Grande ha debido ser la resaca después de la fiesta vivida ayer en Chiclana, ebria de cultura y sol. Se celebraba el Día Mundial del Teatro y la calle se convirtió en el escenario. Disfrute asegurado para grandes y pequeños. Así fue, lo vivimos. Y así debe seguir siendo, pues estas iniciativas son las que necesitamos para mantener la ilusión, el amor por la cultura y caminar con paso firme para atravesar el gris espeso que se empeñó en paralizarnos. La magia llegó a los corazones, y pudimos volar. Con todas las precauciones, conseguimos evadirnos de las noticias diarias de desolación. El teatro brilló. Cumplieron el objetivo la Delegación de Cultura, Taetro, La Escuela Municipal de Teatro, el Taller de Teatro de Secundaria y las compañías Labaranda Teatro y Teatro Desconfinado.

Vuelve la esperanza, vuelve el teatro. Que lo veamos.

Teatro en el centro de Chiclana.
Teatro en el centro de Chiclana.

 

Docentes luminosos: Miguel Ángel Bolaños

Y qué mejor ocasión para conocer a Miguel Ángel Bolaños, alma de Taetro y chiclanero de cuarenta y tres años que legó al teatro en las clases e Griego en el instituto. Aquella experiencia le salvó la ida por primera vez porque ya no pudo dejarlo. Luego, hizo cosas, como diría Rajoy, y fue salvado de nuevo por el teatro cuando entró a formar parte de Asociación Cultural Taetro. Desde 2008 es su secretario, y no han podido echarlo, porque se ve que le gusta mucho el teatro y educar en valores, cosas a la que se dedica este colectivo desde 1988.

20210326 132024
Miguel Ángel Bolaños

El “Bolaños”, como lo llamamos sus compañeros de batalla docente en el Aulario del IES Virgen del Carmen, es un profe diferente, carismático. ¿Será que es actor y tiene muchas tablas? Sí. Porque solo los que saben de teatro pueden enfrentarse día a día a cientos de alumnos asustados ante lo que se les viene encima (la vida, se entiende), y enseñarles cómo se hace eso de caminar por este mundo sin perder la perspectiva, pues siempre hay alguien en el patio de butacas que espera lo mejor de uno. Además, es un gran predicador de la alegría, por eso se lleva de calle al público más difícil que hay: los adolescentes.

Un placer hablar con él.

Te gustaría ser...

Un payaso. De los de verdad, de esos que tienen la profesión más difícil del mundo que es sacar una sonrisa a la gente. Pero me he quedado en un actor aficionado que pasa tiempo trabajando de profesor en un instituto público. Cosa que también me apasiona.

Profe y actor, o actor y profe.

¿Hay diferencia? Los profesores actuamos todos los días ante una audiencia difícil. Tenemos que tirar de todas las artes interpretativas para poder sacar nuestra obra adelante.

El oficio... ¿se aprende?

El oficio se vive. Cuando has aprendido eso, luego llega el prepararte más o menos, dependiendo de si quieres hacer más o menos el ridículo delante de un público entendido.

¿Para qué sirve el Teatro?

¿Para qué no sirve el teatro? Sirve para abrirte a los demás, para socializar, para ejercer la memoria, para quitarte miedos, para vivir otras vidas, para soñar, para hacer el ridículo sin que te señalen, para fomentar la lectura, para educar... Sirve en definitiva para vivir y pasarlo bien.

¿Hay cantera?

La hay y con salud envidiable. Y están demostrando que los currículos educativos ya van tarde para introducir las artes escénicas en los centros educativos. En Taetro tenemos desde hace más de diez años un grupo de estudiantes de Secundaria que se llevan todo el verano preparando un montaje para después estrenarlo en otoño. Sacrifican sus vacaciones por el teatro. Eso lo dice todo.

Bolaños en una obra teatral.
Bolaños en una obra teatral.

 

¿Cómo ves el panorama cultural actual por estos lares?

Esta pandemia lo ha trastocado todo y la cultura no escapa a ello. Si antes vivíamos en una crisis permanente, ahora el desafío es mayor. Pero la calle quiere cultura y afortunadamente tenemos excelentes profesionales y animosos aficionados. Soy optimista porque de lo contrario no me dedicaría al teatro.

Taetro...

Mi tabla de salvación. Ellos me han ayudado a ser quien soy. Es una pequeña familia de irreductibles teatreros que contra viento y marea llevan 33 años luchando por dignificar la cultura, el teatro y la educación. Ni más ni menos.

¿Tienes muchas tablas? ¿,Qué te sigue bloqueando en la función de la vida?

A estas alturas, ya no tengo bloqueos. Solo ganas de seguir viviendo para seguir haciendo lo que me gusta. Esta vida se me va a hacer muy corta para todas las cosas que quiero hacer.

Tragedia, comedia o gazpacho. ¿,Qué estamos viviendo?

Esto es claramente, teatro del absurdo. Un Alfred Jarry estaría flipando con lo que estamos viviendo e incluso un Valle Inclán estaría escribiendo algún esperpento con nuestra "civilización".

Un sueño. Una cita. Un referente.

Un sueño: que nunca se me pasen las ganas de asombrarme.

Una cita: Hazlo o no lo hagas, pero nunca lo intentes.

Un referente: Mi madre, una mujer que siempre me empujó a hacer lo que quisiera

Ilusión a corto plazo. A largo plazo, vivir. ¿Cómo y dónde te ves?

Yo solo estoy deseando leer esta entrevista de Charo Troncoso. Carpe diem.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído