Sonidos medievales para toda la familia

Los músicos Sara Marina y Emilio Villalba organizan e inauguran el ciclo 'Músicas con historia' en los Claustros de Santo Domingo de Jerez, donde traerán instrumentos y sonidos históricos de entre los siglos XI y XVI

Sara Marina y Emilio Villalba, expertos en sonidos medievales, en un concierto.
Sara Marina y Emilio Villalba, expertos en sonidos medievales, en un concierto. ANA RUIZ

Las Aventuras del Príncipe Achmed, de la cineasta alemana Lotte Reiniger, es el largometraje de animación más antiguo que se conserva. A las imágenes, de 1926, Emilio Villalba y Sara Marina les ponen música, ayudados por laudes, darboukas o rababs, algunos de los 60 instrumentos históricos que estudian y tocan en sus espectáculos, en los que abarcan desde Al-Andalus, a cancioneros sefardíes, pasando por códices medievales y el Renacimiento español.

Musicinemas se llama el concierto que ofrecerán Villalba y Marina este sábado 16 de octubre, a las 20:00 horas, en los Claustros de Santo Domingo de Jerez, en el primero de los tres espectáculos del ciclo Músicas con historia, que organizan ellos mismos en colaboración con el Ayuntamiento. Los otros dos serán el 28 de noviembre, a las 17:00 horas, cuando Ivo Blanek —también organizador— representará Lorca: la música andaluza viaja a Nueva York; y el 11 de diciembre, a las 17:00 horas, cuando Aida Laut & Cia presentará su espectáculo Al Compás de la Navidad.

“Ponemos la banda sonora con música antigua, con instrumentos históricos, a una película que está ambientada en Al-Andalus”, ya que es una de las aventuras de Las mil y una noches, cuenta Marina en conversación con lavozdelsur.es. “El de la recuperación de las músicas históricas es un camino muy reciente, por lo que trabajamos para que la propuesta sea atractiva para todos los públicos y así tenga recorrido”, aporta Villalba.

Estos dos músicos, ella cordobesa, él sevillano, llevan más de una década trabajando juntos, actuando por toda España, pero también en Francia o Portugal, conjugando narrativa, música y teatro, difundiendo sonidos de entre los siglos XI y XVI. “Está siendo un camino de investigación muy bonito”, cuenta Sara Marina, a quien siempre le gustó la música medieval. Cuando conoció a Emilio Villalba, empezaron a coleccionar instrumentos y a descubrir nuevos sonidos. “Las posibilidades que dan los instrumentos históricos no las dan los instrumentos actuales”, señala Marina.

EMILIO SARA 01
Emilio Villalba y Sara Marina. 

Con el objetivo de recuperar, investigar y difundir la música antigua, ambos crearon en 2017 la Fundación Instrumentos Musicales con Historia. Ahora tienen 60 instrumentos —y otros dos más en construcción, avanzan—, como organnetto, viola, vihuela, zancona... con los que realizan conciertos, pero también organizan conferencias, talleres educativos y hasta exposiciones itinerantes para darlos a conocer.

“Cada música, cada periodo, requiere una sonoridad”, señala Sara Marina, una cordobesa de Palma del Río que empezó a interesarse por el piano desde muy pequeña, cuando veía tocarlo a su abuelo, veterinario de profesión. “Cuando en mi pueblo abrieron el aula de música, teniendo yo ocho años, no me lo pensé”, agrega entre risas. Y aunque nunca imaginó que se dedicaría a la música —hasta llegó a ejercer en otra profesión—, lleva años haciéndolo, tocando, además del piano, instrumentos de tecla históricos como el clavicordio, el virginal o el organetto. “Todo es poner empeño y aprender”, dice.

Su compañero, Emilio Villalba, relata que sí lo tenía claro desde muy pequeño. El músico sevillano hizo sus primeros pinitos con un piano y una guitarra de juguete, con apenas tres o cuatro años. “Mis hermanos mayores estudiaban en el conservatorio  y lo dejaron, pero a mí se me quedó el duende en los huesos”, señala. Con 14 años se subió por primera vez a un escenario y puede decirse que desde entonces no se ha bajado. Una década estuvo como pianista flamenco con Chiquetete, luego se pasó al pop, al rock, a los musicales… hasta que conoció la música antigua. “Me entusiasmó la idea de conocer el legado musical de la Edad Media”, agrega.

Ivo Blanek, Sara Marina y Emilio Villalba, en los Claustros de Santo Domingo.
Ivo Blanek, Sara Marina y Emilio Villalba, en los Claustros de Santo Domingo.

El futuro pasa por los niños

Emilio y Sara tienen muy claro desde sus inicios que la transmisión de su legado pasa por inculcarlo en los más pequeños. Sus espectáculos siempre han ido dirigidos a niños, hasta que impulsaron uno específico para ellos. En La pequeña juglaresa conjugan teatro, marionetas y música con instrumentos históricos.

La protagonista es una niña que vive durante la Edad Media y que va conociendo a personajes de la Historia a lo largo de la obra, que relatan cómo se cantaba, tocaba o se hacía música en sus respectivos momentos históricos. “El futuro público de los teatros tiene ahora cinco, seis, siete años… A ellos hay que ofrecerles la posibilidad de conocer otro tipo de oferta cultural, para que luego decidan qué quieren consumir y de qué quieren aprender, e incluso a qué dedicarse”, relata Villalba.

El proyecto comprende un disco doble de cuentos que llevan a los escenarios, o a colegios e institutos. “De momento está teniendo éxito”, aporta Sara Marina. “A los pequeños que empiezan a estudiar música les interesa mucho, y es la mejor etapa para que se les quede mejor”, dice.

Cartel Musicas Historia 2021 imprenta CONHORAS
Cartel del ciclo de 'Musicas con historia'.

Qué se puede ver en el ciclo ‘Músicas con historia’

Además del espectáculo Musicinemas que acogerá los Claustros de Santo Domingo el 16 de octubre, el ciclo Músicas con historia tiene otras dos citas. El 28 de noviembre, a las 17:00 horas, Ivo Blanek rendirá homenaje al poeta granadino con Lorca: la música andaluza viaja a Nueva York.

Este 2021 se cumplen 90 años de la grabación de su único registro sonoro, un disco grabado en 1931 con la Argentinita, él al piano, ella cantando, con canciones populares recopiladas después de su viaje a Nueva York. Blanek explica a lavozdelsur.es que se ha imaginado cómo sonarían esas canciones si se hubieran grabado en Nueva York en 1929 con músicos locales y con los ritmos que más sonaban entonces, jazz, charlestón y swing.

Para el 11 de diciembre, a las 17:00 horas, queda el último concierto, Al compás de la Navidad, a cargo de Aida Laut & Cia, dirigido al público infantil. “Queremos que los más pequeños de la casa tengan la oportunidad de conocer los diferentes palos del flamenco a través del cante, del toque y del baile, así como de algunas figuras destacadas en este arte”, relatan los organizadores.

Las entradas se pueden comprar en Ya voy mamá (plaza del Progreso), librería La luna nueva (calle Eguilaz) y en el Centro de Estudios Musicry, además de en taquilla los días de concierto, a 10 euros de forma anticipada y 12 euros en taquilla. El espectáculo navideño tiene precios de 10 euros para adultos y 6 euros para niños de forma anticipada y 12 y 8 euros, respectivamente, en taquilla. Hay además un bono de 25 euros para acudir a los tres conciertos del ciclo.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído