El Ayuntamiento cede un local a Facua Cádiz; la Junta destinará el que ocupaba a orientación laboral

La organización de consumidores abandona las instalaciones donde ejercía su labor desde hace 37 años pero encuentra acomodo en otras propiedad del Consistorio gaditano

Un momento del desalojo del local que ocupaba hasta ahora Facua en Cádiz.
Un momento del desalojo del local que ocupaba hasta ahora Facua en Cádiz.

El Ayuntamiento de Cádiz va a ceder en precario un local de propiedad municipal a Facua Cádiz, después de que la Junta de Andalucía haya procedido al desalojo del local en el que esta asociación de consumidores y usuarios ha venido desarrollando su actividad desde su fundación, hace más de 37 años. El local que el Consistorio gaditano, a través de la delegación de Patrimonio Municipal, va a ceder por un año a la organización para que pueda seguir desarrollando sus actividades una vez concluya el estado de alarma (actualmente sus trabajadores se encuentran trabajando telemáticamente desde sus domicilios) se encuentra anexo a otro de propiedad municipal que ya viene utilizando Facua y que está ubicado en el número 88 de la Avenida Andalucía.

Así, en los próximos días se procederá a realizar los trámites pertinentes de dicha cesión y a adecuar este espacio, que ya ha sido visitado por el representante de Facua Cádiz en compañía del concejal de Patrimonio Municipal, Paco Cano. Facua considera que el desalojo por parte de la Junta de Andalucía es una represalia del Gobierno autonómico, que intenta restar capacidad de actuación a una organización que le resulta molesta por las críticas a determinadas políticas realizadas desde el Gobierno andaluz.

Entre ellas, su gestión de la alerta por listeriosis, el grave deterioro del sistema sanitario público o el recorte presupuestario aplicado a las políticas de protección a los consumidores. Aunque la Junta justifica el desalojo con la realización de una serie de obras en la finca en la que se ubica, así como en la ausencia, a juicio de la administración andaluza, de un título que acredite la cesión del uso del local a la asociación, Facua Cádiz ha denunciado que ambos argumentos no son más que meras excusas para intentar esconder lo que considera una represalia.

La Junta de Andalucía, por su parte, confía en recuperar la totalidad de sus instalaciones de la Barriada de la Paz para acometer las obras de reforma proyectadas. La Administración acometerá la resolución judicial que dicta el desalojo del edificio por falta de seguridad. Las obras en este inmueble de Empleo están destinadas a crear unas mejores instalaciones para la orientación laboral a los desempleados.

La delegación territorial de Empleo, Formación y Trabajo Autónomo de la Junta de Andalucía en Cádiz espera tener disponibles en los próximos días sus instalaciones de la barriada de la Paz, en las que quiere acometer un proyecto de reforma. La finalidad de dichas obras es ofrecer un mejor servicio público de orientación laboral a personas desempleadas de Cádiz, considerado prioritario dentro de sus actuaciones. Se acomete, de esta manera, una resolución judicial que avala las reformas de la Junta, y en la que se reconoce que dichas obras no pueden realizarse mientras Facua siga ocupando sin título jurídico que les avale un espacio en este inmueble.

Para la Administración, se trata de un trámite necesario y legal con el que poder acometer una reforma que consta de dos partes. En primer lugar, hay unas primeras obras, centradas en el exterior del inmueble, que se han llevado a cabo conjuntamente por la comunidad de propietarios —en la que participa la Junta, pero no sólo esta Administración—. De esta parte, faltan algunos remates y la certificación final de obra. Una vez terminada esta fase, se abordaría la segunda parte de la reforma, que la Junta ya centraría en el interior del edificio para poder ubicar allí parte de sus instalaciones. Para ello es necesario que Facua desaloje el local que ocupa en el inmueble, propiedad de la Junta, expresa el Gobierno andaluz.

Las obras acumulan retrasos sobre las fechas manejadas inicialmente por la Junta ante la negativa de la organización Facua a abandonar un local que ocupa en el citado edificio sin el título jurídico que justifique el desarrollo de su actividad en este espacio. Hay que recordar que en el año 2015 el Ayuntamiento de Cádiz requirió que se ejecutaran obra de remodelación del edificio a su comunidad de propietarios, en la que está presente la Junta, por motivos de seguridad. En 2018 se desaloja el local por parte de la Junta previo requerimiento de la Inspección de Trabajo. La propia delegación de Empleo ya desde el año 2017, a través del equipo de Gobierno de aquella fecha, ha requerido a Facua en varias ocasiones el desalojo del local por riesgo de desplome de cubierta en la zona concreta del inmueble que ocupa.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído