Asfalto vs. adoquines: Jerez en pie de guerra por la calzada histórica del centro

Transeúntes pasando por el paso de cebra de El Gallo Azul. FOTO: MANU GARCÍA.
Transeúntes pasando por el paso de cebra de El Gallo Azul. FOTO: MANU GARCÍA.

La guerra está servida. Desde que el pasado 16 de octubre el gobierno municipal anunciara que en el eje Corredera-Esteve-Santa María se colocaría una capa de 'marea negra' —por valor de unos 600.000 euros con cargo a fondos europeos—, en vez de aplicar un sistema de bandas de rodadura para mejorar la calzada y reducir el ruido, la ciudad se encuentra dividida.

Hay quienes se muestran a favor del asfaltado de estas vías, y hay quienes están buscando alternativas para impedir esta medida. Es el caso de la vecina Esperanza de los Ríos, que ha abierto una petición en change.org para pedir que "nuestros pavimentos tradicionales" sean declarados Bien de Interés Cultural. "Así, se mantendrían a salvo de caprichos e intereses espurios de los sucesivos Ayuntamientos, obligándole a su conservación y mantenimiento", explica la jerezana en el portal, donde ya acumula más de 500 firmas.

Si bien en 2017 Mamen Sánchez anunció la repavimentación del eje Corredera-Esteve-Santa María, una actuación más acorde a la estética tradicional del centro de la ciudad y empleada en otras ciudades próximas como Cádiz. Sin embargo, el Ayuntamiento, tras reunirse con las asociaciones de comerciantes Acoje, Asunico, la Plaza de Abastos, y la asociación Teletaxi Jereza, aprobaron por unanimidad “la opción del asfaltado completo de la calzada de este eje viario, frente a la solución mixta asfalto-adoquín, que resulta más costosa, demorando además en el tiempo la ejecución de la obra”.

Cartel contra el asfaltado del centro histórico de Jerez.

Pero tras las continuas críticas, ahora el gobierno municipal se ha reunido con los representantes vecinales para saber qué opinaban al respecto sobre el proyecto de asfaltado. En una nota, tanto José Manuel Malvido, presidente de la Asociación de Vecinos Cruz Vieja, como el de la Asociación Albarizuela-Los Descalzos, Antonio Calvo, han coincidido en resaltar que la medida favorecerá la renovación del acerado y una mejor movilidad peatonal por el centro, así como una importante reducción del ruido provocado por el paso de vehículos. 

IU Jerez no comparte la decisión del gobierno local del PSOE: "Sería un error llevar a cabo esta actuación, motivada exclusivamente desde lo económico pero sin tener en cuenta otros aspectos, como el patrimonial, que es imprescindible que sean tenidos en cuenta. Máxime cuando se trata de una decisión que ha sido adoptada de manera unilateral, por un gobierno minoritario y sin contar con el necesario consenso político y social". Es por ello que IU Jerez instará al gobierno de Mamen Sánchez a que no dé la espalda a la ciudad y se digne en escuchar lo que tienen que decir al respecto los ciudadanos a través de una consulta popular, como ya se hizo a la hora de escoger de qué color sería la nueva flota de autobuses urbanos.

Por otro lado, el colectivo ciclista Jerez en Bici, rechaza el plan anunciado por el Ayuntamiento, ya que, según dicen, la existencia de adoquines en algunas calles del centro histórico de Jerez es un patrimonio histórico que debe ser conservado. Y propone sustituir el pavimento actual por una sola plataforma de granito, sin bordillos, restringiendo el uso de vehículos motorizados en el interior del centro. Finalmente, desde el colectivo ciclista insisten en la necesidad imperiosa de modificar el modelo de movilidad urbana en Jerez.

"En un primer momento se diseñó solo para la zona rodada una banda de rodadura desde la calle Corredera a Plaza Esteve. Es decir, se volvía a poner el adoquín que está y dos líneas de asfalto. Pero ese proyecto es muy complicado, porque significa cortar la vía principal de la ciudad entre 8 y 10 meses", esclareció el teniente de alcaldesa de Movilidad, Jose Antonio Díaz, en una tribuna libre. A lo que el columnista de lavozdelsur.es, Carlos Piedras, le respondió: "Que sí, que a ver quién se pone a hacer ahora una ordenación del tráfico en función de la duración de una obra que mantuviera el empedrado y una posterior reducción del mismo. Claro que, esas medidas de este tipo difícilmente contarían con el apoyo del comercio…".

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído