Balleto di bronzo.
Balleto di bronzo.
Si pensamos en el rock progresivo italiano, probablemente reconozcamos la contribución de aquellas bandas tan importantes como Premiata Forneria Marconi, Banco del Mutuo Soccorso o Le Orme. Aquella triada italiana que asombró a medio mundo evidenciando que el sur de Europa también tenía la capacidad para hacer un buen progresivo. Todas ellas alcanzaron cierta popularidad fuera de sus fronteras dónde los más avezados entre el público europeo (e incluso americano) vieron en ellos una parte del exotismo del mediterráneo. Tantas fueron las particularidades que definieron el movimiento, que muchos especialistas llegan a hablar del rock progresivo italiano como un subgénero del rock. Pioneros en el barroquismo, destacan los álbumes de excesiva complejidad técnica y, desgraciadamente, rápido envejecimiento. Sin embargo, todos ellos formaron parte de una excelente propuesta por la promoción de una música de vanguardia más allá de la canzone y el soft-rock italiano. El rock progresivo italiano, a diferencia del español, no abogó demasiado por una propuesta de confluencia entre las raíces regionales y la vanguardia europea. Más bien se aferraron a la nueva ola de la modernidad, demostrando ser uno de los primeros movimientos progresistas de Europa. En la serie que le dedicaremos, hoy le presentamos a tres bandas menos conocidas del género, pero con la suficiente calidad como para copar nuestra lista de imprescindibles. Hoy en Gypsy la nostra lingua è il rock. Il Quelli Antes de que Franco Mussida y los chicos decidieran dar el paso decisivo con su Premiata, todos ellos ya militaban en un grupo de estilo beat, Il Quelli. Entre The Who, los Beatles y Deep Purple, fue una banda de versiones y algún que otro tema propio que deja escapar algunas de las genialidades que estaban por venir. Es considerado como uno de los primeros conjuntos en salir de la tradicional canción italiana y experimentar con el rock. Os dejamos su genial La bambolina che fa no no no.

Balletto di Bronzo                                                                  Conocidos por sus innumerables conciertos frente a las bases de la OTAN, Balletto es para muchos la máxima expresión del rock progresivo italiano. Formado por Marco Cecioni (voz, guitarras), Lino Ajello (guitarra), Michele Cupaiuolo (bajo) y Ciancarlo Stinga (batería), constituyen un conjunto muy potente de sinfonismo clásico en busca de la experimentación más radical. Su importante implicación política les hizo amasar a incondicionales fieles de la izquierda italiana. Musicalmente se caracterizan por composiciones basadas en el jazz, la psicodelia y larguísimas improvisaciones. Autores de algunos de los discos más extraños de la discoteca parmesana, su pronta separación impidió lo que sin duda habría sido una de las carreras más prolíficas del género a nivel europeo. Destaca su álbum Ys, una reliquia para los acérrimos del país mediterráneo.

Osanna Entre el rock espacial y el sinfonismo se sitúa esta genial banda napolitana. Alabados por la crítica y con una notable legión de seguidores, son considerados popularmente como los Pink Floyd italianos. Y aunque las distancias son considerables, aportan un rock mucho más fresco que la generalidad de agrupaciones coetáneas. Osanna suena moderno, lo que es un logro evidente para el conjunto de principios de los 70. Rehuyeron de la excesiva técnica para desarrollar una sonido propio, elegante y muy ameno. Formados por Elio D'anna (flauta, saxofón), Lino Vairetti (voz, guitarra acústica, órgano, teclados), Danilo Rustici (guitarra, órgano), Lello Brandi (bajo) y Massimo Guarino (batería, percusión) desde el principio supieron combinar el blues, el rock duro y un folk muy inglés al estilo Jethro. Una banda enigmática, sorprende… A ratos Genesis, a ratos los Zeppelin. Su obra esencial es Palepoli, merece ser escuchado más de una vez.

Continuará...

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído