toursjerez
toursjerez

Tres emprendedores jerezanos trabajan por sacar adelante 'Tours Jerez', un proyecto web enfocado al turismo, en el que muestran los atractivos de la ciudad a base de imágenes panorámicas.

Jerez quiere vivir del turismo, pero solo tiene una oficina municipal destinada a atender a los turistas que, además, abre en horario de oficina. Jerez quiere vivir del turismo, pero muchos de los bares del centro histórico tienen profesionales que apenas chapurrean el inglés. Jerez quiere vivir del turismo, pero sus barrios más antiguos están destrozados… ¿Cuántas veces han visto a turistas con cara de perdidos, sin saber qué visitar, dónde parar a comer o dónde ver un espectáculo flamenco? De eso mismo se dieron cuenta hace siete años dos amigos, Cristóbal y Pepe, profesionales de las artes gráficas a los que la vida les dio un golpe en forma de desempleo.

Ya entonces veían que la ciudad desaprovechaba parte de su inmenso potencial cultural y patrimonial. Iglesias monumentales cerradas a cal y canto salvo en horario de misa, o apenas visitables, como la Cartuja; museos sin apenas difusión —y otros clausurados en aquella época, como el Arqueológico—… “Pensamos que muchos desconocen qué hay más allá de las bodegas, los caballos y el flamenco en Jerez”, afirma Cristóbal Armario, 50 años, que, junto a su compañero Pepe Torti, se le ocurrió un proyecto para dar mayor difusión a los atractivos de Jerez: fotografíar en 360 grados iglesias, palacios, plazas, calles, museos, bodegas de la ciudad y otros lugares de interés como el Zoobotánico, la Real Escuela de Arte Ecuestre, el Museo de Relojes o el Consejo Regulador, que luego plasmarían en una web: toursjerez.es. 

Su aventura comenzó en una conocida tienda de artículos de compra y venta de segunda mano. Se hicieron con una cámara —una Colpi—, y un trípode de albañil y allá que se plantaron en la plaza del Arenal. “Alguno nos veía con cara de ¿qué están haciendo estos dos”?, recuerda Pepe, sobre todo por su rudimentaria manera de trabajar. “Con los medios que teníamos, y que tenemos, tardábamos mucho”. Imaginen. Una vuelta completa sobre el eje, para que las fotos puedan crear una perfecta imagen panorámica, supone 70 fotos. Y si se empalmaran todas, hablaríamos de una foto gigante de 29 metros de largo por tres de alto. Para retratar toda la parroquia de San Miguel necesitaron nada menos que 48 horas. “No teníamos nada que hacer, y en el sofá no podíamos estar”, señala Cristóbal.

Poco a poco su proyecto fue acumulando nuevos monumentos y lugares, a los que añadían una descripción detallada de todos ellos gracias a un libro sobre la historia de Jerez. “En todos lados nos abrieron las puertas sin problemas… Bueno, menos en la Catedral, que nos echaron”, recuerda Pepe. Gustó tanto su trabajo que la Real Escuela, el Museo de Relojes o el Circuito solicitaron sus imágenes en 360 grados para añadirlas a sus respectivas webs. Colegios e institutos también echaron mano de Tours Jerez, sobre todo para explicarles a sus alumnos la historia de Jerez y de sus monumentos. Y como no, los turistas. “Había muchos que nos dejaban mensajes diciendo que habían estado en la ciudad y que ni se habían enterado que había tal o cual monumento hasta que no vieron nuestra web”.Con medio centenar de atractivos turísticos, monumentales y culturales en su web, los dos emprendedores decidieron dar un paso más y presentar el proyecto en el Ayuntamiento. “Nos ningunearon. Tuvimos una reunión con dos técnicos y otra con el antiguo delegado, Antonio Real, pero nada. Si hubiéramos sido alemanes nos habrían hecho más caso, pero como somos de Jerez…”. Tras cinco años con la web abierta, y aunque el número de visitas fue positivo, decidieron cerrarla por un tiempo. Sabían que antes o después volverían a la carga, porque piensan que su proyecto puede tener recorrido.

Y ese momento ha llegado. De la mano de otro compañero, Jesús Gómez, están reflotando el proyecto. Han sacado una beta, que puedes disfrutar pinchando aquí, de la parroquia de San Miguel, y ahora buscan la manera de financiar el proyecto. Piensan que puede ser atractivo para comercios y restaurantes cercanos, creando una microweb dentro de la propia web, en la que se informe de sus productos, ofertas y platos. Obviamente, también para los turistas, que incluso pueden echar mano de las novedosas gafas 3d para disfrutar aún más de una experiencia ya de por sí inmersiva. “Pensamos que incluyendo códigos QR el visitante, con el móvil, puede ver qué le ofrece el monumento o el lugar que quieran visitar. O desde su casa, si están planificando el viaje”, comenta Jesús. Por último, reconocen que la ciudad también se puede ver beneficiada. “Si tenemos 100.000 visitas a la web, 100.000 personas que se interesan por nuestros atractivos, con que sólo vinieran un diez por ciento de ellos que se gastaran en la ciudad 400 ó 500 euros, hablamos de mucho dinero”. “Somos optimistas. Tours Jerez va a salir adelante. Queremos añadir novedades, mejoras, vídeos, sonido ambiente… Tenemos muchas ideas. Solo nos falta un poco de ayuda”.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído