hosteleria.jpg
hosteleria.jpg

CCOO organiza una protesta en Jerez para denunciar y visibilizar la precariedad del sector más pujante de la provincia de Cádiz, donde emplea ya a más de 24.000 personas.

Una caravana de coches ha recorrido Jerez, partiendo desde el hotel Montecastillo, para protestar contra la precariedad laboral en la hostelería y reivindicar un trabajo digno y de calidad en un sector que emplea ya a más de 24.000 personas en la provincia. De hecho, el turismo —y, dentro del turismo, la hostelería— se ha convertido en la principal industria de la comarca, sin que el auge que vive se equipare a una mejora de las condiciones de sus empleados. Por ello, el sindicato Comisiones Obreras ha convocado la segunda jornada reivindicativa en Jerez, con el objetivo de que se visualice la verdadera realidad que vive el sector turístico. "Un sector cuyos excelentes datos y crecientes beneficios no traslada esa espectacular mejora a las condiciones laborales de las más de 24.000 personas que prestan sus servicios en la hostelería de la provincia gaditana", han recalcado.

"La cara B de la industria turística española está generando contratación pero no empleo estable y, en mucha menor medida, del crecimiento real que el turismo requiere. El empleo que se crea es precario, temporal (más del 90% de los contratos) y parcial (30%). Además, no se respeta el convenio colectivo y se abusa de la realización de horas que no se pagan, y consecuentemente no cotizan. Esta es la cara oculta de la industria del turismo que afecta a hoteles, restaurantes, bares, cafeterías... que CCOO pretende hacer visible con esta caravana contra la precariedad en el sector", han anunciado los convocantes.

Los buenos datos en la actividad turística tendrían que tener su reflejo en el empleo y en las condiciones laborales de las plantillas, pero nada más lejos de la realidad, ya que cada vez más establecimientos que ofrecían sus servicios a lo largo de todo el año, han pasado a ser establecimientos de temporada, con la consiguiente repercusión tanto en la cantidad como en la calidad del empleo. "A esto —exponen desde CCOO—, hay que sumar la reducción de las plantillas en los hoteles, lo que provoca un incremento abusivo de cargas de trabajo y presión y conlleva una progresiva dejadez en materia de prevención de riesgos laborales y de seguridad en el trabajo, que ha ocasionado un aumento de los índices de siniestralidad y de accidentes de trabajo. Todo ello repercute seriamente en la salud y el desarrollo laboral de la plantilla del sector, con especial incidencia en el sector de las camareras de piso".

Por todo ello, desde la central hacen un llamamiento a la responsabilidad de los políticos, de la Inspección de Trabajo y de la patronal del sector para construir entre todos un modelo turístico sostenible y socialmente responsable para lo cual es imprescindible contar con empleo estable, digno, seguro y con derechos.

 

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído