peaje
peaje

La mastodóntica infraestructura que une Puerto Real con la capital gaditana ha costado 511 millones de inversión de dinero público en ocho años. 

Un gran hito en la historia de la ingeniería de talla mundial, un coloso, un gigante nueve veces y media más que el acero empleado en la Torre Eiffel, más largo que el Golden Gate y el de Brooklyn en Estados Unidos... Todo eso y mucho más. Todo eso... y una inversión en ocho años de 511 millones de euros de dinero público. Más de 80.000 millones de las antiguas pesetas que pelearon por arrogárselos socialistas y populares como si fueran suyos. Los primeros desde el Gobierno central ya en tiempos de ZP; los otros, liderados por la exalcaldesa de Cádiz, Teófila Martínez.

¿Para qué más sirve el macropuente? Hay quien jura que nunca llegó más rápido a Cádiz que ahora, cuando todavía el obsoleto puente Carranza no tenía competidor. Otros valoran el impacto sobre el empleo (?) presente y futuro en la provincia. Otros que si El Corte Inglés... Otros... La crónica de la inauguración del nuevo puente de la Constitución de 1812 en Cádiz, el día de la Merced, con sus 511 millones de inversión pública tras el agrio duelo para ver quién la tiene más larga, es la crónica de la inutilidad envuelta en celofán de nadería política. No extraña que los alcaldes de Cádiz y Puerto Real al menos quisieran hacer de la fiesta algo público. Pareciera hecho el desprecinto para mayor gloria de políticos y Florentino Pérez. 

Con el coste del puente de la Pepa, o segundo puente, habría podido liberarse el peaje entre Sevilla y Cádiz -en su tramo Jerez-Dos Hermanas- un par de veces, según los cálculos de la Junta de Andalucía. En noviembre de 2013 el presidente del PP en Cádiz, el jerezano Antonio Sanz, consideraba una "locura" la propuesta de IU para liberar la autopista del sangrante peaje. Sostenía Sanz que eso era "hipotecar 30 años" las inversiones en la provincia, ya que suponía pagar 250 millones de euros faltando cinco años para supuestamente el fin de la concesión a la multinacional Abertis.
En unos 8 años el nuevo puente se ha llevado más del doble de esa cantidad de locos, sobrecostes incluidos que han ido para las arcas de la UTE formada por Dragados y Drace (ambas del grupo ACS del todopoderoso tito Flo). Pero nadie da por seguro que en 2019 no se vuelva a ampliar el mantenimiento del peaje de esta autopista cuya concesión del franquismo fue prorrogada sucesivamente por Adolfo Suárez (hasta 1999); Felipe González (hasta 2006); y José María Aznar (hasta 2019). ¿Será uno de los grandes compromisos con la provincia tras las próximas generales? 

El segundo puente no se sabe -"¿para qué sirve este despilfarro?", se preguntaba un destacado socialista en la Junta durante la fastuosa inauguración-, pero, ¿para qué sirve el peaje? Cuando los representantes empresariales y sindicales de la provincia hacen sus balances de por qué esta tierra que tiene recursos por encima de muchos está a la cola de todo, o de por qué el tejido industrial y económico cada vez es más precario (tasa de paro del 40%), siempre señalan como punto negro el peaje de la AP-4. El maldito peaje de la autopista. De hecho la provincia es la única que no se comunica con la capital andaluza por autovía, lo que significa que hay que pagar 7,15 euros en el peaje de Las Cabezas o jugársela en el sinuoso y mortífero trayecto de 70 y tantos kilómetros entre Jerez y Dos Hermanas.

La concesión franquista de la autopista se amplió hasta 1999 por Suárez; hasta 2006 por González; y hasta 2019 por Aznar. Rajoy promete que no habrá ni una prórroga más

Una carretera que lleva décadas esperando su duplicación después de que se concluyera la autovía hasta la Bahía y de que en 2005 se liberase el tramo de la AP-4 de Jerez a Cádiz por 126,5 millones de euros sufragados por el Gobierno andaluz (el gobierno de Chaves cifró el coste en 72,3 millones). Mientras la duplicación se eterniza y sigue figurando a cuentagotas en los Presupuestos Generales del Estado -¿para qué seguir la duplicación si no habrá más ampliaciones de la concesión?-, el Ejecutivo de Rajoy garantiza que no habrá más prórrogas. Y lo hace en las puertas de las elecciones de final de año; y se supone que hay que creerle. "Es primordial (su eliminación)", afirman desde la patronal en la provincia sin titubeos. Entretanto, el nuevo Puente ya ha tenido a su primer multado -el conductor de un ciclomotor-, no se han registrado más colapsos que el de los curiosos con mucho tiempo libre para hacer cola para ver un puente, y la pavorosa tasa de paro no se ha movido un ápice. Todo en orden en el culo del mundo desarrollado aunque con una gran obra de la modernidad en el horizonte.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído