Escándalo en el Brasil-Argentina: agentes sanitarios entran al campo para deportar a cuatro jugadores

Cuatro jugadores argentinos falsearon el cuestionario del protocolo covid para entrar en Brasil. "Hace tres días que estamos acá, ¿por qué no avisaron antes", ha destacado Messi

Escándalo en el partido entre la Brasil de Neymar y la Argentina de Messi.
Escándalo en el partido entre la Brasil de Neymar y la Argentina de Messi.

Brasil y Argentina, dos de las mejores selecciones del mundo de fútbol, se han visto envueltas en un capítulo esperpéntico y de lo más surrealista. Ambas naciones estaban jugando un partido clasificatorio para el próximo Mundial cuando agentes de Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria brasileña entraron en el terreno de juego para llevarse a cuatro jugadores argentinos por incumplir los protocolos del coronavirus. Un hecho que hizo que el encuentro se suspendiera. 

Al parecer, los jugadores argentinos Emiliano Martínez, Giovani Lo Celso, Cristian Romero y Emiliano Buendía falsearon el cuestionario de entrada a Brasil, no indicando que estuvieron en Inglaterra —país en el que juegan— en los últimos 14 días. Aunque habían recibido el visto bueno de la Confederación Sudamericana de Fútbol, la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria advirtió a la Policía Federal de la irregularidad en el protocolo covid y solicitó el aislamiento inmediato de los cuatro jugadores. A Brasil no se puede entrar si en los últimos 14 días se ha estado en Sudáfrica, India o Gran Bretaña. 

El clásico sudamericano solo llevaba cinco minutos de juego cuando fue interrumpido por la entrada de las autoridades sanitarias y policiales. La selección argentina se retiró al vestuario y tardó en salir del campo. Los jugadores serán multados por una secuencia de infracciones sanitarias. "La primera infracción ha sido no cumplir con el aislamiento; la anterior, no responder de manera fidedigna al formulario de viajero y seguimos. Con más de 500.000 muertos en medio de la pandemia, las órdenes están para cumplirlas", han señalado desde la ANVS. 

El capitán argentino, Leo Messi, ha mostrado su enfado tras los hechos ocurridos. "Hace tres días que estamos acá. Esperaron a que empezara el partido, ¿por qué no avisaron antes, por qué no fueron al hotel? Avisaban y listo. Nos está mirando el mundo".

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído