Amanece totalmente cubierto de blanco el monumento a Shakespeare y Cervantes, que ya ha sido objeto de otros ataques vandálicos apenas un mes después de su inauguración.

Apenas un mes después de su inauguración, el monumento conjunto que conforman los bustos de los escritores Miguel de Cervantes y William Shakespeare en la plaza del Mercado parece servir de atracción para los gamberros, que lejos de valorar que el mismo conforma un pequeño atractivo en un entorno ya bastante degradado, no dudan en querer dar la nota sirviéndose de ellos.

De esta manera amanecían hoy, totalmente blancos y con la firma de sus 'autores', los cuales han tenido la 'deferencia' de no usar pintura, sino tiza, con lo que afortunadamente su limpieza no costará excesivo trabajo a los funcionarios municipales.

Desgraciadamente no es la primera vez que los bustos son foco de los que no saben tener las manos quietas. Ya a las pocas horas de ser instalados a alguien le dio por cubrirlos parcialmente de silicona, y visto lo visto, es cuestión de tiempo que acaben mal fruto de otro ataque vandálico. Negro futuro el que les aguarda...

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído