La 'revolución' de Zona Franca: infraestructuras más modernas para dar una nueva vida a los terrenos de la antigua Altadis

El Ayuntamiento y el Consorcio de la Zona Franca firman un protocolo de intenciones para impulsar el suelo industrial de la ciudad

El alcalde de Cádiz, José María González, con el delegado de Zona Franca, Fran González, tras la firma del convenio.
El alcalde de Cádiz, José María González, con el delegado de Zona Franca, Fran González, tras la firma del convenio.

El alcalde de Cádiz, José María González, y el delegado del Estado en el Consorcio de la Zona Franca de Cádiz, Fran González, han firmado este jueves un protocolo de intenciones que tiene como objetivo el impulso y modernización del suelo industrial de la ciudad, incidiendo especialmente en el polígono exterior de la Zona Franca, que cambie de forma ágil y radical el aspecto de esta zona  de la capital y sirva para fomentar la actividad económica y la creación de empleo en Cádiz y en toda la zona de influencia.

Ambas administraciones han acordado trabajar de forma conjunta, propiciando nuevos modelos económicos que abran nichos de mercado diferentes desde una perspectiva más ecológica y responsable, en la línea de las economías verde y azul. El acuerdo contempla la creación de infraestructuras modernas y eficaces para dar cobertura a este desarrollo industrial para lo que el Consorcio realizará una inversión global para los próximos años de 39,4 millones de euros, principalmente en materia de electricidad, saneamiento y abastecimiento, actuaciones que se llevarán a cabo tanto en el polígono exterior de la Zona Franca como en el recinto fiscal, principalmente en los terrenos de la antigua Altadis.

A esta inversión global en materia eléctrica e hidráulica hay que sumar otra partida importante, cuya inversión estimada rondaría los diez millones de euros, que irá destinada a instaurar en Cádiz un suelo industrial sostenible con la instalación de placas solares en las edificaciones industriales. José María González ha incidido en que el acuerdo es “el inicio” de un camino conjunto que recorrerán coordinadas ambas administraciones para ejecutar actuaciones concretas de cara al desarrollo del polígono exterior y del recinto fiscal.

“En esa idea siempre estará el Ayuntamiento de Cádiz trabajando, y saludamos que se abandonen de una vez aventuras inmobiliarias que han supuesto un tremendo lastre para la Zona Franca de Cádiz, un motor esencial para generar oportunidades en la ciudad”. En este punto, se ha mostrado satisfecho por la buena sintonía entre administraciones, “dejando a un lado el partidismo político y anteponiendo los intereses de la ciudad. Hay una cosa clara: si le va bien a la Zona Franca de Cádiz, le irá bien a Cádiz”.

Por su parte, Fran González ha explicado que es esencial que Ayuntamiento y Zona Franca trabajen unidos y ha señalado que “estamos hablando de desarrollar urbanísticamente y crear y mejorar infraestructuras; de hacer una zona industrial verde, autosuficiente y comprometida con el futuro” y ha señalado que hoy es el inicio de un trabajo conjunto porque “nos conmina a ambos a seguir un camino de labor conjunta para desarrollar todo lo que aquí exponemos y que ayudará a cambiar la escasa zona industrial que tiene la ciudad”.

El objetivo está en desarrollar una zona franca y un suelo industrial moderno y de futuro, más sostenible y con unas infraestructuras modernas que den cobertura a los proyectos de futuro. Para ello, Zona Franca prevé una inversión global por su parte en infraestructura eléctrica de 23,1 millones de euros, de los cuales 20,5 millones se destinarán al polígono exterior y 2,6 al recinto interior en la zona de la antigua Altadis. En cuanto a las infraestructuras hidráulicas, el Consorcio destinará una inversión total de 16,3 millones de euros, de los cuales 10 millones serán para el polígono exterior y 6,3 millones para el recinto interior.

Uno de los objetivos centrales es la puesta en funcionamiento de Zona Base, el centro de expansión tecnológica con la incubadora vinculada a la economía azul, en la UE-EX08, antigua Ibérica Aga, en la que se está desarrollando el mencionado proyecto que está cofinanciado por Fondos Feder. En este caso concreto se hace necesario un abordaje integral de las infraestructuras para dar el soporte adecuado al centro de expansión tecnológica con la incubadora de economía azul y que además sirva de punto de partida para la planificación global y desarrollo general de todo el polígono exterior, con una extensión de 550.000 m2, que adquieren mayor valor si se tiene en cuenta la escasez de suelo disponible en la ciudad de Cádiz.

El desarrollo de las parcelas propiedad del Consorcio, que actualmente dispone de casi un 8% del suelo del polígono exterior, se realizará con la mayor presteza, para lo que el Ayuntamiento se compromete a agilizar las gestiones y trámites precisos con el objetivo de que estas actuaciones sirvan de revulsivo y modelo para el cambio integral del polígono y den un impulso a la actividad económica en el municipio.

Zona Franca y Ayuntamiento trabajarán unidos en otros asuntos de interés para la ciudad. De esta forma, el acuerdo incluye posibles líneas de trabajo en materia de aparcamientos y contempla la posibilidad de que Zona Franca colabore con Emasa con las plazas de aparcamiento de que dispone en los parkings Glorieta, Carranza y Loreto, además de las dos bolsas de aparcamiento en superficie en las parcelas que pertenecieron a Súper Cádiz y Talleres Faro, que pueden redundar en una mejora de la movilidad en la capital gaditana.

En el protocolo firmado, ambas administraciones apuestan por un modelo de desarrollo industrial más responsable con las generaciones futuras, más respetuoso con el medio ambiente y que a la vez suponga la apertura de nuevos nichos de negocio con la utilización de las energías renovables. El fomento de una energía más limpia y menos contaminante se refleja en un primer paso con la instalación de placas solares en las cubiertas de las naves del recinto interior –un total de 178.429 metros cuadrados- para fomentar el autoconsumo en la misma línea que ya inició el Consorcio con la instalación en 11.809 metros cuadrados de cubiertas de naves del recinto.

Con esta instalación inicial, el Consorcio ha constatado que la capacidad de producir su propia energía y la reducción con ello de la dependencia de la red eléctrica conlleva una reducción importante del gasto, además de hacer equipamientos sostenibles y contribuir a reducir la contaminación ambiental. De hecho, según la proyección realizada por los técnicos, las cubiertas previstas en el recinto interior pueden producir entre 12 y 15 megavatios, de la que el Consorcio consume un 10%, por lo que el resto iría a excedente o a autoconsumo de clientes ubicados en recinto interior con el consiguiente ahorro de costes.

La colaboración y el trabajo conjunto, que incluye la promoción y proyección de la imagen de Cádiz en acciones exteriores, misiones comerciales, etc, de Ayuntamiento y Zona Franca, se realizarán de forma global con el objetivo de fomentar el desarrollo de la ciudad en todos sus ámbitos, por lo que en cualquier momento se podrán incorporar nuevos asuntos o líneas de trabajo.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído