El gobierno local recupera el ciclo, que trajo a Jerez a artistas como Paco de Lucía y Noa, cinco años después de que el PP lo suprimiera.

Vuelven los años de vacas gordas en lo que a grandes conciertos y recitales en Jerez se refiere. Más allá del gusto de cada cual, que en un año vayan a pasar por la ciudad los directos de grupos míticos como Los Rebeldes y Los Secretos, estrellas del pop como Alejandro Sanz y Manuel Carrasco, que González Byass repita con un lujazo de cartel su Tío Pepe Festival —con Mercé, Ismael Jordi y Ainhoa Arteta— o que se hayan juntado dos festivales jóvenes de lo más diversos, uno en primavera y otro previsto para el arranque del otoño, es sin duda una gran noticia para la deprimida actividad cultural del municipio. Con todo, aún es más positivo que el gobierno municipal, a través de la delegación de Dinamización Cultural, vaya a recuperar cierta dignidad para los conciertos de verano en el Alcázar. Lo que el PP venía denominando 'Noches de Verano'.

A falta de presentación oficial del programa completo, y sumando la renovación tan acertada de los Viernes Flamenco —en singular—, lavozdelsur.es ya conoce algunos de los protagonistas del recuperado ciclo 'Noches de Bohemia'. Una iniciativa cultural y turística que impulsó en tiempos de Pilar Sánchez la entonces asesora en Cultura —que posteriormente pasaría a dirigir este área—, la socialista Dolores Barroso, y que tantas noches inolvidables de primer nivel dejó en el patio de San Fernando del Alcázar. Entre los artistas que ya han anunciado su presencia este verano está el cantante malagueño Pablo López, así como el legendario grupo de folk Gwendal. A ellos, según avanzó el responsable político de esta parcela, Francisco Camas, en un desayuno informativo con este medio, se suma la aragonesa Carmen París. Todos ellos, desde luego, artistas con cierto pedigrí y que dan más caché al cartel musical del verano en la ciudad junto a las ya referidas actuaciones promovidas desde el ámbito privado. 

"Noches de Bohemia' no ha salido porque hemos tenido poco tiempo para preparar las cosas", justificaba a finales de julio de 2011 el entonces responsable de Cultura del PP, Antonio Real. Sin más argumentos, desde entonces se suprimió un evento anual de enorme atractivo en las localidades de la costa y que atrajo a Jerez a muchos visitantes para disfrutar de actuaciones de artistas tan reputados como Noa, Paco de Lucía, Mariza, Gerardo Núñez, Luis Eduardo Aute, Jorge Drexler, Dulce Pontes, Michel Camilo, Wim Mertens, Hevia, y muchos otros. El PP optó por un programa veraniego localista y de bajo coste —y consecuentemente de bajo nivel artístico—, que apenas atrajo la atención. El año pasado, el gobierno socialista recién aterrizado se encontró con las contrataciones cerradas y no pudo más que dar continuidad a la programación ya atada por el PP, a la que a última hora pudo sumar presencias de más peso como las de Javier Ruibal, que ofreció una gran noche en los Claustros. 

Para esta recuperación de 'Noches de Bohemia' ya hay dos protagonistas con fechas: el 2 de julio será el turno de los bretones Gwendal, que con más de medio siglo de vida sobre los escenarios traerá hasta el Alcázar de Jerez algunas de sus más celebradas composiciones. Además llegan como teloneros el grupo Gwyddel para ofrecer un amplio aperitivo antes del plato estrella como una de las bandas más seguidas de la historia de la música celta. Algo más de un mes después, el sábado 20 de agosto, el triunfito malagueño Pablo López traerá a la ciudad su tour El mundo. En 2014 llegó a estar nominado como mejor artista novel en los Grammy Latinos de 2014, en los tiempos de su debú con Once historias y un piano. Basta echar un vistazo a las redes sociales para comprobar como muchas fans ya se han hecho incluso con su entrada.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído