Los agresores aprovecharon que el negocio ya había cerrado y que las víctimas estaban solas en el local para actuar.

El propietario de un bar de San Joaquín y uno de sus empleados se encuentran en estado grave en el hospital de Jerez tras recibir una paliza la noche del pasado jueves.

Según informa Viva Jerez, el hecho se produjo cuando el negocio ya había cerrado y ambos se encontraban recogiendo. Fue en ese momento cuando entraron los agresores. Uno de los heridos se encuentra grave en la UCI con rotura de bazo y de varias costillas, mientras que el otro ha tenido que ser intervenido. 

Al parecer, los autores de la agresión ya habían ocasionado molestias unos días antes, siendo reprendidos por el dueño, muy conocido en el barrio ya que su negocio, el 'Tabanco Paulo', suele ser uno de los más concurridos de San Joaquín.

 

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído