le llora.

Crespones negros en los camiones de bomberos de Jerez.
Crespones negros en los camiones de bomberos de Jerez.

 

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído