reportaje_banco_de_alimentos_jerez_01.jpg
reportaje_banco_de_alimentos_jerez_01.jpg

La FESBAL (Federación Española de Bancos de Alimentos) otorga a la delegación de Banco de Alimentos de Cádiz en Jerez la concesión de almacén distribuidor de los productos de la UE. La organización, que actualmente atiende a diez mil familias de Jerez y sus pedanías, aún no ha recibido por parte del ayuntamiento de Jerez la subvención correspondiente a 2014 con la que hace frente al pago de la nave donde se ubica, en la calle Minería.

El pasado 15 de abril la FESBAL (Federación Española de Bancos de Alimentos)  concedió al Banco de Alimentos de Jerez,  ser centro de distribución de alimentos de la UE. Hasta entonces, todas las asociaciones de la ciudad tenían que desplazarse hasta a Cádiz a recoger los alimentos. Ahora podrán hacerlo en la nave de la delegación jerezana ubicada en el Parque empresarial, Calle Minería, número 5. “Aunque la intención es trasladarse a otra nave de mayor dimensión porque la actual se queda pequeña para ese volumen de alimentos” afirma Antonio Villasán, responsable de la delegación jerezana del Banco de Alimentos.

El año pasado la organización repartió 287.000 kilos de alimentos procedentes de fondos europeos y más 159.000 que obtuvieron con recursos propios. En total, 450.000 kilos, distribuido entre las 65 asociaciones a las que abastecen. Éstas, a su vez, se encargan de repartirlos entre las 10.000 familias que se encuentran en situación de extrema necesidad. El censo de beneficiarios está siendo actualizado por el FEGA, organismo responsable de la ejecución de los Planes de ayuda alimentaria a las personas más necesitadas de la Unión Europea.

Los bancos de alimentos  procesan dos tipos de alimentos. Por un lado, los llamados de recursos propios que son alimentos que se recogen en campañas de recogidas, operaciones kilo, los que vienen de empresas y particulares. Por otro, los  coloquialmente llamados alimentos de la UE, “son alimentos que a través de un programa operativo de la Unión Europea, el actual es el plan 2014-2020, el gobierno español adquiere alimentos a diferentes proveedores nacionales para ponerlos a disposición de los dos centros de distribución a nivel nacional que somos El Banco de Alimentos y La Cruz Roja”, explica Villasán.

Ante la polémica surgida a raíz de la exclusión de varias organizaciones, como la Asociación de Mujeres por la Igualdad y el Progreso, de la Red de organizaciones que reparten alimentos creada por el consistorio, el responsable del Banco de Alimentos de Jerez, prefiere mantenerse al margen. “El Banco de Alimentos es un organismo apolítico y aconfesional. No tenemos ningún tipo de ideología política ni confesional de ninguna forma. En el listado de asociaciones a las que atendemos, hay de todo tipo”. Sin embargo, aunque se abstiene de decir si considera que esta asociación debería o no debería ser incluida añade que “nosotros hemos sido invitados por el ayuntamiento. Por nuestra parte seguiremos atendiendo a las asociaciones sí o sí, estén en el convenio o no, porque es nuestra obligación, otra cosa es lo que considere el ayuntamiento”.

"El Banco de Alimentos es un organismo apolítico y aconfesional"

En el listado de las 65 organizaciones a las cuales el Banco de Alimentos de Jerez suministra alimentos se encuentran inscritas instituciones de “todo tipo”: Cáritas, iglesias evangélicas, centros de acogida, asociaciones de vecinos y conventos. La cantidad de alimentos que reciben varía en función del número de beneficiarios. “Hay asociaciones que tienen 400 beneficiarios y otras que tienen 18. Empezamos por la número uno de la lista, acabamos por la 65 y volvemos a empezar por la número 1”, aclara Antonio Villasán, resquebrajando cualquier margen de duda sobre la politización de esta organización. Además, cuenta que aspiran a captar más socios porque “tenemos muy pocos ingresos procedentes de unos noventa socios, pero la situación no es fácil en Jerez. El Ayuntamiento está como está y, aún en el mes de abril de 2015, no hemos recibido la subvención de 2014 para hacer frente al pago de la nave”.

Supervisión y concienciación

La delegación del Banco de Alimentos de Jerez, cuenta con un Área de Asociaciones. Se trata de un departamento compuesto por personas que visitan las diferentes asociaciones, con el objeto de hacer un seguimiento de esos alimentos, comprobando que toda la documentación de la organización esté en regla, que cumplan los requisitos para el mantenimiento de los alimentos y que los expedientes de cada beneficiario contengan la documentación. “Lo hacemos por obligación, no por falta de confianza. Somos responsables subsidiarios hasta el último momento de los alimentos que entregamos”. En este sentido, una de las novedades introducidas por el gobierno español a través del Ministerio de Agricultura exige un volante de derivación de un trabajador social colegiado, público o privado, con el fin de verificar la familia a la que se le están dando una serie de alimentos cumple los requisitos para recibirlos.

Además de la colecta y distribución de víveres, el Banco de Alimentos de Jerez organiza campañas de sensibilización en colegios y en la UCA. Villasán entiende que el futuro de la sociedad radica ahí. “Necesitamos aliados. La idea no es contar lo mala que es la situación, sino la creación de una mesa de trabajo común donde se ha invitado a las asociaciones más importantes de Jerez como Cáritas, Cruz Roja, Oxfam Intermón y Proyecto hombre”.

 

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído