Una pieza de ocho cuentas se trasladará al Museo Arqueológico Provincial de Córdoba del 9 de enero al 12 de febrero de 2017.

La pieza de ocho cuentas de cornalina del Museo Arqueológico de Jerez estarán presentes en la exposición Contactos comerciales Mediterráneos durante el II Milenio A.C., que acoge el Museo Arqueológico Provincial de Córdoba del 9 de enero al 12 de febrero de 2017. Para muchos investigadores estas cuentas, de muy pequeño tamaño y fabricadas en un material exótico e inexistente en la Península Ibérica, atestiguan la existencia de contactos con los primeros navegantes fenicios llegados a las costas gaditanas en un momento desde mediados del siglo IX a mediados del VIII a.C., aunque para otros, formaron parte del intercambio comercial del II milenio a. C. previo a la llegada de los fenicios.

Las cuentas de collar o colgantes en cornalina –cuarzo criptocristalino variedad de calcedonia–, dependiendo de la orientación tienen forma de cápsula de loto una vez fecundada cuando pierde los pétalos o recipiente en forma de botella. Dos de las piezas se conservan completas y presentan en la parte más estrecha la característica perforación para ser engarzadas.

La aprobación de este préstamo temporal se lleva a cabo tras la petición de trasladar dichas cuentas a las instalaciones del museo cordobés efectuada por José Clemente Martín de la Cruz, catedrático de Prehistoria de la Universidad de Córdoba. Según el informe técnico de la dirección del Museo Arqueológico de la ciudad, no existe ningún inconveniente para el préstamo de las piezas solicitadas ni la ausencia temporal de estas en la exposición permanente del museo.

Tal y como describió el profesor Mariano Torres Ortiz, del departamento de Prehistoria de la Universidad Complutense, en el documento de la pieza del mes de abril de 2013 “en el yacimiento de Mesas de Asta, emplazamiento de la romana Asta Regia, se han recuperado dos colgantes de cornalina en forma de cariópside de loto o de adormidera, uno de ellos hallado en la campaña de excavación efectuada por don Manuel Esteve Guerrero en 1942 y otro en la prospección intensiva llevada a cabo por personal del Museo Arqueológico de Jerez en 1993.” 

En los antiguos fondos del museo también existe un tercer ejemplar sin procedencia exacta, pero que podría tener el mismo origen. Respecto al origen de estas piezas, el profesor Torres destaca que “la materia prima con la que se han fabricado estos objetos, la cornalina, no existe en la Península Ibérica, pero sí es muy abundante en Egipto donde probablemente se fabricaron estos objetos o desde donde se exportó a las ciudades costeras fenicias donde fueron convertidos en las cuentas que los arqueólogos hemos recuperado en la actualidad”.

Sobre el autor:

claudia

Claudia González Romero

Periodista.

… saber más sobre el autor

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Lo más leído