comisaria_03.jpg
comisaria_03.jpg

Utilizó sus identidades para solicitar en su nombre créditos rápidos para poder disfrutar de las cantidades monetarias.
 

La Policía Nacional ha detenido en Jerez a una mujer de 29 años de edad como presunta responsable de los delitos de estafa, usurpación de estado civil y falsificación de documento mercantil y civil. La detenida utilizó la identidad de clientes y compañeros de la empresa donde trabajaba para solicitar en su nombre créditos rápidos para poder disfrutar de las cantidades monetarias.

Mientras tanto, las víctimas, que eran ajenas a los hechos, eran reclamadas por las entidades financieras para cobrar las deudas por el impago de los por créditos, según ha explicado la Policía en una nota.

La investigación comenzó tras la denuncia de una de las víctimas, que acudió a la Comisaría para informar de que una entidad financiera especializada en la concesión de créditos rápidos le reclamaba la cantidad de 2.500 euros, un importe que no había solicitado ni disfrutado.

Fruto de las gestiones realizadas, los investigadores identificaron a la presunta autora, que resulto ser una antigua compañera de trabajo de la victima.

Las pruebas recogidas por los agentes indicaban que la joven había aprovechado su puesto en el área de administración para realizar copias ilícitas de la documentación que los clientes que solicitaban financiar sus compras debían aportar, tales como Documentos Nacionales de Identidad y cartillas bancarias.

También habría aprovechado el acceso del que disponía a los programas informáticos de gestión de personal para hacerse con copias de las nóminas de sus propios compañeros, así como de sus documentos y tarjetas de identidad.

Una vez con esos documentos en su poder la detenida hacía uso de los equipos informáticos del que disponía en su domicilio, con los que supuestamente modificaba y falsificaba los documentos, por ejemplo cambiando la identidad de sus titulares. Acto seguido usurpaba la identidad de sus víctimas y contrataba créditos de los denominados "rápidos" a empresas especializadas del sector.

La investigada habría consumado tres hechos de similares características y otras 16 operaciones de crédito se encontraban a la espera de su autorización, las cuales han sido paralizadas antes de ser concedidas.

En el momento de la detención se halló en poder de la imputada una tarjeta de crédito expedida por una cadena de supermercados por un valor de 3.000 euros que estaba a nombre de otra de sus excompañeras de trabajo y que la detenida había conseguido de la misma forma ilícita.

Finalmente, la Policía ha indicado que la investigación ha servido para que las deudas de todos los afectados hayan sido condonadas por parte de las entidades de crédito, ya que ha quedado demostrado que todos ellos eran víctimas de la detenida y desconocedores de sus acciones.

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído