Los CEIP La Paz y Gibalbín reivindican frente a la delegación territorial de Educación la paralización de la modificación de líneas prevista.

El colectivo de padres del CEIP Nuestra Señora de la Paz y la AMPA del CEIP Gibalbín reivindican un cese en el cambio de líneas, que entrará en vigor el 1 de marzo de este año, frente a la delegación territorial de Educación en Cádiz. "Fuimos para que nos recibiera el delegado territorial, Juan Luis Belizón, porque deseamos reunirnos con él. Tenemos muchas dudas que queremos preguntarle", manifiesta Chari Sierra, de la asociación de madres y padres del colegio Gibalbín. Este no es el único centro educativo que busca mantener un encuentro con Belizón, ya que los CEIP Lomopardo, Nuestra Señora de la Paz y La Ina también están a la espera de que el delegado les reciba. "Belizón, Belizón, no al cambio de adscripción", gritan durante la manifestación. "Queremos que se reúna con nosotros aquí, en nuestro colegio, para que vea nuestra realidad y escuche a los padres. Creo que este cambio de adscripción se debe a una falta de conocimiento sobre la zona", expresa Susana Corredera, delegada de Medio Rural y presidenta de la AMPA del colegio La Ina. 

El CEIP Lomopardo, por problemas de transporte para llegar a la capital de la provincia, ha decidido manifestarse durante una hora y media en las puertas de su propio centro. "El efecto no ha sido el mismo, pero de la concentración han salido ideas, ya que hemos mandado un escrito para que nos acepten cortar la carretera que va de camino a Algeciras el 15 de febrero, para llevar a cabo una manifestación desde Los Albarizones hasta Lomopardo", informa Susana Busto, miembro de la AMPA del CEIP Lomopardo. No obstante, los dos centros que han protagonizado la sonora protesta en Cádiz, no lograron conversar con Belizón. "Nos dijeron que no se encontraba dentro, y en su lugar salió el jefe de inspección", comenta Chari Sierra. "Él nos dijo que no tiene nada que ver con ello, pero que le transmitiría al delegado nuestras inquietudes", destaca José Manuel Estudillo, portavoz del colectivo de padres del colegio de La Paz. Si bien Juan Luis Belizón todavía no ha mantenido una reunión con los colegios más afectados por el cambio de líneas, sí se ha pronunciado en una entrevista realizada por LaFM avanzando que su delegación no realizará modificación alguna sobre los planes previstos para los centros de Jerez. Estudillo insiste sobre la mala ejecución de dicho procedimiento: "Aquí la decisión de los padres no se ha tomado en cuenta". "Hemos manifestado ya en varias ocasiones —con el jefe de Planificación y el jefe de Inspección— que lo lógico, lo que dicta la ley en caso de necesidad, es que se permita utilizar dos adscripciones y no una. Y este argumento no nos lo han rebatido porque saben que es cierto, que las leyes están ahí", explica. 

Estos cuatro centros educativos desean que las instituciones públicas conozcan de primera mano las consecuencias del cambio de adscripción. El CEIP Nuestra Señora de La Paz corre el riesgo de "morir", y los alumnos no disponen de un autobús para poder acudir al IES Padre Luis Coloma, su nueva conexión según el nuevo plan. El CEIP Lomopardo, que concentra alumnos de ocho barriadas rurales —Cañada de León, Palomar, Rajamancera, La Ina, Las Pachecas, El Mojo, El Bardío, Lomopardo, Albarizones y Finca del Toro— quiere mantener su conexión con el IES Fernando Quiñones y no desplazarse casi 40 kilómetros más para ir a un instituto de La Barca. El CEIP La Ina se encuentra en esta misma situación, y el colegio de Gibalbín presenta un rompecabezas mayor.

Chari Sierra, presente en la protesta frente a la delegación territorial de Educación en Cádiz, comparte que el centro de sus hijos comenzó a tener problemas semanas antes de que se iniciara el curso 2016-2017. "Dijeron que no nos iban a quitar a una profesora de refuerzo y que tampoco estaban en peligro las clases de primero y segundo de la ESO que alberga el centro desde siempre", declara. "Sin embargo, una semana antes de que comenzaran las clases nos quitaron a la profesora de PT —clases de refuerzo— y un día antes nos comunicaron que los alumnos matriculados en Secundaria debían pedir la adscripción en el IES Almunia porque las clases de la ESO del Lomopardo dejaban de funcionar", agrega. No contentos con tanta modificación a última hora, Chari señala que al centro llegó un profesor nuevo de Religión para Secundaria. "Él tiene su plaza, pero no tiene clases a las que impartir materia, por eso está de refuerzo. ¿Cómo han planificado esto para que salga así?", se cuestiona. La situación que les espera, si sale adelante el cambio de adscripción, es que el alumnado del centro recorra en autobús unos 40 kilómetros parando primero en el colegio de Guadalcacín y luego en el IES Almunia.Finalmente, ante el posibilidad de que se instaure el nuevo plan educativo, el colectivo de padres del CEIP Nuestra Señora de la Paz convoca una nueva manifestación el próximo jueves 9 de febrero de 10:00 a 14:00 horas a las puertas del Ayuntamiento de Jerez para presionar al gobierno municipal e instarlo a que busque soluciones para mejorar el futuro de estos centros. "Laura Álvarez tiene que responder ante lo que se aprobó en el pleno, no hemos visto predisposición por parte de ella en este asunto", espeta José Manuel Estudillo. "Las pilas las tenemos bien cargadas", añade. "No somos números, no somos un rebaño. Respete usted nuestros derechos", se dirige Estudillo hacia el delegado territorial de Educación en Cádiz. 

Sobre el autor:

Claudia González Romero

Periodista.

… saber más sobre el autor

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído