Fechas manipuladas en los informes del director de la tesis de Romaní

El portavoz popular Ignacio Romaní.
El portavoz popular Ignacio Romaní.

La fecha de la auditoría del director de tesis de Romaní fue manipulada. Al parecer, el trabajo ha sido presentado con dos fechas distintas de terminación. Carlos Guillén, director de tesis del portavoz popular Ignacio Romaní, aportó a Radio Cádiz una auditoría con una portada que fechaba el trabajo en septiembre de 2014 y que resulta ser ficticia, ya que en el texto se alude a estudios posteriores a la misma. Romaní presentaba, con horas de diferencia, una segunda portada ante la prensa con fecha de marzo de 2015.

Así lo aseguran desde la SER, donde el propio Guillén declaró el 18 de abril que "aunque en principio se encargó una investigación más amplia, la crisis económica llevó a restringir el trabajo a una memoria de sostenibilidad y una auditoría externa de responsabilidad social de la empresa". Posteriormente hizo llegar una copia del informe a la cadena de radio que mostraba la fecha de septiembre de 2014. Sin embargo, los datos expuestos en esas 66 páginas abarcaban estudios y encuestas que se desarrollaron a lo largo de todo ese año y a los que no se podía tener acceso hasta finalizado el mismo, es decir, en 2015. De hecho, incluso aparece una mención a la contaminación del agua en el barrio de Loreto, algo que ocurrió en octubre de 2014, un mes después de la fecha de entrega que asegura Guillén.

A las pocas horas, Ignacio Romaní presentaba ante los medios de comunicación su tesis y el informe de Guillén, para demostrar que no había similitud entre ambos. Pero en este caso, el informe contaba con una portada diferente, donde no aparecía el logo del observatorio y además, la fecha era marzo de 2015. La SER ha vuelto a contactar con el profesor después de conocer estos hechos y contradice su primera versión. "El estudio terminó en septiembre, pero se dejó para entregar en 2015, a la espera de la auditoría de 2014, que pudiese añadir datos de finales de 2014, como solicitó la empresa, pues la memoria era de 2014 completo", explica a la cadena.

Por su parte, la Universidad de Cádiz ha puesto en marcha un requerimiento al profesor para obtener información acerca de su trabajo para Aguas de Cádiz. La empresa pública ha abierto una comisión de investigación, donde uno de los tres encargados de investigar el caso será el propio Ignacio Romaní.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído