Una caravana de coches reivindica por Jerez que "Holcim no se cierra"

Los empleados se movilizan para pedir a la empresa que reconsidere su intención de despedir a 59 de los 80 trabajadores de la cementera

Una caravana de coches ha recorrido las calles de Jerez, desde la fábrica de LafargaHolcim hasta la explanada del parque González Hontoria, para reivindicar que "Holcim no se cierra", como se podía leer en los carteles que portaban los vehículos. La empresa, que quiere ejecutar un ERE en la cementera de Jerez, pretende despedir a 59 de los 80 empleos directos que tiene actualmente la fábrica.

La intención de la multinacional es despedir a "la mayoría" de los trabajadores ya que la planta apagaría su horno, que es lo que mueve principalmente la actividad en la factoría, y reconvertiría las instalaciones en una molienda de hormigón, que apenas precisaría de una veintena de empleados y arruinaría todo el movimiento económico auxiliar e indirecto en torno a la planta junto a la Jerez-Los Barrios.

holcim2
Caravana de coches de empleados de Holcim.

La planta, inaugurada en 1973, cuenta en la actualidad con 80 trabajadores (si se suman los puestos indirectos su volumen de creación de empleo llega a las 330 personas, según datos de la propia Holcim). En cambio, este nuevo varapalo para el tejido industrial jerezano dejará en la calle a un importante número de trabajadores de una plantilla con una media de edad de entre 40 y 45 años, como ha confirmado Juan Lozano, presidente del comité en Holcim Jerez.

LafargeHolcim, según su web, cuenta en España con cinco fábricas de cemento con una capacidad instalada superior a los siete millones de toneladas anuales, 19 plantas de hormigón, una planta de morteros, seis terminales y una planta de valorización de residuos donde trabajan más de 700 empleados. En 1973 comenzó la producción en la fábrica de Jerez, construida en un tiempo récord de 24 meses e inaugurada por el entonces príncipe Juan Carlos I, hoy rey emérito. En 2017 comenzó a comercializar un nuevo cemento especialmente diseñado para obras portuarias. Antes, en 2009, ya se planteó otro ERE que afectó a 35 de los 90 empleados directos fijos que entonces tenía en nómina en la cementera junto a la A-381.

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído