Un paseo por los monumentos flamencos que llenan de duende las calles de Jerez

Por el Día Internacional del Flamenco, lavozdelsur.es propone una ruta por los bronces y estatuas que pueblan el callejero de la ciudad y que recuerdan día a día la estela que dejaron artistas como Lola Flores o La Paquera

Un paseo por los monumentos flamencos que llenan de duende las calles de Jerez.
Un paseo por los monumentos flamencos que llenan de duende las calles de Jerez. MANU GARCÍA

José María Sebastián Soto Vega, 'Tío José de Paula'

José María Sebastián Soto Vega o Tío José de Paula, como ha pasado a la historia, nació en Jerez de la Frontera en 1871. José María Castaño apunta que "nació en el barrio de San Miguel aunque muchos lo tengan nacido en Santiago. De hecho, fue bautizado en la Iglesia de San Miguel, aunque su vida transcurrió en la calle Nueva del barrio de Santiago, donde fallecería el 9 de marzo de 1955". En sus últimos años se dedicó, con un canastillo, a vender tabaco y golosinas por las calles. El Ayuntamiento de Jerez le dedicó en 1991 un busto, obra de la escultora jerezana Nuria Guerra, situado en un lateral de la Iglesia de Santiago. Cuenta el Diccionario Enciclopédico Ilustrado del Flamenco que fue un "personalísimo intérprete de seguiriyas y soleares, creó unas seguiriyas sumamente originales, tan jondas y cortas como de gran belleza estética". Estas seguiriyas tuvieron gran vigencia gracias a artistas como Tía Anica La Piriñaca, que compartió con él actuaciones de los cortijos y de los patios de las casas de vecinos. En su memoria existe una peña que lleva su nombre. Dónde ver este busto: Iglesia de Santiago, junto a la calle Taxdirt 

Escultura de Tío José de Paula, junto a la iglesia de Santiago.
Escultura de Tío José de Paula, junto a la iglesia de Santiago.   MANU GARCÍA

Fernando Fernández Monje, 'Terremoto de Jerez'

Fernando Fernández Monje ‘Terremoto’ nació en 1934 en el barrio de Santiago y perteneció a una familia emparentada con Juanichi El Manijero, Tío Parrilla y Tía Juana la del Pipa. Desde muy pronto empezó a bailar por los tabancos jerezanos en compañía de Romerito, con quien dijo que se daba “unas vueltecitas por bulerías”. Curiosamente, debutó como bailaor en el Teatro Villamarta a finales de los años cuarenta. No fue hasta 1956 cuando decide que quiere dedicarse a cantar. Juan de la Plata dijo sobre ‘Terremoto’ que “el mundo se le quedaba chico para su grito dionisiaco”. En 1963 Manolo Caracol lo contrata para su tablao ‘Los Canasteros’. Ángel Álvarez Caballero escribió en el obituario a su muerte: “Seguramente el mejor cantaor gitano de Jerez, después de Manuel Torre. Algunos veían en él al sucesor de Mairena (...) cuando cantaba de verdad, como él sabía hacerlo, el cante de Jerez encontraba seguramente su más genial intérprete, con duende y con ángel, con una voz rota pero llena de musicalidad, cantaora, con ecos de una sabiduría ancestral que estremecían”. Dónde: Plaza de Santiago, junto a las calles Merced y Oliva

Escultura de Fernando Terremoto, junto a la iglesia de Santiago.
Escultura de Fernando Terremoto, junto a la iglesia de Santiago.   MANU GARCÍA

Dolores Flores Ruiz, ‘Lola Flores’

“¿Ves esto? Es el brillo de los ojos y no se opera". Este célebre frase resume bien la personalidad de una de las jerezanas más internacionales, Lola Flores, la camaleónica artista que fue un icono en vida y aun hoy no para de ser noticia por las series, anuncios, documentales o libros que no paran de rescatarla y actualizarla. El monumento, realizado por Víctor Ochoa, está ubicado en pleno barrio de San Miguel, cruce de caminos entre el Jerez histórico y el gitano. Como decía Lola: "He dado la vuelta al mundo y a mí que me perdonen pero como Andalucía, son tantas cosas bonitas que tiene... es una cosa que no se puede tocar, tenemos que mirar por ella. Esos rincones, esa Giralda, esa Jerez con sus calles 'shiquetitas', esa Catedral...". Hija de un tabernero, Lola demostró desde muy pequeña sus cualidades para el cante y el baile. Su admiración por Pastora Imperio le llevó a seguir con sus inquietudes hasta que conoció a Manolo Caracol, quien la tuvo en su compañía durante unos meses cuando apenas contaba con quince años. Toda la familia estuvo un tiempo en Sevilla hasta que recaló en Madrid, no sin antes conocer a otras figuras importantes de la canción como Estrellita Castro o el maestro Manuel López-Quiroga, quienes le animaron a seguir con su carrera, que estuvo llena de éxitos musicales y cinematográficos hasta el fin de sus días. Dónde: c/ Ramón de Cala

Escultura de Lola Flores, en la Cruz Vieja.
Escultura de Lola Flores, en la Cruz Vieja.   MANU GARCÍA

Francisca Méndez Garrido, ‘La Paquera de Jerez’

"La Reina de la Bulería", Francisca Méndez Garrido, nació en 1934 en la calle Empedrada del barrio de San Miguel. Desde niña La Paquera se dedicó a cantar en fiestas y eventos familiares en los tiempos de hambre y escasez de la posguerra española. En el 53, editó su primer disco, con bulerías y tientos que hoy es pieza de coleccionistas. El siguiente disco lo grabó en 1957: Maldigo tus ojos verdes, un tango que escribió el poeta gitano Antonio Gallardo. En el 57 llegó a Madrid para debutar en el tablao madrileño 'El Corral de la Morería' y en el 59 viajaría por España con su primer espectáculo: España por bulerías. Además de discos, viajes por el mundo y recitales en todos los teatros y plazas, también llegaron los reconocimientos. En el 64 fue nombrada Popular por el Diario Pueblo, ganó el premio cordobés “La Niña de los Peines” o la Copa Jerez de Cátedra de Flamencología. Y no sólo fue reconocida por el público, sino que también la seguían los grandes del toque: los hermanos Morao, Juanito Serrano, el gran Manolo Sanlúcar, y su brazo al toque, su inseparable Parrillita de Jerez. Dónde: Plaza Nuestro Padre Jesús de la Sentencia

Escultura de La Paquera de Jerez
Escultura de La Paquera de Jerez, realiada por Sebastián Santos Calero.   MANU GARCÍA

Manuel Soto Loreto, ‘Manuel Torre’

Cantaor gitano perteneciente a una saga, la de Los Torre, encabezada por su padre, llamado así por su altura. Manuel Torre, de joven 'Niño de Jerez' y en algunos documentos 'Torres', es considerado como uno de los flamencos más influyentes de todos los tiempos. Nació en 1878 en San Miguel y su infancia se desarrolló por las calles del barrio, alternando las tareas agrícolas con algún trabajo como pescadero. Debuta como profesional en 1902 en Sevilla, donde en poco tiempo se convierte en la nueva estrella. Desarrolló una estética que tuvo su continuidad con Manolo Caracol, Antonio Mairena, Agujetas o, más recientemente, con José Mercé. García Lorca le dedicó los poemas de las Viñetas flamencas incluidas en el libro Poema del cante jondo: "A Manuel Torres, Niño de Jerez, que tiene tronco de Faraón”. Según cuentan, además de saetero fue también un gran seguiriyero y contó con la admiración de otras grandes figuras del mundo flamenco, como Pepe el de la Matrona, Tía Anica la Piriñaca o Juan Talega. Dónde: c/ Manuel Torre. Plaza de Madre de Dios

Escultura de Manuel Torre.
Escultura de Manuel Torre.   MANU GARCÍA

Diego de los Santos Bermúdez, 'Diego Rubichi'

Diego Rubichi nació en el año de 1949 y pertenece a la casa de los 'Rubichis', su padre Domingo de los Santos Gallardo (Rubichi), era un gran cantaor muy destacado en los cantes por bulerias, hermano de Manuel El Agujeta 'el Viejo'. Se inició en los años sesenta de la mano del tocaor Manuel Morao. Según cuenta Juan Vergillo: "Rubichi se había trasladado a las afueras, pero lo normal era verlo en el barrio. En La Plazuela. Sentado en la terraza del bar La Vega, haciendo tertulia con Paco Cepero y otros aficionados. Porque el arte de Rubichi era quinta esencia de La Plazuela: estilos modales dichos con total austeridad formal. Eso sí, Diego unía a estas características estéticas su voz única, plena de armónicos, que, en un hilo casi trasparente, acumulaba toda la paleta de colores flamencos". Dónde: fachada 'Peña La Bulería', en la calle Empedrada

Manuel Soto Monje 'el Sordera'

Manuel Soto Monje, cantaor gitano, nació en el barrio de Santiago de Jerez de la Frontera (Cádiz), en el año de 1927, y murió también en Jerez en 2001. Fue conocido con el nombre artístico de 'el Sordera', apodo heredado de su abuelo, a quién se lo aplicaban por su condifición física. Se inició profesionalmente en el 'Café Plata y oro', alternando con El Borrico, El Semita y otros artistas de la localidad, hasta 1944. Formó parte de los elencos de María Rosa y de Manuela Vargas, con los que recorrió países de Europa, América y Asia. Trabajó en los tablaos madrileños de El Duende, Los Canasteros y Las Brujas. Obtuvo la Copa Jerez, otorgada por la Cátedra de Flamencología y Estudios Folclóricos Andaluces. En 1983 se le otorga el Premio Nacional de Cante de la Cátedra de Flamencología y obtuvo en 1984 un gran triunfo en el Teatro Alcalá Palace de Madrid, durante los festivales de la Cumbre Flamenca.

ESCULTURAS FLAMENCOS JEREZ 4
Escultura de 'el Sordera'.   MANU GARCÍA

 

Sobre el autor:

Valeria Reyes Soto

Licenciada en Historia del Arte por la Universidad de Sevilla y máster en Gestión Cultural por la Universidad Carlos III de Madrid, he trabajado en la gestión y comunicación de proyectos como el Festival de Cine Africano de Tarifa-Tánger, la Feria del Libro de Sevilla, el Festival de Jerez o el Festival de Cine Europeo de Sevilla; en espacios como la librería Caótica y en proyectos como Luces de barrio. Tengo especial interés por los programas que unen diferentes puntos de la cultura a través del encuentro, la investigación y la mediación, así como plena vocación por el mundo editorial, librero y literario.

… saber más sobre el autor

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído