Dos diseñadores de la empresa británica Thomas Matthews, la jerezana Tamara Piña y el londinense Jack Bardwell, exponen su obra '#Montandoelpollo' en la Sala Barbablanca de lavozdelsur.es hasta el 8 de abril.

Una nació el 13 de marzo, otro nació el 13 de septiembre. Uno en Londres y la otra en Jerez. Uno en 1990 y la otra seis años antes. Una tiene como apellido una fruta, el otro, su único apellido, remite a que se trata de un buen poeta. Una es meticulosa y el otro es muy observador. Uno tiene rizos castaños y la otra pelo moreno y tinta en sus brazos. Los dos tienen lenguas maternas distintas, pero ambos trabajan en la misma empresa de diseño: Thomas Matthews. Una desde hace cuatro años y medio y el otro desde hace tres. Ambos residen en Londres y los dos presentan en la Sala Barbablanca, de lavozdelsur.es, una exposición instructiva sobre la complejidad de la tradición lingüística y las barreras que se puede encontrar uno al cambiar de país. #Montandoelpollo se instala en la sala cultural de este medio de la mano de dos diseñadores, Tamara Piña y Jack Bardwell.

Estos dos compañeros de trabajo se han embarcado en un proyecto común que busca interactuar con el público a través del hashtag #Montandoelpollo; que es toda una sorpresa de la puesta en escena de la exposición. Ella misma explica que se trata de una exhibición "muy didáctica en el sentido de que es bastante curiosa e incluso a veces divertida en el caso de que no sepas de dónde vienen las expresiones". Los que asistan a la Sala Barbablanca se van a encontrar con un diseño que busca profundizar sobre los refranes y los modismos -y sus diferencias-. Es una obra en la que el público tiene que participar con lo que se encuentre en la sala. Así que quedan avisados, comenten en Twitter con el hashtag #Montandoelpollo y ustedes mismos formarán parte de la obra. 

¿Cómo nace esa aspiración a convertiros en diseñadores?

Jack: Empecé como comienza todo el mundo: dibujando. Pero luego me interesé más por el diseño de logotipos e identidades corporativas porque veía que se podía convertir en algo grande y llegar a mucha gente en ese sentido.

Tamara: Yo me hice por accidente porque yo iba a hacer Historia del Arte y en el último año todas las asignaturas eran historia y entonces decidí meterme en una que era súper fácil que era diseño asistido por ordenador. Vi que me fascinaba y que me apasionaba; además de que tenía una necesidad innata de comunicar. Al final dejé Historia del Arte y me metí en la Escuela de Arte.

¿Tienen algún referente en el mundo del diseño?

Nos inspiramos más en cosas que en gente. Nos gusta mucho mirar lo que se está haciendo en el mercado.

Pero, en un principio, ¿han seguido el trabajo de diseñadores famosos?

T: Al principio cuando empiezas a hacer diseño, todo el mundo quiere ser como Stephan Sagmeister, es como el súper publicista. Pero luego cuando empiezas a tener tú tu propio estilo, haces cosas diferentes y lo descartas. Sigue siendo un referente en el mundo del diseño… pero nosotros somos más de coger lo que sea y transformarlo para que salga tu propia idea.

J: También ese rollo de diseñadores gráficos que están al límite entre el arte y el diseño, que hacen cosas así un poco más transgresoras como por ejemplo Daniel Eatock.

T: Y yo personalmente porque me gusta mucho el rollo del arte, muchas veces tiro más por intentar repescar cosas del arte y traerlas al diseño.

¿Qué tipo de arte?

T: A mí me gusta mucho el clásico, pero no sé, ahora mismo las cosas que hago son muy parecidas al arte contemporáneo. Son interpretaciones muy personales y no siempre son fáciles de entender.

¿Cómo definiríais vuestro propio estilo de diseño?

J: Nos gusta pensar que no tenemos un estilo concreto sino que depende de lo que el proyecto requiera, damos la solución correcta a ese problema.

Entonces… ¿qué tipo de diseño realizan en la empresa Thomas Matthews?

T: Trabajamos en diseño sostenible. Nos preocupamos muchísimo por la producción de lo que diseñamos; de dónde vienen los materiales, si están hechos de manera justa... Después de eso, hacemos mucho diseño de espacio, trabajamos con arquitectos, narrativas de espacios, de edificios, la señalética. Entonces estamos bastante acostumbrados a trabajar en función del espacio. Por eso cuando decidimos hacer la exposición era como: quiero ver la sala. Para mí es la sala. Nosotros no somos como unos artistas o ilustradores que pueden hacerte una exposición enmarcándote 20 de sus obras del último año. Nosotros trabajamos en función del espacio. Vale, esta es la sala, vamos a buscar un concepto que trabaje con el espacio y que funcione.

"Hacemos diseño sostenible. Nos preocupamos muchísimo por la producción de lo que diseñemos; de dónde vienen los materiales, si están hechos de manera justa, etc.

¿Qué trabajo desempeñan en Thomas Matthew?

T: Hacemos bastante diseño para exposiciones, narrativa de espacios, cómo va a funcionar, cómo se plantea y cómo se va a desplegar la información. Es por eso por lo que es tan importante el espacio para nosotros.

J: Somos bastante multidisciplinares, hacemos todo lo básico que hace un estudio de diseño web, diseño de marca… Y aparte hacemos estas mass 3D de espacios y exposiciones.

¿Dónde compran los materiales?

T: Depende, yo siempre digo que para los proyectos tenemos que pensar más de lo que piensa el resto porque tenemos cosas en cuenta como por ejemplo que no pedimos cosas a China porque tienen que venir en un avión, y este trae CO2 a la atmósfera ¿sabes? Ese tipo de cosas. Intentamos que sea lo más local posible, que los materiales sean reciclables cien por cien…

Por ejemplo, las cajas de madera que utilizan en la exposición.

T: Las cajas están hechas por un artesano de Sevilla, es un carpintero. Por dos razones: porque es más sostenible que hacerlas en Londres y traerlas aquí por avión; y lo segundo, fomentar el comercio local de Andalucía que yo creo que es bastante importante.

Háblenme un poco sobre la exposición en la Sala Barbablanca, ¿de qué trata '#Montandoelpollo'?

T: Es un experimento lingüístico en el que intentamos indagar un poquito en el lenguaje oral y de donde vienen las expresiones que usamos en ambas lenguas (inglés y español). A mí la idea me pareció interesante, por eso es por lo que terminamos haciéndolo juntos, por mis vivencias en Londres con las traducciones literales que siempre te pasa cuando te vas a vivir a un sitio y traduces literalmente tu idioma. Y me parecía muy curioso hacerlo con los dos idiomas y ver cómo podían funcionar porque al final en el lenguaje oral los conceptos son lo mismos pero la construcción de las oraciones vienen de diferentes orígenes. Por ejemplo, hablar en plata en español viene de una cosa, que hay que venir a la exposición para averiguarlo, y en inglés significa pon el concepto en lo más básico que puedas. Son expresiones diferentes con un mismo concepto; es estoy diciendo algo de una manera súper concisa sin importarme si ofende a alguien, se lo voy a decir tal y como es. Entonces ese tipo de cosas nos parecían super interesantes.

¿Qué se puede encontrar el público en la exposición?

T: Yo creo que va ser muy didáctica en el sentido de que es bastante curiosa e incluso a veces divertida en el caso de que no sabes de donde vienen las expresiones, pero llevas diciéndolas toda tu vida.

Es una exposición inusual, no se van a encontrar algo igual en ningún otro sitio.

T: No porque es algo muy personal en ese sentido. Nosotros lo que hemos hecho ha sido un trabajo de búsqueda y de archivo impresionante para luego elegir las que creemos que podían resultar gráficamente porque lo cierto es que al final tienes que hacer algo que estéticamente funcione. Entonces hemos escogido las que podían funcionar con la sala. Y va a ser muy inusual porque la gente va a aprender con la exposición que es algo que no suele pasar. Son muchas cosas, especialmente en español del imaginario colectivo, yo creo que a la gente le va a gustar.

Puede ser muy llamativo también para los extranjeros.

T: Claro, de hecho sé por lo menos ya de cuatro ingleses que van a venir a verla. Y ellos serán los jueces de si hemos hecho bien la mezcla de inglés-español. Yo creo que va a ser entretenida y curiosa, la gente se va a quedar un poquillo: ¿esto qué es?

En el momento en que empiezan a trabajar, ¿les llega esa bendita inspiración o la buscan?

J: Básicamente nos informamos. Para este proyecto en particular cada uno se llenó la cabeza de cosas por un lado. Haces tu propio research, tu propia búsqueda de cosas que te gustaría hacer, nos sentamos, hacemos un brainstorming, empezamos a hablar y a lo mejor de una broma sale una idea… Para este proyecto en particular el proceso ha sido básicamente después de trabajar, nos sentamos los dos, nos vamos al bar y hablamos de qué es lo que vamos a hacer.

"Una cosa que funciona muy bien entre nosotros es que no hay egos de ideas"

Entonces la buscan.

T: La buscamos pero tiene que haber un proceso previo de documentación, obtener una idea previa y sobre todo una cosa que funciona muy bien entre nosotros es que no hay egos de ideas, es como si tú crees que no funciona y no estás de acuerdo conmigo pues se cambia y ya está.

No hay jerarquías.

J: Eso también es ética en nuestra oficina, no hay jerarquías de quién es el más importante, nos sentamos todos y salen ideas. 

Para trabajar la inspiración ¿suelen utilizar el cine o algún tipo de arte, la música…?

J: Creo que todo.

T: Somos gente a la que nos influye bastante lo visual. Tenemos un chat interno en la oficina y cada vez que alguien ve algo interesante lo cuelga en el chat para que el resto del grupo lo vea, porque es importante. Así yo miro cosas que a mí me parecen interesantes y las pongo en el grupo, pero quizás él tiene otras inquietudes que pueden funcionar para el grupo entero en temas de trabajo.

Entonces, Thomas Matthews es una empresa que trabaja muchísimo en equipo.

T: Sí.¿No hay trabajos individuales?

T: Sí, se dividen los trabajos y luego cada uno lleva sus proyectos pero siempre hay un paso inicial en el que ponemos las cosas sobre la mesa. Nosotros por ejemplo los viernes hacemos desayunos juntos y cada uno explicamos en lo que estamos trabajando. Porque muchas veces es cierto que tú estás a lo tuyo y no enseñas tu trabajo y también te viene bien otro par de ojos que lo vea. Se explica, se comenta y se corrige entre todos. Porque muchas veces te contaminas con el proyecto y no ves tus propios fallos cuando estás metido tanto tiempo.

¿Este proyecto lo llevan a cabo independientemente de la compañía Thomas Matthew? ¿Es el primero que lo hacéis alejados de esta casa?

T: Este es el primero que hacemos nosotros fuera de la oficina, pero allí son bastante dados a ayudarte a que se hagan cosas. De hecho la fundadora de la empresa ha hecho ella hace poco un proyecto también por su cuenta. Hizo una exposición y allí fuimos todos, estuvimos ayudando fuera de horas de trabajo. Somos gente que tenemos inquietudes. El trabajo es el trabajo pero luego quieres seguir haciendo cosas, entonces…

"Es una oficina de 70 personas, hay ingenieros, arquitectos, y nosotros somos la agencia de comunicación. Todos unidos por la ética del diseño sostenible"

Son todos una piña.

T: Somos una gran familia para lo bueno y para lo malo. Yo siempre digo que somos un equipo pequeño haciendo cosas grandes. Somos ocho. Lo que pasa es que en nuestra empresa es parte de un trust, que son varias empresas juntas. Es una oficina de 70 personas, hay ingenieros, arquitectos, y nosotros somos la agencia de comunicación. Todos unidos por la ética del diseño sostenible. El rollo multidisciplinar viene también porque los arquitectos nos llaman a nosotros para hacer la narrativa de los edificios; si nosotros montamos muchas exposiciones desde cero podemos llamar a un ingeniero y preguntarle si determinada estructura se va a caer o no. La verdad es que es un ambiente bastante guay para trabajar porque tienes a la gente a mano para decirles: Siéntate conmigo un rato que quiero hacer esto y no sé cómo hacerlo. 

J: Una de las mayores inspiraciones ahora es la arquitectura y todo relacionado con la narrativa de espacios. Espacios donde la gente cohabita y cosas así, entonces es guay tener a los arquitectos al lado porque al final aprendes otras disciplinas que te van influenciando o te pueden ayudar a tu trabajo diario. 

¿Qué tipo de espacios han diseñado?

Hemos hecho la narrativa y la señalética de universidades, como por ejemplo de la Universidad Essex, todas son privadas y hemos hecho un par o tres de ellas. Ahora estamos también con el Conservatorio de Birmingham. Está guay porque formas parte de la personalidad del edificio desde cero. Te sientas con el arquitecto, ellos tienen la idea y dices: Vale, pues de esta idea podemos sacar esto, esto y esto. 

"Hemos hecho la narrativa y la señalética de universidades, como por ejemplo de la Universidad Essex, todas son privadas y hemos hecho un par o tres de ellas"

¿Y en qué diseños están trabajando actualmente?

J: Estamos haciendo un jardín botánico en China, de hecho es un centro de estudio. Es un jardín botánico pero que no está abierto al público, es para gente que va a estar allí investigando.

T: Es un pasote de edificio. Hemos hecho la señalética y todo lo que son los estampados, el concepto detrás del edificio y eso es lo que estamos haciendo ahora que se abre a final de año. También vamos a hacer una exposición ahora en el Victorian and Albert Museum que va sobre la historia de los juegos de mesa. Porque una cosa que hacemos también para exposiciones o proyectos, diseñamos nuestro propio juego. La manera de explicar la información o de ponerla, intentamos que sea de una manera diferente y que se trate de un juego. De hecho este proyecto lo hemos ganado hace un mes, porque allí vas a concurso, presentas tus proyectos y gana la idea que más les guste. Y era, la verdad, el proyecto perfecto para nosotros. 

J: Otra cosa que también hemos estado haciendo es decorar las áreas de niños en los hospitales para que sea mucho más llevadero para los pacientes. Ahora también hemos ganado otro concurso para el Hospital del Cambrigde.

T: Y el año pasado también hicimos uno que era para el Chealse Children Hospital; son proyectos preciosos acompañados por ilustradores, después es bastante guay hacer proyectos que sabes que va a ayudar a alguien que está en una situación que no es favorable como es un hospital de niños. También estamos intentando enfocarnos en hacer más proyectos de ese tipo de trabajo porque son muy reconfortantes. 

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído