"Tu me has dado tanto que he estado pensando, ya lo tengo todo. Pero... ¿y el anillo pa cuando?", suena en una de las casetas de la calle Lola Flores. Más adelante, en Manuel Soto 'Sordera', igual. JLo sigue el testigo de aquel Single Ladies de Beyoncé e insiste en la idea de que las mujeres estamos desesperadas por vestirnos de novia. "Las mujeres sabemos lo que nos toca, ¡si quieren todo eso que nos pongan la roca!", continúa la canción. "Nos han educado para casarnos y tener hijos", dice una mujer de La Barca que acaba de llegar del brazo de sus amigas al Real de la Feria del Caballo. "Y ahora, cuando hemos terminado de criar a nuestros niños, no nos perdemos ninguna", interrumpe otra. "Cuando mi novio se fue a la mili, mi madre me decía que le guardara el sitio y no salí de casa hasta que él regresó. Ahora se lo cuento a mi hija y las dos nos echamos unas risas", prosigue.

Como cada miércoles de Feria, las mujeres se unen, desplegando un abanico de diversidad, arte y alegría. Pero a raíz del movimiento #Cuéntalo, que impulsó la periodista Cristina Fallarás a través de las redes sociales a finales de abril provocando una cadena de testimonios donde las mujeres compartían episodios de abusos y agresiones sexuales, salimos por uno de los festejos de mayor normalización de estos delitos, como puede ser una Feria, para conocer más voces que han sufrido episodios de acoso callejero, maltrato psicológico o violación de manos de un familiar.

Mujeres del coro rociero La Estrella, de Nueva Jarilla. FOTO: MANU GARCÍA.

"Por lo pronto no nos ha pasado nada en la Feria, pero en el fin de semana de las motos sí", señala una valenciana que camina por el Paseo de las Palmeras junto a otras tres amigas. "Era andar y que te rodearan, un acoso callejero brutal", enlaza otra de ellas. "Nosotras simplemente seguíamos hacia delante, ni nos reíamos ni le hacíamos caso, porque entonces, es peor", agrega. Agobio, inseguridad, miedo..., son algunas de las sensaciones que experimentaron. "Si me ocurriera algo así, sola, estaría muchísimo más agobiada...", expresa otra de las amigas, al tiempo en que indica que de noche, en una mano 'desenfunda' el móvil, y en la otra, un juego de llaves.

En La Morá, una miembro del colectivo feminista portuense Las Tres Rosas cuenta que hace dos años, en la Feria de El Puerto, salió una noche a bailar con un grupo de amigas. "¿Dónde vais tan solitas?", les increpó un hombre. "Eramos muchas, pero para él parecía que estábamos solitas", incide con un gesto amargo. Pero el hombre fue a más, y no paró de tocarle el culo. Una y otra vez, y otra vez... "Bueno, no vamos a hacer un drama de esto", se dijo a sí misma. Por lo que prefirió ignorarlo y pedirle a sus amigas que abandonaran la caseta. "Tener que hacer eso solo porque un hombre crea tener el poder suficiente de tocarte el cuerpo...", denuncia. "Cosas como esta te hacen apuntarte a colectivos como el mío", agrega entre suspiros.

Mujeres montadas en un enganche el miércoles de Feria. FOTO: MANU GARCÍA.

En mitad del Real, tres amigas pasean en dirección a la puerta de los cacharritos. Dos de ellas, vestidas de gitanas, no tienen nada de que decir, pero la tercera sí. "En Fin de Año, un hombre me tocó el culo y me encaré con él. Y encima me dijo, espera, que voy a hacerte una foto para que venga una amiga a pegarte. Te manosea, le dices que no lo haga y encima el tío se enfada", comparte. Por la misma zona, las barqueñas confiesan que en estos días, temen por lo que les pueda ocurrir a sus hijas. "En el momento en que pasan las doce de la noche, la llamo", dice una de ellas. "Sí, la noche da miedo", repite otra.

Sentadas en uno de los bancos del Hontoria, dos amigas, una jerezana y una bilbaína, hablan de maltrato psicológico por parte de sus exparejas. "Es cierto que me he sentido forzada por el que entonces era mi pareja, para tener relaciones sexuales. De venir él borracho, querer tener sexo y forzarme a hacerlo cuando realmente yo no quería", relata una de ellas. "Yo tuve una relación muy fea y tóxica con un hombre", empieza a narrar la otra.

"Una vez, en una discoteca, el mejor amigo de mi novio —en aquel momento— me dijo que tenía que cuidar de mi novio, que tenía que ser más sensible y no salir tanto con mis amigas, porque le iba a perder... Yo tenía 17 años. No sabía qué decirle, pero él terminó dándome una cachetá en el culo y diciéndome: Venga, ve a arreglar las cosas con tu novio. Desde entonces, dejé de salir con mis amigas, cuando estudiaba en Sevilla, por volver a Jerez para estar con él. Y llegó un punto en que ni salía con mis amigas ni me apetecía salir con él... Y ahora pienso que una persona te haga depender de él, es maltrato psicológico...", termina.

Mujeres reunidas a los pies del templete municipal, en el miércoles de Feria. FOTO: MANU GARCÍA.

Finalmente, según una macroencuesta sobre violencia de género en España, en 2015, realizada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, solo el 18% de los casos de violación son a manos de un desconocido, mientras que en ocho de cada diez, son por parte de un conocido (47,1%) o un familiar (23,2%). Por eso no debe ser identificado como un caso aislado el testimonio de una joven gaditana que cuenta cómo su tío abusó de ella en una noche, cuando ella tan solo tenía 11 años, cuando dormía junto a él y sus primos. "Cuando sentí sus manos tocando mis zonas íntimas, me asusté. Me manoseó todo el cuerpo y yo no supe reaccionar". Cuenta hierática.

Aunque tradicionalmente el miércoles de Feria es el Día de la Mujer —lo mismo que el de los hombres es el martes— este año desde lavozdelsur.es no solo queremos reivindicar la voz de la mujer en esta jornada tan especial de palmas, cante y pataítas. También queremos mostrar esa parte cruda y sangrante que no se ve, porque aunque a veces no se verbalice, todas, en algún momento de su vida, se han sentido ninguneadas, vejadas, sexualizadas, humilladas, agredidas... Y en este miércoles de Feria, aprovechan para engalanarse en sus trajes de flamenca para, con la sororidad como arma, alcanzar su sitio y todo el poderío que el sistema les arrebata a diario.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído