Rodrigo Melero, un jerezano en un documental sobre los "traidores" de ETA

El productor, montador y operador de cámara de Jerez participa en el documental 'Traidores', de Jon Viar, cuyo padre fue miembro de la banda terrorista, de la que luego renegó para condenar la violencia y el nacionalismo

Rodrigo Melero, productor y montador jerezano, junto a Jon Viar, director de 'Traidores', en un frame del documental.
Rodrigo Melero, productor y montador jerezano, junto a Jon Viar, director de 'Traidores', en un frame del documental.

“Hasta hace una semana, como quien dice, éramos cuatro locos en un estudio montando la película, no teníamos repercusión”, dice al otro lado del teléfono Rodrigo Melero, un jerezano afincado en Madrid que ha sido productor, montador y operador de cámara del documental Traidores, dirigido por Jon Viar, hijo de un antiguo miembro de ETA que dejó la banda terrorista y renegó de la violencia. Viar hijo conoció la historia de su padre durante su infancia, algo que le marcó para siempre, a él y su familia. Ahora recoge sus vivencias en su primera película documental. 

Rodrigo y Jon son amigos y compañeros de trabajo —coincidieron en la obra documental Las heridas luminosas, realizada por el vigésimo aniversario del Colectivo de Víctimas del Terrorismo (Covite)—, y un día hablaron del pasado de Iñaki Viar, padre del segundo, antiguo miembro de ETA que partició en 1969 en el atentado en la Bolsa de Bilbao. Hijo, nieto y bisnieto de nacionalistas vascos, Iñaki fue detenido por la Brigada Político Social y estuvo ocho años en la cárcel de Segovia. Cuando salió de ella, se alejó del nacionalismo y de la violencia.

"Cuando me cuenta la historia, cojo los bártulos, alquilo un coche en Madrid y nos vamos a grabar a estos traidores, porque teníamos miedo de que se murieran, ya que algunos eran muy mayores", relata Melero. La idea inicial de Jon fue tomando forma poco a poco. "Esto hay que contarlo sea como sea", asegura el productor y montador jerezano que se dijeron en su momento, hace unos dos años. "Es una película de bajísimo presupuesto", explica Melero. "Al no tener medios, nos tuvimos que inventar una manera de contar la historia tan subjetiva que la convierte en una obra muy constructiva y educativa para generaciones posteriores", señala.

Traidores, que es la primera película documental de Jon Viar, doctor en Estudios Lingüísticos, Literarios y Teatrales por la Universidad de Alcalá, y autor de dos cortometrajes, se sustenta en grabaciones familiares caseras realizadas por el propio Jon cuando tenía trece años, en archivo histórico y en el rodaje profesional realizado por Handa Movies, derivada de Handa Films, una productora nacida en Jerez que hace unos meses vio nacer a su "filial", más enfocada a los documentales y ficciones.

El documental, cuenta Melero, ha empezado a tener repercusión tras su estreno en la sección DOC. España de la 65 Semana Internacional de Cine de Valladolid (Seminci), "tras lo que se ha hablado bastante en los medios", agrega. "El hecho de que trate un tema tan candente como es ETA, con el estreno de la serie Patria y de la miniserie El desafío de ETA, quizás haya influido", dice. "Ha sido una experiencia muy gratificante y esperamos tener más en el futuro", señala Melero, que trabaja haciendo audiovisuales para el Ayuntamiento de Madrid y desata su vena creativa en Handa Movies, "que son los que te dan la vida artística".

Traidores trata, desde la visión de Jon Viar, cómo vivió su niñez a medida que va descubriendo que su padre formó parte de ETA, de la que luego renegó, siendo considerado un "traidor" por el entorno abertzale. Jon Viar define su documental como “la mirada de un niño que se ha hecho adulto y hereda la situación de su padre”, una situación en la que “lo habitual era que me insultaran” y que “mucha gente que me negara el saludo”. Melero agrega que "tenía un trauma heredado, es una película muy personal, en la que se desnuda delante de todos y muestra su infancia, cómo ha crecido y cómo es tener un padre que ha pertenecido y una madre que ha sido diana de la banda".

Iñaki Viar, junto a otros miembros de ETA y del Partido Comunista, rechazaró la violencia de ETA durante el franquismo e impulsó el Foro de Ermua, un movimiento cívico que se manifiestó contra la banda terrorista, por lo que sus integrantes fueron amenazados. Las imágenes del documental proceden del archivo de Jon Viar, de la agencia 5W, de las grabaciones realizadas por Handa Movies en Bilbao, Alcalá de Henares (Madrid) o Segovia y del archivo histórico de RTVE, que coproduce el documental, junto a la productora jerezana, Mgc Marketing e Hiperkinesis, además de la producción asociada de 5W y White Leaf Producciones. 

Rodrigo Melero, tras esta experiencia, espera tener nuevas experiencias en el mundo del cine muy pronto, al que "hay que echarle mucho esfuerzo y dedicarle muchas horas". Él descubrió su amor por el cine de pequeño, cuando su hermano le ponía Tiburón para que se calmara. "Era un chaval casi hiperactivo y mi hermano encontró la fórmula de que parara, que era poniéndome esa película, que luego se convirtió en mi favorita", relata. "A raíz de ahí siento un vínculo muy fuerte con el cine, es lo que más me entretiene y a lo que más horas le dedico". Ahora aspira a vivir de ello.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído