El cambio en el sistema de gestión de citas del Ayuntamiento lleva cada dos semanas a casi 100 personas del casco histórico a pasar la noche en la calle para ser atendidas por una trabajadora social.

Una imagen dantesca, surrealista. Más de medio centenar de personas se apostan ante la puerta de Asuntos Sociales en la calle Zaragoza esperando coger una cita con una trabajadora social. La indignación se hace latente en todas ellas y el cansancio tras una larga noche en la calle hace acto de presencia cuando falta poco menos de una hora para la apertura de las puertas, a las ocho de la mañana.

Son, en su mayoría, personas jóvenes. Aunque también hay ancianos. Llama la atención una mujer, de 80 años, sentada en su taca-taca y que permanece en la calle desde las tres de la mañana. Una situación que deja en entredicho el cambio del sistema de gestión de citas que el Ayuntamiento de Cádiz implantó a comienzos de verano.

Los primeros usuarios decidieron ponerse en cola a las diez y media de la noche para tener una cita asegurada. Y es que “la otra vez me puse a las cinco de la mañana y cuando era mi turno ya el cupo estaba lleno”, cuenta uno de ellos. Con el anterior sistema, “las citas se prolongaban más en el tiempo pero no había que hacer esto”, cuenta una de las personas con la indignación de quien no entiende que “las trabajadoras cubran un número tan bajo de personas, las citas se acaban enseguida así que nos vemos obligados a esperar otras dos semanas más”.

Una de las usuarias de Asuntos Sociales acabó en el Hospital Puerta del Mar en la apertura anterior del libro de citas tras pasarse la noche en la cola y no conseguir una cita, “de los nervios me dio una parálisis facial, no dormí en toda la noche en la calle y no sirvió de nada, da mucha impotencia”.

Y es que al menos ahora las trabajadoras han vuelto de vacaciones, “hace dos semanas me pasé aquí toda la noche y cuando entré me dijeron que la persona que lleva mi caso se encontraba de vacaciones, no avisan de cuando se van, se olvidan de nosotros”, cuenta una de las personas en la cola antes de verse interrumpida por otra usuaria: “ni siquiera informan de cuando se va a abrir el libro de citas”.

Una de las gaditanas que se encuentra en la cola afirma que “esto va mucho más allá de partidos políticos, aquí está en juego la vida de mucha gente, nadie está aquí por gusto y los meses pasan y seguimos igual, no cambia nada”.

La situación no es beneficiaria para nadie, ni para Ayuntamiento, ni para usuarios y tampoco para los vecinos de la zona, quienes “se han quejado más de una vez por el ruido, aunque es normal, si nos tienen toda la noche aquí es normal que se moleste, pero tienen que entender que nosotros somos los últimos interesados en no dormir para coger una cita”.

La solución, según una de las usuarias, pasa por la contratación de más trabajadoras sociales y volver al anterior sistema de gestión de citas, “hay mucho paro en esta ciudad y personas que están deseando trabajar, si se aumenta la plantilla y las citas se cogen como se hacía hasta antes del verano el problema se arregla”.

De momento tendrán que esperar a que el Ayuntamiento tome cartas en el asunto e implemente cambios reales en un sistema que “está comprobado que no funciona”. Mientras tanto, la cola durante toda la noche en la calle Zaragoza está asegurada cada dos semanas.

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído