pintadas_plaza_mina.jpg
pintadas_plaza_mina.jpg

La plataforma online Cádiz Abandonada comparte fotografías de las diferentes zonas afectadas de la ciudad tras la semana de fiestas. 

El Carnaval de Cádiz se ha convertido en una fiesta de interés turístico internacional, por lo que cada vez recibe una mayor avalancha de turistas y visitantes de otras localidades limítrofes. Con esta gran afluencia de gente en la ciudad, no sólo se multiplica la suciedad sino también los actos vandálicos. Desde la plataforma online Cádiz Abandonada denuncian una serie de pintadas y destrozos producidos durante la semana de fiestas. 

De esta forma, han contabilizado grafitis en la fachada del Museo de Cádiz y sobre la piedra ostionera de la casa de Pinillos en la plaza de Mina, en la calle General Luque esquina con San Francisco, en el monumento a Emilio Castelar en la plaza de Candelaria, en la Alameda Apodaca o en la fachada de la Catedral. También el monumento a Moret en San Juan de Dios y la fachada del oratorio San Felipe Neri han sufrido los ataques con serpentina de aerosol que, además de contaminar sobremanera y ser peligrosos para los niños por su inflamabilidad, ensucia paredes y esculturas. 

Por su parte, el Ayuntamiento de Cádiz ha comenzado a revisar todos estos actos vandálicos y, poco a poco, el equipo de mantenimiento de la ciudad irá limpiando y adecentando las zonas afectadas. La propia plataforma online va recogiendo fotografías tanto de los desperfectos que encuentran en las calles como de sus peticiones atendidas. De esta forma, el pasado 13 de febrero compartían imágenes de unas pintadas realizadas sobre las basas de los triunfos de San Servando y San Germán en las Puertas de Tierra, obras genovesas del siglo XVIII, y dos días más tarde ya habían sido limpiadas. 

 

 

 

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído