Detenidos dos trabajadores de la cementera Holcim por querer quedarse con cocaína que debían destruir

Agentes de la Guardia Civil han detenido al jefe de turno y a un ayudante de la Fábrica de cementos Holcim, en Jerez, tras ser sorprendidos al intentar, presuntamente, apropiarse de una parte de los 18 kilos de cocaína que debían destruir en el horno de la cementera. Existía una orden judicial para que la droga fuera destruida. El jefe de turno es un varón de unos treinta años, trabajador de Holcim desde hace al menos diez años.

Según informa el periodista Paco Méndez, de Canal Sur, la detención se produjo el pasado viernes "cuando la Guardia Civil procedía, con la ayuda de estos trabajadores, a introducir la droga en el torno Dopol; es decir, la chimenea por la que se arrojan los materiales que caen al horno de la fábrica. Según fuentes próximas a la cementera Holcim, los agentes de la Guardia Civil sorprendieron al jefe de turno y a su ayudante manipulando la droga en uno de los diferentes niveles que tiene la chimenea".

Ambos trabajadores fueron trasladados en ese momento a los calabozos de la Guardia Civil de Jerez. Según las fuentes consultadas por el periodista, "aseguran que desde hacía algo más de un año se sabía que había problemas durante la destrucción de la droga que se destruye en esta fábrica de cementos situada en el término municipal de Jerez". En este momento hay una investigación abierta por lo que no se descartan nuevas detenciones.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído