Un viaje a las entrañas del ser humano: "Estamos aquí para vivir"

El escritor y actor andaluz, Víctor Miró, posando junto a su novela 'Jon'.
El escritor y actor andaluz, Víctor Miró, posando junto a su novela 'Jon'.

Cómo afrontamos los problemas, los miedos, luchar contra el tiempo o enfrentarnos a una pérdida. Así nació —y en ello se basa— Jon (Grupo Editorial Letrame), la ópera prima narrativa de Víctor Miró (Palma de Mallorca, 1984). Profesional de las artes escénicas desde hace 14 años, el actor y director —criado en Jerez desde los 4 años— escribe su primera novela tras haber representado más de una veintena de obras teatrales y haber dirigido e interpretado varios cortometrajes.

Si bien sus trabajos escénicos tienen una línea más cómica, en el género literario Miró ha querido profundizar en las inseguridades, en las entrañas del ser humano, con el objetivo de hablar de las personas "en general" y transmitir un mensaje: "Estamos aquí para vivir. El tiempo pasa y lo que no hayas hecho en el pasado, en el 99% de los casos estás a tiempo de hacerlo". Jon será presentado por primera vez en Jerez este viernes 10 de agosto, a partir de las 21:00 horas, en la Sala Barbablanca, el espacio cultural de lavozdelsur.es.

Víctor Miró, en una imagen de archivo.

Nacido en las Islas Baleares, criado en Jerez y residente en Madrid desde 2012, este escritor andaluz llegó a estudiar Biología, Filología Inglesa... hasta que, ya en Sevilla, se decantó por la interpretación y se licenció en Arte Dramático por la ESAD de Sevilla, además de ser diplomado en dirección cinematográfica. En sus trabajos dentro del teatro, Miró comparte que le encanta "tirar por la comedia absurda, con elementos fantásticos. Crear personajes que no están bien, que desvarían un poco", porque disfruta escribiendo personajes alocados que "después descubres que están mejor que personas que no lo están".

Un ejemplo de ello es Voces de Casablanca, su último cortometraje: "El personaje es un chico que se dedicaba al doblaje de cine porno. Pero porque lo que le gustaba de ese mundo eran las voces, él tenía una filia por la voz. Si estaba con una mujer en la cama y los gritos de ella se salían del ideal de voz para él, ya le rompía los esquemas". Por ello, su tendencia artística se ha visto marcada por la comedia con un toque de fantasía, repleto de "personajes que tienen algo que se salen de lo común". No obstante, con Jon, Víctor Miró saca su lado más personal y visceral, sin perder el contexto de ficción.

El joven escritor comenzó a escribir su novela a principios de agosto de 2017, cuatro meses después de que su padre, Juan Miró, falleciese. Una pérdida que marcó de principio a fin la creación de la novela juvenil Jon (también nombre del protagonista, en homenaje a su padre Juan). Una historia que narra los viajes interiores, de toma de decisiones, y de cómo "hay cosas que pueden estar escritas, cosas que están para uno y otras que no", dice su autor.

Tras romperse el motor de su barco, Jon arriba en un pueblo para poner solución a su percance y continuar con su viaje. Pero en el pueblo descubre algo que le será fundamental para poder arreglar ese primer problema por el cual emprendió el viaje en el mar. Además de ver que algo extraño pasa en la comarca. "Empieza a descubrir que las cosas no funcionan y que es un peligro que tiene que solucionar a contrarreloj", detalla Miró.

Si mi padre no hubiera muerto no habría escrito esta novela. Si no hubiera pasado nada, casi seguro que no...

"Me la he jugado bastante, el que me conozca me va a encontrar ahí. Quizá es un error, pero es lo que me salía en su momento. Vivencias, referencias a amigos, conocidos, cosas pequeñas, de todo un poco...".  Jon es una novela de aventuras, un libro repleto de metáforas y muy entretenido. "Escribí una novela que la puede leer un niño, un adulto... Si consigo que los chavales lo cojan y consigan leerlo, pues ya hemos conseguido algo" sonríe el escritor andaluz. "Cada uno saca su mensaje, pero con la novela yo quiero hablar de las personas en general", añade.

Confiesa que escribir la novela ha sido algo terapéutico. "Me ha ayudado a nivel psicológico, sacar cosas... Una lástima que mi padre no pudiera leerlo, si a lo mejor hay otra vida, le llevo un ejemplar para allá. Si mi padre no hubiera muerto no habría escrito esta novela. Si no hubiera pasado nada, casi seguro que no...", se sincera. Finalmente, Víctor Miró adelanta que para su próximo texto narrativo le gustaría escribir otra novela con la que disfrutaran los adultos, experimentando con el género de terror. Además de que a partir de septiembre comenzará a grabar un corto —sobre una historia real que le contó una amiga suya— que será dirigido por un director premiado.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído