El Ayuntamiento de Jerez abre expediente disciplinario a dos empleados por hechos "muy graves"

Fuentes del gobierno municipal aseguran que, por respeto a la instrucción, no ofrecerán detalles por ahora. PP y CSIF acusan al gobierno de Mamen Sánchez de "acoso" y "persecución"

Una de las empleadas a las que se le ha abierto expediente disciplinario, Nausika Botamino, esta semana en una reunión con Saldaña, Espinar, y los alcaldes de La Barca y de Estella, ambos del PP. Autor: PP Jerez
Una de las empleadas a las que se le ha abierto expediente disciplinario, Nausika Botamino, esta semana en una reunión con Saldaña, Espinar, y los alcaldes de La Barca y de Estella, ambos del PP. Autor: PP Jerez

El Ayuntamiento de Jerez ha abierto expediente disciplinario a dos empleados municipales por hechos "muy graves". Fuentes del gobierno municipal han informado a lavozdelsur.es que, "por respeto máximo a la instrucción de dicho expediente, y hasta tanto en cuanto ésta no concluya, no va a dar información", si bien si confirma la gravedad de unos hechos y la actuación seguida, que "no tiene nada que ver ni con cuestiones políticas, ni sindicales, sino con el hecho de que los trabajadores y trabajadoras municipales se deben a la ciudadanía, y todos los mismos derechos y obligaciones". La instrucción puede estar completa en torno "a mes o mes y medio", han precisado las mismas fuentes.

Es la respuesta a las denuncias públicas que han vertido este martes tanto el PP de Jerez como la sección sindical de CSIF en el Consistorio jerezano, alertando de que el ejecutivo que preside la alcaldesa, Mamen Sánchez, está llevando a cabo una campaña de "acoso" y "discriminación" a una empleada municipal "que ha concurrido en la candidatura del PP y es delegada sindical". 

Según han manifestado, "si los continuos cambios de concejalía y ubicación y la asignación de funciones por debajo de su categoría no fueran poco, esta trabajadora ha sufrido un grave episodio de acoso", reza una nota de los populares en las que claramente aluden a Nausika Botamino, consejera del PP en el consejo de administración de Cirjesa, delegada de CSIF y que concurrió en la candidatura de las pasadas municipales en el puesto 11 de la lista que encabezó Antonio Saldaña.

Los populares denuncian que el concejal de Medio Rural, Jesús Alba, un técnico municipal, un notario y dos operarios de Infraestructuras irrumpieron en el despacho de Botamino —que fue secretaria de Saldaña en su época al frente de Urbanismo en el gobierno del PP y María José García-Pelayo– para llevarse su ordenador y anunciarle la apertura de un expediente disciplinario "con intimidación y malas prácticas". La mujer, relatan, se vio sorprendida en su despacho mientras trabajaba lo que el partido considera "intolerable". 

"El PSOE de Mamen Sánchez no tolera que una mujer y empleada municipal pueda haber concurrido a las últimas elecciones municipales en las listas del Partido Popular y que, además, sea delegada sindical"

"El PSOE de Mamen Sánchez no tolera que una mujer y empleada municipal pueda haber concurrido a las últimas elecciones municipales en las listas del Partido Popular y que, además, sea delegada sindical; y en vez de trabajar por la zona rural, se dedica a gastar dinero público (tanto en el notario como en un informe pericial externo al área de informática municipal) para perseguir, hostigar y acosar a una trabajadora de la plantilla del Ayuntamiento", han criticado los que expresan que Mamen Sánchez "gaste dinero público para atacar a empleados, para discriminar políticamente a una mujer".

Para CSIF, es evidente que con esta maniobra "solo pretende amedrentar a los miembros de la sección sindical y, al mismo tiempo, a los representantes legítimos de los trabajadores municipales (tanto en el comité de empresa como en la junta de personal), por el mero hecho de denunciar las constantes irregularidades que detectan en las actuaciones y decisiones (o falta de ellas) de los máximos responsables políticos de la ciudad".

Ante esta situación, el sindicato ha puesto estos hechos en conocimiento de su asesoría jurídica y ya está estudiando las medidas legales oportunas que se van a tomar para subsanar este “atropello al sindicato y sus representados”. Y es que CSIF, ha añadido en un comunicado, considera que la apertura de expedientes disciplinarios a los trabajadores que defienden los intereses de la plantilla municipal supone "un claro ataque a la libertad sindical y a la labor fundamental que los sindicatos realizan, amparada siempre por la Constitución Española".

Finalmente, CSIF advierte que la actitud del Gobierno local en ningún caso va a intimidar a este sindicato, el cual seguirá denunciando cualquier irregularidad que detecte, ya sea públicamente o ante los propios tribunales.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios (1)

Tarquicio Hace 6 meses
¿Y la otra versión qué? ¿De qué se la acusa?
Ahora en portada
Lo más leído