Fali, el futbolista rebelde que antepone la salud al dinero

El jugador del Cádiz CF es el único de Primera y Segunda División que se ha negado a hacerse pruebas y a volver a los entrenamientos por el "miedo" al virus. Lo hará "cuando haya una vacuna"

Fali, en el centro de la imagen, en un partido del Cádiz CF.
Fali, en el centro de la imagen, en un partido del Cádiz CF.

“Todo el mundo puede tener miedo y yo le tengo un miedo espantoso a este virus, que se ha llevado por delante a muchas personas, y no estoy dispuesto a poner en riesgo ni a mi familia, ni a mis hijas, ni a ningún compañero”. Rafael Giménez Jarque, conocido futbolísticamente como Fali, es el único jugador de Primera y Segunda que se ha declarado en rebeldía. El Cádiz CF, el club en el que juega desde verano de 2018, anunció esta semana la realización de pruebas de Covid-19 a sus jugadores, y un reconocimiento médico, como paso previo a la vuelta a los entrenamientos, pero Fali no se presentó.

“Tiene mucho riesgo”, expresó en declaraciones a El Chiringuito, en un vídeo grabado por él mismo, en las que son sus últimas declaraciones públicas desde que anunció su intención de no entrenar ni jugar “hasta que haya un fármaco o una vacuna”. Rafael Giménez Jarque (Valencia, 1993) es de origen humilde. Su padre es chatarrero, “siempre he sido pobre”, cuenta él mismo, por lo que no duda en anunciar que renuncia a cobrar un céntimo mientras siga sin entrenar y sin jugar. “El presidente me ha querido pagar, pero le he dicho que no, si yo no juego, no cobro. Si me manda mi nómina, la devuelvo”, expresa sin tapujos.

Fali es un futbolista peculiar, con mucha personalidad. Hace unos días, con el estado de alarma avanzado, acaparó titulares tras llevar al Cádiz CF a ganar el I Trofeo Ramón de Carranza de eSports, un torneo virtual del FIFA20 en el que se enfrentaron futbolistas de los equipos de Segunda para recaudar fondos en la lucha contra el coronavirus. Lo curioso es que ganó el torneo “con una consola que me prestó el frutero, la tele rota y el Wifi que le robé al vecino”, contó entonces. Ahora protagoniza noticias por motivos bien distintos.

El suyo es un caso único en el fútbol español. Pocos jugadores, al menos públicamente, se han mostrado en contra de la decisión de LaLiga de comenzar los entrenamientos cuando la pandemia sigue dejando cifras de contagios y muertes que están lejos de dejar de ser preocupantes. “La salud de los míos es muchísimo más importante que todo el dinero que pueda ganar”, señala Fali, que se muestra dispuesto a renunciar a su sueño de jugar en Primera —el Cádiz CF es líder y tiene muchas posibilidades de ascender— si así respeta “la salud de los míos y la mía”. Es consciente de que jugar en la máxima división del fútbol español le puede “solucionar la vida”, pero antepone sus principios.

https://twitter.com/elchiringuitotv/status/1258168892955987974

El central ya avisó. “No pienso jugar al fútbol y no voy a cobrar, soy un jugador de principios. No voy a cobrar porque no lo merezco. Lo primero es mi salud y la de mis hijas”, dijo en El Partidazo de COPE. Fali hasta se plantea colgar las botas si la pandemia no remite. “Si no me quieren en el fútbol, intentaré buscar un trabajo de lo que sea. Si en otro trabajo tengo riesgos tampoco trabajaré. Tengo un poco de dinero ahorrado”. Con tres hijos y una hipoteca, se está “apretando los pantalones”, tirando de ahorros, pero no volverá a tocar un balón mientras crea que su vida corre peligro.

"Que la Liga vuelva cuando estemos de verdad seguros. Si nos ponemos todos los clubes de la mano, no van a poder jugar al fútbol", dijo Fali. "No se puede, por mucho que nos obliguen. Somos los protagonistas y si los futbolistas decimos no, es no. Es así, pero tenemos que ser todos; no cuatro", apuntó el jugador valenciano en COPE. “No voy a anteponer mi salud y la de mi familia por unas personas que me quieren intentar obligar a jugar al fútbol cuando no es un trabajo esencial. No se muere nadie por no ver fútbol. Y sí nos podemos morir nosotros por jugar o pueden morir personas por nuestra culpa. Y eso Fali no lo va a consentir. Lo tengo claro. Si me tengo que ir a mi casa a trabajar a mi bar, me voy con la cabeza alta, la cabeza tranquila y más contento que nadie. Y espero que todo el mundo lo sepa".

LaLiga, en un comunicado de esta misma semana, anunció la vuelta a los entrenamientos de los clubes, una decisión que “se ha planificado con medidas que han sido consensuadas con las autoridades deportivas y sanitarias con el propósito de garantizar la mayor seguridad para la salud de todos los implicados”, explicaba. El regreso a los entrenamientos deportivos empezará con sesiones en solitario, para pasar luego al ejercicio en grupo previo a la vuelta a la competición, prevista para junio.

“La vuelta al trabajo de los profesionales del fútbol supone la reactivación de un sector económico muy relevante que aporta el 1,37% del PIB y  genera 185.000 empleos en un momento en que la situación económica es ya la principal preocupación, precipitado por la crisis sanitaria”, justificaba LaLiga en el comunicado. Javier Tebas, el presidente de la competición, aseguraba que “el regreso del fútbol es una señal de que la sociedad está progresando a la nueva normalidad. También traerá de vuelta un elemento de la vida que las personas en España y en todo el mundo conocen y aman”.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído