Tráfico de cruceristas: la nueva moneda de cambio

Sevilla plantea dos estudios para poder beneficiarse del gran flujo de turistas que llegan al puerto de Cádiz

Cruceristas, en la plaza de San Juan de Dios, de Cádiz. Al fondo, un crucero. FOTO: MANU GARCÍA.
Cruceristas, en la plaza de San Juan de Dios, de Cádiz. Al fondo, un crucero. FOTO: MANU GARCÍA.

El auge de los cruceros es indiscutible. Cada año son más los turistas que se embarcan en estos auténticos hoteles flotantes. Durante el pasado año, al puerto de Cádiz arribaron más de 360.750 pasajeros. Este año batirá récord con las más de 300 escalas previstas. Hasta el momento han llegado 133 barcos a la capital gaditana, siendo abril y mayo, con 44 escalas, los meses donde más cruceros y turistas han recalado hasta ahora en la capital gaditana, según la información de la Autoridad Portuaria. El pasado mes llegaron a coincidir cinco buques en la misma jornada, con unas 8.725 personas a bordo entre pasajeros y tripulación.

La previsión es que sean 304 los cruceros que arriben al puerto gaditano, por lo que aún llegarán 171 buques más en lo que queda de año. El impacto económico de los cruceristas llegados al puerto de Cádiz supone una inyección para la ciudad. Durante 2017, en los primeros nueve meses se calculaba unos ingresos que ascendían a los más de diez millones de euros. Se estima que este impacto socioeconómico deja en el entorno ronda los 34,23 euros por pasajero y día, según el último estudio realizado por la Junta de Andalucía sobre el turismo de cruceros en la región.

Es por ello que siguen llegando estudios y propuestas que apuestan por explotar el auge del turismo de cruceros. Muestra de ello es el 'Análisis y viabilidad de Cádiz como puerto base de buques cruceros', encargado por la APBC, el Ayuntamiento y la Diputación, cuya conclusión mostraba que la capital "tiene la oportunidad de convertirse en puerto base de cruceros atendiendo a una serie de recomendaciones recogidas en una hoja de ruta en la que deben participar todas las instituciones y agentes públicos y privados con competencias en la materia". De la misma forma, desde la concejalía de urbanismo del consistorio aseguraban que la integración del Puerto en la capital gaditana "es el mayor reto urbanístico para esta ciudad de las próximas décadas".

Sin embargo, el proyecto es lento y aún falta bastante para que el puerto urbano vea la luz. De hecho, el discurso lleva sobre la mesa bastantes años sin que llegue a producirse. Cambios políticos, problemas económicos y falta de apoyo institucional. Actualmente existen cuatro propuestas a evaluar y de entre ellas saldrá la definitiva. Este nuevo espacio contaría con 300.000 metros cuadrados donde confluiría una zona comercial, de ocio y zonas verdes. Esto no sólo favorecería a la ciudad en términos estéticos y turísticos, sino que además se crearían puestos de trabajo más que necesarios en la zona. Con la integración del puerto en la ciudad, Cádiz se convertiría en una localidad mucho más accesible al turismo, que al fin y al cabo es el sector que ocupa el mayor porcentaje de uso de las instalaciones portuarias en este momento.

El turismo que se nos escapa

Aunque esto favorezca a la ciudad principalmente, las localidades vecinas se benefician cada vez más del turismo de crucero que desembarca en Cádiz. Otras ciudades de la provincia, como Jerez, disponen de ofertas para llevarse a parte de los turistas a sus instalaciones, repartiendo de esta manera el impacto económico. Ahora además, desde Sevilla también se plantean cerrar alianzas para aprovechar este flujo de visitantes. Dos estudios del Grupo de Investigación 'Applied Economics & Management', con sede en la Universidad de Sevilla (US), definen las tendencias del turismo de cruceros, incluyendo las amenazas para el turismo convencional y su potencialidad para el turismo sevillano.

Estos dos estudios analizan las principales tendencias de este importante segmento turístico. Estos trabajos han sido financiados, en convocatoria competitiva, por el Ministerio de Economía y Competitividad. Los autores de los mismos son los investigadores José Ignacio Castillo Manzano, Lourdes López-Valpuesta y Mercedes Castro-Nuño. Según el profesor Castillo, "nuestras estimaciones, a partir de las valoraciones de 105.000 cruceristas, demuestran que el gigantismo de los buques está creando una nueva experiencia, pero también que dicha experiencia, masificada, es menos satisfactoria que la que proporcionan los buques tradicionales".

En Sevilla, según este profesor, "independientemente de que se drague o no el puerto, no podrán atracar los grandes barcos". Por ello, la estrategia óptima pasaría obligatoriamente por colaborar con Cádiz. "Primero para que su puerto atraiga el máximo número de mega cruceros, y, en segundo lugar, para que sus cruceristas puedan contratar atractivas excursiones, que les compense el trayecto de 80 minutos de autobús". El binomio Cádiz/Sevilla encontraría múltiples precedentes en este sector, como Livorno/Florencia y Pisa o Civitavecchia/Roma. "Cuantos más mega buques atraquen en Cádiz, más oportunidades de atraer cruceristas para nuestra ciudad", concluye.

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído