coche.jpg
coche.jpg

La joven de 27 años, natural de Sanlúcar, ingresaba este miércoles por la tarde en la cárcel sevillana de Alcalá de Guadaíra tras ser detenida por la Guardia Civil en Chipiona.

El pasado sábado, 13 de enero, en torno a las 10:00 horas en la carretera Lebrija-Trebujena, cerca de esta última localidad gaditana, un ciclista fallecía y otro quedaba herido de gravedad mientras que el conductor del vehículo se daba a la fuga. Este miércoles, cuatro días después, una joven sanluqueña de 27 años ingresaba en la cárcel sevillana de Alcalá de Guadaíra después de que el Juzgado de Instrucción número 1 de Lebrija ordenara su ingreso preventivo tras ser detenida por la Guardia Civil en Chipiona acusada del atropello de los dos ciclistas.

Según publica lavozdigital.es Según, la chica está acusada de varios delitos. Además de por conducir el el vehículo que acabó con la vida de José María Falcón, conocido cariñosamente como ‘Peche’, e herir de gravedad a Francisco G., dándose a la fuga, también se le imputan al menos los delitos de denuncia falsa y obstrucción a la justicia. Por ello, tras declarar durante más de dos horas, fue llevada a la prisión sevillana donde permanecerá a la espera de que se celebre el juicio.

El equipo de atestados de la Guardia Civil de San Juan de Aznalfarache se hizo cargo de la investigación. Las piezas del coche que quedaron tiradas en la carretera además de otros indicios han sido claves para localizar a la presunta autora del atropello. Se buscaba un Peugeout 207 con el lateral y el frontal gravemente dañados. Finalmente, tras las pesquisas realizadas, el coche se localizó en una nave que servía de taller en la zona de las Tres Piedras donde la joven fue detenida.

Como han indicado las fuentes consultadas, al parecer, horas después de la colisión, la presunta autora de los hechos presentó una denuncia por daños en su vehículo en la Policía de Sanlúcar, presumiblemente, para poder presentarla al seguro. Y después, llevó el coche a reparar. Ante la juez, la joven mantuvo que se quedó dormida y que al parar 80 metros más adelante y no ver “nada”, siguió su marcha.

También están imputados como supuestos cómplices y colaboradores necesarios, su hermano, una amiga y el propietario del taller.

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído