20160218104131
20160218104131

Han bastado ocho meses y medio de mandato, y un anuncio de recorte del 5% de la masa salarial de la plantilla del Ayuntamiento, para que el Sindicato Independiente de la Policía (SIP) desentierre el hacha de guerra. Después de acusar hace unos días de prácticas "dictatoriales" al ejecutivo socialista, que preside Mamen Sánchez, la organización sindical ha convocado una asamblea para este jueves 18 por la tarde en la que ya anuncia que se votará la decisión de iniciar acciones de protesta. Escudándose en la sempiterna falta de medios materiales, subyace en la amenaza de movilizaciones contra el gobierno local el anuncio de la reducción de capítulo 1 (personal) que, a buen seguro, tocará de lleno a la plantilla de funcionarios del 092. El salario bruto anual de todo el cuerpo de la Policía Local de Jerez asciende en el Presupuesto actual a 14,7 millones de euros. Exactamente, 14.731.080,84 euros, lo que representa el 15% de los 96 millones de euros que cuesta a las arcas públicas de Jerez el apartado de personal del Consistorio.

Desde luego, los agentes del 092 jerezano no pueden sostener que estén mal pagados ya que, pese a los inconvenientes horarios y el trabajo en sí mismo que desempeñan, un 65% de estos funcionarios cobra entre 40.000 y 50.000 euros al año. Estas cantidades son percibidas por una horquilla de 234 agentes de una plantilla formada por un total de 353 efectivos -consignados presupuestariamente-, si bien el SIP insiste en rebajar esta cifra a los 292 efectivos que hay en la actualidad, ya que no todas las plazas están cubiertas aunque sí reservadas a efectos contables. Según los datos municipales incluidos en el anexo de personal del Portal de Transparencia del Ayuntamiento y en un informe interno sobre retribuciones en el Consistorio, al que ha tenido acceso este medio, el salario medio de un agente de la Policía Local es de 41.731,1 euros brutos anuales, mientras que solo el jefe del 092 percibe una retribución de 77.321,31 euros, 17.821 euros superior a lo que ingresa desde el mes pasado la propia alcaldesa Mamen Sánchez. Pero es que además de éste hay otros tres funcionarios que ingresan emolumentos por encima del tope salarial que debería fijar la máxima responsable del Consistorio. 

La disparidad salarial del Ayuntamiento es un mal endémico que hasta ahora ningún gobierno posPacheco ha sido capaz de atajar. Ni siquiera los cacareados anuncios de austeridad y control del gasto público del anterior ejecutivo del PP, en plena recesión económica y aplicando medidas traumáticas como un ERE para 260 empleados, sirvieron para poner coto a esta estructura insoportable para las arcas municipales. El caos salarial se ejemplifica comparando sueldos en el 092 con lo que percibiría anualmente un delegado del gobierno local o lo que ingresa un liberado de los grupos de la oposición: 35.000 euros. Por encima de este tope hay en estos momentos un total de 263 policías locales (74,5% de la plantilla), mientras que solo 90 cobran menos sueldo (25,5%).  Ahondando más, siempre según estos datos oficiales, hay 39 agentes con un salario superior al de los cinco tenientes de alcaldesa, que el pleno de organización de julio del año pasado dejó fijado en 46.200 euros.

Reacción del SIP

Desde el SIP han asegurado a lavozdelsur.es que la plantilla de policías locales asciende en este momento a 292 funcionarios, asegurando que "los datos pretenden echarnos a los leones con falsedades, ya que suponemos que incluirán a personal laboral del área de Seguridad o a cuerpos de vigilantes pero la plantilla a día de hoy es la que es". En este contexto, los representantes laborales mantienen que todo aquel policía que pasa de los 40.000 euros brutos al año es "porque en esos ingresos van unas compras de libranza de unos 12 o 13 días al año, normalmente fines de semana por la noche, para cubrir botellódromo, ferias y romerías en pedanías, y en general servicios extraordinarios que con el turno normal no se pueden cubrir".

Una situación, exponen, que se debe al déficit existente de unos 60 o 70 agentes ya que "no se convocan oposiciones desde 2007, y suplir eso haría que las retribuciones bajaran muchísimo". Tras afirmar que acuden a la asamblea de este jueves "muy calentitos" y "muy quemados con la gestión de este equipo de gobierno municipal", también niegan que trabajen menos horas que otros miembros de la plantilla (unas 300 de diferencia han asegurado fuentes municipales), ya que todos nos regimos por el mismo cuadro horario que además este año viene impuesto por ley".

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído