Una visita al campo de La Juventud el día que el Xerez CD pudo ascender matemáticamente a la cuarta categoría del fútbol español. Al final, la sufrida afición azulina deberá esperar una semana más.

Pudo haber sido pero no fue. El Ciudad de Lucena cumplió en Cartaya (0-4) y deja la emoción para la última jornada de la División de Honor Senior de Andalucía. Sin embargo, tras la victoria contra el Chiclana CF de este pasado domingo, al Deportivo sólo le hace falta puntuar para ser equipo de Tercera División. O eso parece. La deuda millonaria que arrastra el club (más de 10 millones de euros sólo a Hacienda) puede ser un impedimento para el ascenso deportivo. Nada nuevo en el seno del xerecismo. En 2013, el Xerez CD descendió deportivamente a Segunda B y administrativamente a Tercera. El presidente y dueño del equipo, Ricardo García, y los accionistas no hacen acto de presencia en un club que mantienen a duras penas y partido a partido algunos socios desinteresados.

Entramos en el estadio de la Juventud. El sorteo de un balón nos sorprende: "Si no colaboras, no vamos a poder pagar al árbitro; así estamos". Una mesa con merchandising del Deportivo le sigue. Las entradas con las que se accede al campo son las mismas que imprimía el club cuando jugaba en la Liga BBVA. "No hay un duro, pero aquí estamos". La grada empieza a teñirse de azul y blanco. En el bar del estadio se despachan cervezas y copas largas. La estampa recuerda a un fútbol de otro tiempo. "Yo voy a los dos", nos comenta un aficionado. Le preguntamos si es posible el ascenso. "No lo creo, esto no tiene solución, este ascenso no sirve de nada, no tiene futuro, es la realidad", se lamenta. Su compañero le contradice: "El año que viene ya veremos". Discuten amistosamente entre ellos. "El Xerez se merece el ascenso porque está haciendo una temporada espectacular, al que le gusta el fútbol viene, pero yo no creo que esto sirva. Tengo entendido que este año ha podido competir porque algunos socios han puesto algo de dinero".

Sobre la unión del Xerez Deportivo FC con el Xerez CD el debate roza lo nostálgico: "La unión histórica deseada siempre ha sido la del Industrial con el Xerez y ahora..." Y reprochan al 'efecé' su propia situación deportiva: "Lo que no se puede hacer es gastar 3.000 euros cada vez que juegas en Chapín; ahora dicen que se han equivocado". Otro aficionado interviene: "Yo creo que el Xerez había que apoyarlo, yo estoy con mi equipo hasta el final; mientras haya  vida hay esperanza y hay mucha gente que ha tomado una decisión equivocada, que ha provocado una separación de la afición". Frente a una posible solución nos indica que "todo puede solucionarse menos la muerte". Pero, ¿cómo? Nos comenta que "hay que buscar la unión de alguna manera, el equipo puede ascender a Tercera, pero la ciudad tiene que volcarse con él. Sería deseable que los xerecistas volvieran".Por su parte, el socio número 2 del Xerez Club Deportivo, José Páez Morilla, nos habla con una sinceridad reveladora: "Yo vengo al Xerez de toda la vida. He jugado al fútbol toda mi vida, con Rafa Verdú, y ni conozco a Ricardo García ni lo voy a conocer. Posiblemente esto no tiene solución, si tiene que morir, morirá. Pero hasta que muera aquí estaremos y ayudamos en lo que podemos", afirma con rotundidad. "Yo creo en las palabras de Vargas, nuestro entrenador: el Xerez estará vivo en Tercera, en Segunda B y en cualquier sitio donde esté". Le preguntamos por el 'efecé': "Mira al Cádiz, o a otros equipos que han pasado por una situación similar... ¿Te imaginas que los aficionados del Cádiz hubieran sacado otro equipo? O los del Racing, o los del Hércules... El tiempo nos ha dado la razón. El dinero no lo es todo, para lo bueno y para lo malo. Nosotros tenemos unión con nuestra pequeña afición y con nuestro equipo, a la vista está".

El balón echa a rodar y el Xerez domina el encuentro. Hay tensión en el ambiente. Los cánticos contra el Chiclana recuerdan a los que en otro tiempo se cantaban contra el eterno rival. Minuto 24. Una jugada por la banda izquierda desborda al Chiclana, tras el centro el remate da en el poste y el rechace lo materializa en gol Juan Benítez. Los jugadores se acercan a los aficionados y la grada se viene arriba. Un buen fútbol hace acto de presencia. Algunas caras conocidas, de socios históricos y de jugadores de leyenda del Deportivo como Jesús Mendoza —hace un par de años entrenador— ven el partido desde la grada.

La segunda parte es más de lo mismo. El Chiclana, que se juega el descenso, no pudo con un Xerez CD que le hizo el segundo en el minuto 59. David Narváez sentencia el partido. Poco después, unos cuantos aficionados se ven envueltos en una pequeña trifulca en la puerta del estadio que da a la Avenida de Blas Infante. "La gente siempre igual", comenta un aficionado en la grada. A él le preguntamos por la situación del club. Nos comenta que él sigue más al Xerez Deportivo FC pero que no es socio de ninguno de los dos: "Que yo siga al 'efecé' no significa que este no sea mi equipo; me gustaría que ascendiera, yo no estoy de acuerdo con lo que hacen, voy más con los ideales del 'efecé' pero soy xerecista".

Otro conocido aficionado en el seno del xerecismo, Fali Abad, nos habla de su vinculación con el xerecismo, que se remonta a cuando tenía tan sólo cuatro años. "He mamado el xerecismo en mi casa, soy xerecista, y desde que pasó lo que pasó me he encontrado entre cielo y tierra, y lo que intento siempre es volver a crear el espíritu del xerecismo". Ante la situación, Fali se lamenta, "yo siempre intento unir ambos sentimientos, lo que no me puedo creer es encontrarme con 500 personas en un partido en el que el Xerez se juega el ascenso y entrar en el estadio sin nadie por delante mía". "Yo soy un romántico que creo en el revivir del espíritu del fútbol jerezano; yo me siento xerecista y son mis colores; he ido siguiendo los dos, aunque románticamente me puede mucho el Xerez CD por su escudo".

Ante la rivalidad de ambos clubes manifiesta en los derbis disputados este año durante el transcurso de la División de Honor Senior, no da crédito: "A mí me mató aquello, lo pasé fatal, es como si me hubiera dejado mi novia; yo tengo amigos en uno y otro lado y el hecho de hablar ya de 'bandos' en Jerez no me parece normal". "El espíritu futbolístico en Jerez está muerto, lo importante es la hermandad, y contribuir, llámame romántico, a que este espíritu vuelva a nacer", recalca. Le preguntamos si puede contribuir el ascenso a revivir ese "espíritu futbolístico" en la ciudad. Suspira y afirma: "Yo, por desgracia, no creo que vaya a contribuir... fíjate cómo está la grada".

El Xerez CD sólo necesita puntuar en Lora del Río para ascender a Tercera División, pero su futuro es una incógnita. En la ciudad de los tres equipos —Deportivo, 'efecé' e Industrial—, es un equipo pedáneo, el CD Guadalcacín, quien está en una división superior —Tercera— desde hace varios años. Hace tan sólo siete, el fútbol movilizaba en Jerez a casi 20.000 personas los fines de semana con el Xerez CD en Primera División y el Jerez Industrial en Segunda División B. Hoy la situación es bien distinta. "Todo esto se está cargando el fútbol en Jerez y es una verdadera pena, no se puede permitir, hay familias hasta divididas entre el 'efecé' y el Xerez CD", nos comenta otro aficionado. "La solución pasa porque todos rememos para el mismo lado".

Sobre el autor:

Sebastián Chilla.

Sebastián Chilla

Jerez, 1992. Graduado en Historia por la Universidad de Sevilla. Máster de Profesorado en la Universidad de Granada. Periodista. Cuento historias y junto letras en lavozdelsur.es desde 2015. 

… saber más sobre el autor



Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Lo más leído