DSCF0411_NEW-300x181
DSCF0411_NEW-300x181

Después de que Antonio Real solicitara a finales de junio pasado percibir el 100% de la retribución, Francisco Cáliz, responsable de la Delegación municipal de Impulso Económico, deja de cobrar al 50% y pasará a ingresar los 50.500 euros al año fijados para los concejales delegados del gobierno local

Alguien en el Partido Popular ha debido ver brotes verdes y ha considerado que ya es hora de aflojar ese cansino discurso de la austeridad. Al menos, para los intereses de sus representantes políticos. En el punto del orden del día relativo a 'comunicaciones' del pasado pleno ordinario de enero se aprobó incrementar la nómina del actual delegado municipal de Impulso Económico, Francisco Cáliz, el que hasta ahora era el último concejal del gobierno municipal del PP con dedicación parcial. De esta manera, Cáliz, que se sumó a la lista popular de las pasadas elecciones como independiente, pasará de cobrar el 50% a percibir el 100% de la retribución fijada para los concejales delegados del gobierno de Pelayo.

Ésta se sitúa en 50.500 euros brutos anuales, lo mismo que desde el pasado mes de junio también ingresa Antonio Real en su condición de concejal delegado de Turismo, Cultura y Fiestas. En el caso de Real, su salario vía Ayuntamiento fue hasta entonces del 85%, puesto que compatibilizaba el cargo con su desempeño profesional en el grupo HACE, propietario entre otros del Hotel Jerez y Villa Jerez. Tras presentar la petición para cobrar el 100% del salario municipal una vez pidió excedencia en su empresa, Real pasó también a percibir los 50.500 euros de retribución que también cobran otros delegados populares como Lidia Menacho, Isabel Paredes, José Galvín, Agustín Muñoz y Susana Sánchez Toro. En total, el gasto en nómina de políticos del gobierno local roza los 600.000 euros anuales con cargo a las arcas municipales, y no lo supera con creces porque la alcaldesa cobra del Senado, Antonio Saldaña y Bernardo Villar hacen lo propio de la Diputación de Cádiz, y Enrique Espinosa no percibe compensación económica alguna.

Los otros dos tenientes de alcalde, Felisa Rosado y Javier Durá, perciben un total de 60.000 euros anuales, mientras que los concejales de planes especiales, Antonio Montero y María José Rúa, son los que menos sueldo perciben de los 15 ediles que conforman el grupo popular con 47.000 euros, igual que cada concejal 'liberado' de los grupos de la oposición, uno por cada uno de los tres partidos con representación en la Corporación municipal.

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído