Carnaval y coplas antes del Gran Teatro Falla

La Biblioteca Nacional de España se hace eco del concurso de agrupaciones del Carnaval de Cádiz, haciendo público un interesantísimo hilo en las redes sobre el origen y la historia del mismo. 

cuadrilla_de_gallegos_0
cuadrilla_de_gallegos_0

El Carnaval de Cádiz despierta amores mucho más allá de sus fronteras. En los últimos años, la fiesta se ha ido expandiendo por toda la geografía española. Desde el Gran Teatro Falla hasta El Liceo en la ciudad condal, sin olvidarnos del Calderón en la capital. Tal es la magnitud, que vivimos un momento en el que todo lo que se canta en Cádiz tiene eco en los grandes medios de comunicación nacionales. Este año, sin ir más lejos, ya son varias las polémicas suscitadas que han aparecido en periódicos de gran tirada y en cadenas televisivas. Pero esto, afortunadamente, no fue siempre así. Hace unos días, la Biblioteca Nacional de España, desde su cuenta en Twitter, ha recordado en un interesantísimo hilo cuáles son los orígenes y referentes de las agrupaciones carnavalescas gaditanas. "El origen de estas agrupaciones parte de la tradición de recitar a través de coplas las distintas situaciones que vivía la sociedad y se sitúa en el siglo XVI. La Cuadrilla de gallegos (1821), es la primera agrupación de la que se tiene constancia".

La BNE, además, incluye la aportación de material gráfico de hemeroteca con el que apoyar la información. "En 1887 -continúan explicando en sus tuits- desde el Ayuntamiento de Cádiz se ofrecerá un premio en metálico para la agrupación que se consideré de mayor calidad. Nace el concurso de agrupaciones carnavalescas de Cádiz". Este concurso surgió por dos motivos. "El primero es que a las autoridades les convenía controlar qué es lo que cantaban algunas agrupaciones en la calle. Y en segundo lugar aparece el tema económico. Muchos empresarios de la ciudad se dieron cuenta de que las agrupaciones, coros y murgas que van por las calles, eran capaces de producir dinero. De esta forma, además del concurso oficial creado por las instituciones, también empezaron a crearse otros de carácter privado llevados a cabo por los propios establecimientos de la ciudad", según cuenta el historiador y estudioso de la fiesta, Santiago Moreno. "En sus inicios, la celebración del concurso era algo esporádico, que iba cambiando de escenario constantemente. Algún año incluso llegó a celebrarse en el patio del Ayuntamiento de Cádiz, porque así el alcalde se aseguraba de lo que se cantaba y lo que no. El premio en metálico que se entregaba a los ganadores no era más que el dinero recaudado a raíz de las multas a las propias agrupaciones que interpretaran las coplas que no habían pasado por la censura", añade.

"La agrupación carnavalesca que se toma como pionera, en relación al actual estilo carnavalesco gaditano, es el coro Las Viejas Ricas", obra de Antonio Jiménez 'El del Lunar' y Pedro Roldán. Se trata de la "primera agrupación gaditana que trascendió fuera de Cádiz y estuvo varios años actuando por diversos puntos de España". Este coro viajó hasta Montevideo (antes de que lo hiciera La Gaditana, que fue la que dio origen al carnaval uruguayo) y a Buenos Aires. Lo hicieron en compañía de un grupo de flamencos, según expone el periodista gaditano Javier Osuna en su blog. Sin embargo, "los flamencos no gustaron en Buenos Aires a diferencia de los carnavaleros que sí triunfaron".

En su repaso por los inicios del carnaval gaditano, la BNE hace mención a Antonio Rodríguez Martínez, El Tío de la Tiza, quien "cambiará el rumbo de los coros. Fue el primero cuya indumentaria iba relacionada con el nombre del coro y que dispuso de carroza para cantar por las calles". También se le atribuye la inclusión de los instrumentos de cuerda en la modalidad. La primera vez que utilizó una carroza adornada fue con la comparsa Los Gallos, de 1901. Además, fue precursor en efectuar una grabación sonora de carnaval, pues dejó impresionado sus tangos en cilindros de cera y más tarde en discos de pizarra. Aquí una de sus grabaciones. "Tras el fallecimiento de El Tío de la Tiza vendrá una etapa memorable en cuanto a calidad y número de agrupaciones. Destacará de forma sobresaliente Manuel López Cañamaque". Este llegó a salir como bandurria en el coro Los Anticuarios, del propio Antonio Rodríguez, que obtuvo el primer premio en 1905. A partir de 1910 empieza a colaborar con otros autores, poniéndole la música y la letra a muchas agrupaciones, llegando a sacar en el año 1935 hasta ocho agrupaciones, convirtiéndose es uno de los autores más prolíficos del Carnaval gaditano, junto con Agustín González, El Chimenea. Ese mismo año de 1935 consiguió un total de siete premios en el Concurso, cosa que hasta el momento no ha conseguido ningún otro autor.

"El Gran Teatro de Cádiz se inauguró en 1910 con la interpretación de una sinfonía de Barbieri. En 1926 pasó a llamarse Gran Teatro Falla, un año después el Carnaval sonó por primera vez en el teatro con el coro Los Pelotaris de M. L. Cañamaque". "Esta época se romperá por el estallido de la Guerra Civil Española. Los carnavales de 1936 fueron los últimos en celebrarse hasta 1948", continúa explicando la BNE en el hilo de Twitter. Aporta varias fotografías de la época que pueden verse en el siguiente link. Fue después de la explosión del depósito de minas de San Severiano, ocurrida en 1947, cuando el carnaval pudo volver a la ciudad. "En ese año un grupo de gaditanos iniciaron gestiones ante las autoridades gubernativas para lograr la recuperación de la popular fiesta y lograron que en Agosto de 1948, con motivo de la Velada de los Ángeles, el gobernador Rodríguez de Varcárcel escuchara la actuación de algunos coros como Piñata Gaditana, grupo aglutinado por José Macías Retes y Los Chisperos, no encontró motivos para no permitir de nuevo la celebración de las fiestas", cuenta Eugenia en su blog GuashilandiaAsí fue como el Carnaval resucitó y volvió a sonar su majestad el Tango en las calles de Cádiz.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído