RUTA-DE-TABANCOS_0006-1024x681
RUTA-DE-TABANCOS_0006-1024x681

La ciudad cuenta con una ruta que une algunos de los más tradicionales establecimientos o antiguos despachos de vino de la ciudad y que actualmente funden vino, gastronomía y flamenco.

Los últimos datos recogidos tras la celebración del Gran Premio de motociclismo y la Feria del Caballo han dejado un balance positivo en lo que a ocupación hotelera se refiere, ya que ha aumentado más de dos puntos de media, superando así el 27% el porcentaje de turistas que han visitado la ciudad en los últimos meses.

La mejora de las infraestructuras hoteleras, el empuje de diversa iniciativa privada y las buenas comunicaciones han facilitado el tráfico de nuevos visitantes que cada día encuentran más opciones para poder acudir de vacaciones al destino Jerez. Basta con echar un vistazo a webs de transporte como el buscador GoEuro para comprobar las múltiples opciones de llegada a la quinta ciudad de Andalucía en número de habitantes: en bus, en tren, en coche o en avión llegando al aeropuerto de la ciudad.

Pero Jerez no es sólo motociclismo o feria... Es también flamenco, caballos y vino. Dentro de sus calles se esconden monumentos y locales tradicionales que guardan toda la esencia de siglos pasados como son los tabancos, antiguas tabernas repartidas por el casco antiguo que han respetado sus orígenes históricos y donde se pueden tapear embutidos de la sierra gaditana o catar vino jerezano a unos precios bastante económicos. El nombre surge en el siglo XVII y procede de la fusión de dos palabras: Estanco y tabaco.

Un camarero sirve una copa, días atrás, en el tabanco San Pablo.

Antiguamente el número de locales de este tipo era mayor, aunque con el paso del tiempo (a principios de la última década), se vieron reducidos. En cambio, transcurrido este tiempo, bien podría decirse que los tabancos viven una nueva edad de oro, y han aumentado su valor turístico. Además de la oferta gastronómica, se organizan actuaciones flamencas de cante y guitarra. Una tradición que cuenta con su apogeo en épocas como la Semana Santa o Navidad, pero también durante la época veraniega. La decoración típica, el sabor genuino, el olor del vino a granel, los mostradores de madera donde las tizas apuntan la cuenta... Características que hacen de estos lugares un punto interesante de visita por conservar buena parte de la historia jerezana.

El aumento del turismo en estos lugares ha derivado en que, en la actualidad, los fines de semana se organicen rutas para visitarlos y disfrutar de ellos con, por ejemplo, catas de diferentes vinos de la denominación de origen Jerez-Xerez-Sherry. Bajo el nombre Ruta de los Tabancos de Jerez, el Ayuntamiento de Jerez y el Consejo Regulador se han puesto en marcha juntos a propietarios de diferentes establecimientos para fomentar las visitas guiadas por estos establecimientos, como por empleo La Sureña, Tabanco Plateros, Tabanco San Pablo, Tabanco San Pedro, El Telescopio, entre otros. Todos ellos incluidos en un folleto explicativo donde además se ha diseñado un callejero para poder acceder a cada uno de estos lugares con mucho encanto.

Sobre el autor:

logo lavozdelsur

lavozdelsur.es

… saber más sobre el autor



Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Lo más leído