El 3 de enero comenzará una huelga de basura si el Ayuntamiento no lo remedia

basura 2.jpg
basura 2.jpg

El comité de empresa de Urbaser, la concesionaria del servicio, anuncia un nuevo parón para instar al gobierno local a restaurarles el convenio que tenían en 2011.

Nada menos 21 días duró la huelga del servicio de recogida de basuras que sufrió la ciudad en 2012. Los trabajadores de Urbaser, la concesionaria encargada de realizar este servicio, realizaron un parón para protestar por el despido de 125 operarios que pretendía ejecutar la empresa. Tras tres semanas de contenedores incendiados, ratas por las calles y altercados de todo tipo, hubo acuerdo. Los 4,5 millones de euros menos presupuestados para este servicio para el ejercicio 2013 –entonces con el PP en el gobierno local– se amortiguaron con una reducción salarial del 10% –un millón de euros–, una bajada de los pluses a la plantilla –dos millones– y un 20% menos de financiación para Urbaser –un millón–. Ahora, tres años después, y a punto de cumplirse los tres años del convenio que supuso el fin de la huelga, la plantilla amenaza con comenzar otra.

La fecha marcada en rojo en el calendario es el 3 de enero. Si antes de ese día no se llega a un acuerdo con Ayuntamiento y concesionaria, la plantilla iniciará una huelga indefinida para forzar una nueva revisión del acuerdo. O mejor dicho, para volver a disfrutar del que tenían en 2011, sin la rebaja de los 4,5 millones de euros que realizó el PP. El comité de empresa de la concesionaria asegura que lleva casi dos meses intentando hablar con el Ayuntamiento y con la dirección de la Urbaser y que está “abierto a cualquier propuesta”, eso sí, señalando que “la merma en el Presupuesto la asumimos los trabajadores”, y ahora no van a asumir, apuntan, “ni un euro más”.

La plantilla, aseguran, está “muy mermada” –“los barrios no se barren”– y de los 400 trabajadores que la componen unos 45 están de vacaciones todos los meses, por lo que no dan abasto. “En Cádiz hay dos o tres veces más trabajadores”, indican desde el comité de empresa. Por eso piden volver a estar como en 2011, o sea, que las vacaciones del personal fijo se concentren los meses de verano –y no durante todo el año como ahora–, que se cubran las bajas por enfermedad y jubilaciones.

El conato de huelga, el primero al que se enfrenta el ejecutivo socialista desde que accediera a la Alcaldía, dependerá de la partida que destine el Ayuntamiento para este servicio en el Presupuesto de 2016, en el que está trabajando el gobierno local –está “muy avanzado” llegó a decir el responsable de Economía hace una semana–. “La plantilla ha cumplido con lo que se le pidió, el Ayuntamiento y la empresa, no”, denuncian los representantes de los trabajadores de Urbaser, que tensan la cuerda en plena campaña electoral de las generales y amenaza con una huelga en puertas del día de Reyes.

Nada más acabar la rueda de prensa en la que el comité ha anunciado la "mala noticia", ha entregado el “anteproyecto del convenio” a la empresa y esperan que los reciba el Ayuntamiento. El presidente del comité, Juan Carlos Conesa, enseña un recorte de la entrevista realizada a Mamen Sánchez en lavozdelsur.es el pasado mes de junio, donde decía: "Lo de Urbaser no lo entiendo como una renegociación; Hay que pasar a la situación de regularidad que tenían anteriormente; a esos trabajadores no se les puede exigir más". ¿Y la alcaldesa qué dice ahora? Conesa asegura que le comunicó por WhatsApp la situación y le contestó: “Lo miro. Nos vemos”. 

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído