Mil clientes de Mediafit Jerez, un centro deportivo low cost, denuncian la falta de información de la empresa tras echar el cierre de manera sorpresiva y preparan una denuncia colectiva.

“Yo creo que al final ni nos devolverán el dinero ni nada de nada. Esto ha sido de un día para otro”. Miriam es una de las aproximadamente mil clientes con los que contaba Mediafit Jerez, un gimnasio low cost ubicado en el centro comercial Luz Shopping que, sin dar explicación ninguna a sus usuarios, ha cerrado sus puertas.

Ya el pasado 1 de noviembre el gimnasio permaneció cerrado por una “incidencia técnica”, según un comunicado de la propia empresa. Algunos clientes habían recibido la noticia de que se trataban de problemas eléctricos, pero a la vista está de que dichos problemas escondían mucho más. Lo cierto es que hasta esta misma semana Mediafit ha estado inscribiendo a nuevos clientes, con ofertas que comprendían el año por adelantado a 120 euros o los tres meses por 39,90, caso de María Benítez, que afirma que el lunes, entre su madre y ella abonaron casi 80 euros por el próximo trimestre "aun sabiendo que cerraban". Abraham, socio también de Mediafit, señala que “una trabajadora me ha dicho que el lunes ya sabía que estaba despedida pero que se seguían haciendo matrículas”, mientras que en Facebook, Vanessa Soto denuncia que "lo más vergonzoso es que el 24 de octubre hicieron jornadas de puertas abiertas para captar más clientes". 

Desde el miércoles y en la jornada de este jueves se están acercando centenares de clientes para pedir explicaciones, pero obtienen pocas respuestas. “No nos dicen los motivos del cierre, sólo nos están pidiendo nuestros datos y nuestros números de cuenta para que nos devuelvan la parte proporcional, pero ya veremos”, señala Miriam.

Desde Mediafit, por su parte, señalan en su perfil en Facebook que han llegado a un acuerdo con otro conocido gimnasio de Jerez para que sus clientes puedan hacer uso de sus instalaciones todo lo que queda de noviembre, si bien a partir de diciembre ya tendrían que apuntarse a este, para lo cual ofrece una serie de ofertas. Sin embargo, señala Miriam que en el otro gimnasio les están reclamando un documento que acredite que pertenecían a Mediafit, algo que, por ahora, está siendo imposible. “Nos dicen que no tienen ni impresora, que nos pasemos mañana… Nos han dejado colgados”.

Hay que señalar que el pasado octubre, trabajadores del gimnasio se concentraban a sus puertas por los impagos que la anterior empresa, Globalfit, cuyos gerentes son socios de Mediafit, tiene con sus trabajadores. Desde el sindicato UGT informaban que esta deuda ascendía a 16.000 euros, correspondiente a los meses de agosto y septiembre de 2015, cuando dicha empresa rehusaba al pago de los últimos 45 días. Después de muchas negociaciones, se llegó al acuerdo de pagar la deuda en 10 meses a un 10 por ciento del total de la deuda cada mes, siendo los días de pago entre los días 25 y 30. A los trabajadores todavía se les debe un 20 por ciento del total de la deuda. Desde la actual empresa, Aossa, no se ha dado ninguna explicación sobre el cierre del gimnasio jerezano.

Mientras tanto, los clientes ya se están uniendo en una plataforma de afectados creada al efecto en Facebook con el objetivo de presentar una denuncia colectiva. Desde la organización de consumidores Facua recomiendan a los afectados por el cierre de esta establecimiento que contacten con esta organización para conocer sus derechos, lo que pueden hacer llamando a su Teléfono del Consumidor (956 259 259) a través de su portal en internet, o personalmente, los martes y jueves, de 10:00 a 14.00 horas, en Jerez, en la calle Diego Fernández Herrera, 9 (sede de 'Solidaridad').

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído