Trabaja en la Madrid Fashion Film Festival, es directora de arte de cortos y también forma parte del staff de una nueva webserie. 

Es joven, jerezana y quiere dedicarse al mundo del cine. Por eso Elena Quintero no vive en la ciudad. “Si en Madrid es complicado, en Jerez…”, exclama resignada. En la capital estudió el doble Grado en Periodismo y Comunicación Audiovisual en la Universidad Carlos III y cuenta que, hasta después de terminar la carrera y comenzar a adentrarse en el difícil mundo laboral, no tuvo claro a qué quería dedicarse.

Pero luego estuvo de Erasmus en París, donde hizo un curso de cine, y se disiparon las dudas. “Fue progresivo, me gustaba el periodismo, aunque poco a poco el cine me fue llamando más la atención”, recuerda la joven jerezana que, a pesar de su edad, ya tiene bagaje en el mundillo. Trabaja en una productora, Enri Mür, en la que, mayoritariamente, diseñan anuncios y también está relacionada con el mundo de la comunicación de moda.

Es la directora de arte y jefa de producción del fashion film We are cattle, un corto que muestra la primera colección de la diseñadora onubense Alejandra Jaime, conocida por el nombre artístico de María Magdalena, y que está obteniendo premios a nivel internacional. En México, Londres, Copenhague, Pakistán… “Es una reflexión de cómo en la sociedad todos somos robots y estamos muy contentos con el resultado”, explica Elena.

Ahora ya está centrada en el Madrid Fashion Film Festival que se celebrará del 30 de mayo al 2 de junio, el único de estas características que hay en el país, en el que lleva la comunicación y la producción y donde coincide con otro jerezano, José Murciano, que es el director del festival. Este año han recibido 450 inscripciones de 45 países distintos y ella es una de las encargadas de realizar la preselección de los candidatos.

También ha participado como directora de arte en una webserie, Black Stuff, de la que han rodado tres capítulos. “He disfrutado muchísimo”. En septiembre sale a la luz un nuevo fashion film en el que ha trabajado y ahora está en proceso de montaje un corto “un poco gore”, como ella misma lo define, que han terminado de grabar hace poco. “Va de un cirujano que tiene una operación de tumor cerebral… y el día no acaba bien”. Y hasta ahí puede leer. 

Pero Elena tiene claro su objetivo: quiere vivir del cine. “En la productora hacemos anuncios y hay gente que ha intentado hacer cine y, al no poder dedicarse a eso, ha terminado en publicidad… No quiero que me pase eso”, dice Quintero. “Si aquí no lo puedo conseguir me iré fuera”, asegura. Sueña con Los Ángeles, pero el tiempo dirá.

¿El siguiente paso? “El largometraje, pero eso implica más dinero, más tiempo y mucha dedicación”, señala Elena. “La gente no es consciente de las personas y horas que hacen falta para hacer una película”. De momento seguirá soñando con participar en alguna película, y fijándose en algunos de sus referentes, como Wes Anderson (director de El gran hotel Budapest, 2014) y Sofia Coppola. “La isla mínima también me gustó mucho, me alegró ver que se podía hacer eso en Andalucía, es muy reconfortante”, señala. Como soñar es gratis, ella lo sigue haciendo. 

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído