Un coro en el Carnaval de Cádiz en una foto de archivo.
Un coro en el Carnaval de Cádiz en una foto de archivo.

Tres agrupaciones ilegales acusan a los establecimientos contratantes de no cumplir lo estipulado. Los empresarios, por su parte, pondrán el caso en manos de sus abogados.

Un enfrentamiento entre agrupaciones ilegales y hosteleros ha desatado la primera polémica del carnaval callejero. Los hechos tuvieron lugar el pasado domingo, día en el que se celebraba la Ostionada Popular en Cádiz. Una serie de establecimientos situados en el Mercado de Abastos decidieron contar con la participación de tres callejeras para amenizar la jornada en la zona y atraer al público hasta allí.  Según exponía una de las integrantes de una de estas agrupaciones en su cuenta de Facebook, "el trato acordado era cantar en tres puntos de la calle por 200 euros cada agrupación, desde las tres de la tarde hasta las seis". Sin embargo, según los hosteleros, las agrupaciones tenían que cantar en las puertas de los cinco locales a partir de la hora establecida. "Resulta que llegan a las 15:30 y empiezan a cantar a las 16:00. Nosotros habíamos citado a nuestros clientes a las 15:00, así que a las 16:00 ya habíamos creado un problema en nuestros locales", expone uno de los empresarios.  

Las versiones de ambas partes coinciden en que una de las agrupaciones se negó a cantar en la puerta de uno de los locales. "Ante esta negativa nos reunimos con la persona con la que acordamos la actuación e intentamos llegar a un acuerdo, ya que vemos que no se está cumpliendo lo acordado, y no se cumple por un problema de comunicación y de seriedad. No cumplen lo estipulado al llegar tarde", añade otro de los hosteleros. Los empresarios proponen pagar la mitad del dinero pactado. "A partir de aquí todo empieza a coger un camino un poco complicado, por parte de dos integrantes de uno de los grupos. Cuando se va, nosotros nos quedamos hablando y surge la iniciativa de pagar 50 euros más para que nadie quede descontento".  

"Al ver que no habían visto un incremento en sus ventas, decidieron incumplir"  

Por su parte, la integrante de la callejera Si huele a marea vacía, es cosa mía considera este trato como "deleznable". Critican las formas con las que fueron tratadas y señalan que le ofrecieron esos 50 euros de una manera poco acertada y ofensiva "al comprobar nuestra indignación y asustarse por nuestras promesas de hacerle una publicidad nefasta y negativa". Tras el gran revuelo que ha tenido lo acontecido, las otras dos agrupaciones también han querido esclarecer los hechos en sus perfiles sociales. Ambas coinciden en que fueron tres los puntos acordados para cantar y no cinco, tal y como mantienen los empresarios.  

"Pongamos por ejemplo que pido una ración de chocos, me como la mitad y decido pagarle la mitad. ¿Sería justo?"

Desde la chirigota callejera Se llama cópula, reconocen que una de las agrupaciones llegó tarde, por lo que se retrasó la hora de comenzar. "En ningún momento a esta chirigota se le insinuó que no se cobrara. Vista la desorganización por parte de los bares entre ellos, ya que todos querían que se cantará en sus puertas, pero solo se nos comunicó tres puntos, la tensión subió y todos nos fuimos crispando un poco. Tras una larga y tensa charla, a nosotras vinieron a darnos 50 euros, de buenas maneras y pidiendo disculpas por la tensión y malos entendimientos". "Con esto —añaden— solo decir que quizás no es justo que cobráramos menos de lo acordado, pero a nosotras no nos faltaron el respeto y valoraron el trabajo que hay detrás de una chirigota". 

La tercera agrupación, No tenemos un durum, ha querido apoyar a sus compañeras contando su propia experiencia. "Una vez cobrados los 100 euros, les comunicamos a los representantes de los bares, que estos hechos se harían públicos. Ante esta situación, nos dan de mala manera 50 euros más para intentar contentarnos, algo que sigue sin ser lo acordado y que, aun así, entendemos que nos siguen debiendo 50 euros". Este grupo mantiene que las callejeras sí que cumplieron con lo acordado y que "los representantes de los distintos establecimientos que participaron, al ver que no habían visto un incremento en sus ventas, decidieron incumplir". "Pongamos por ejemplo que pido una ración de chocos en cualquiera de los bares participantes, me como la mitad porque no tengo más hambre y decido pagarle la mitad. ¿Sería justo?", concluyen.  

"Nuestro ánimo nunca fue el no pagar, sabemos del esfuerzo que han hecho"

Los dueños de los cinco establecimientos implicados —que no son otros que El Merodio, Bajamar, la Auténtica, El Viajero del Mercado y Dosabores—, están preocupados ante esta situación. "Nuestro ánimo nunca fue el no pagar, porque es un beneficio tanto para ellos como para nosotros, y sabemos del esfuerzo que han hecho. Incluso habíamos acordado previamente que si ese día llovía y se cancelaba pagaríamos la mitad del dinero", señalan. Lamentan este desagradable episodio, ya que "hay insultos, se nos llama rateros y otra serie de cosas; ahora estamos en boca de todos sin comerlo ni beberlo. Es un golpe bajo a gente que les ayuda". Han recurrido a los abogados de Horeca para que sean ellos quienes se ocupen del tema en el caso de que sea necesario "porque esto ha sido injusto".  

"Parece una rabieta de las que todos hemos tenido de jóvenes sin saber todo lo que va a desencadenar después"

"Creemos que es responsabilidad de ambas partes, no buscamos culpables. Cuando algo sucede y hay varias partes implicadas es por algo, puede haber un malentendido o cualquier cosa. Pero hablando todo el mundo se entiende", manifiesta uno de los empresarios. "Parece una rabieta de las que todos hemos tenido de jóvenes sin saber todo lo que va a desencadenar después". Mantienen que ellos no han faltado el respeto a nadie y que "desde el principio comprendemos el trabajo de ellos y el esfuerzo y no se les ha negado nada. Dentro de ese grupo sólo fueron dos personas las que vinieron de malas maneras. El resto se mantuvieron al margen. La realidad es que no nos hemos negado a nada, hemos cumplido. Nosotros con nuestro trabajo revertiremos la situación siempre desde el respeto".  

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído