fatima-canca2-1024x576.jpg
fatima-canca2-1024x576.jpg

Sus manos bordan y tejen la esencia del flamenco. La pureza se respira en los más de 25 años de experiencia que lleva Fátima Canca trabajando por y para 'el arte jondo' en Jerez. 

Hija de comerciantes, Fátima Canca lleva más de un cuarto de siglo diseñando la pureza del flamenco en sus modelos. Comenzó desde muy pequeña a fijarse en la labor que sus padres realizaban en el antiguo taller de la calle Francos: “Aprendí este oficio gracias a mis padres. Tenían una tienda en la calle Francos, donde realizaban este hermoso trabajo. Ellos con el tiempo lo dejaron pero yo tomé el relevo.

En esa misma calle se inauguró el Centro Andaluz del Flamenco y gracias a eso tomé la idea del primer nombre de la tienda ‘La Calle del Flamenco” porque por allí circulaba todo lo relacionado con el flamenco”. Han pasado 19 años desde el primer Festival de Jerez, un periodo en el que Fátima Canca ha ido aprendiendo cada día gracias a su esfuerzo y tesón en su labor sin abandonar en ningún momento la originalidad y el amor por su profesión: “En el trabajo siempre me he mantenido en la misma línea: zapatos, complementos, abanicos, el taller personalizado... Pero siempre de una manera personalizada para cada bailaor o bailaora.

Las grandes aficionadas y enamorados del flamenco vienen aquí. Estas personas buscan en Jerez que se respire flamenco. Que en cualquier bar o calle surja el duende y la chispa que permita disfrutar de la esencia de nuestro arte”. La delicadeza en cada uno de los trabajos de Fátima la hace ser una referencia en Jerez. Los artistas que vienen a la ciudad confían en su trabajo hasta tal punto que han ido pasando las distintas generaciones de cada uno de ellos para que las manos y los ojos de Fátima den rienda suelta a un hermoso diseño con perfume a flamenco: “No he repetido ningún traje. Siempre que una bailaora o bailaor lleva un traje de los míos en alguna o actuación, siento que lleva una parte de mí. Trato a todo el mundo igual, desde la chica que está empezando a las grandes figuras como Mercedes Ruíz, Juan Antonio Tejero o Irene Carrasco. Es un orgullo observar cómo bailan algunos de estos artistas con mis trabajos porque llevan una parte de mí con ellos.

Hace poco Fátima Canca recogió el premio al comercio por la Junta de Andalucía y está a la espera de ser galardonada con una mención a nivel nacional: “Estoy recogiendo el fruto al esfuerzo. La costura son muchas horas y te tiene que gustar esta profesión. Me siento satisfecha por estos reconocimientos”, señala. El tiempo pasa pero las manos de Fátima no dejan de moldear con sus telas los trajes que acompañan el sentir de un artista sobre el escenario. El ritmo de elaboración de alguno de los diseños de Fátima Canca lo marca la propia artista dependiendo de lo que requiera en su momento. “Desde mi primer traje hasta ahora la costura ha cambiado mucho pero siempre me he mantenido en la originalidad. Recuerdo que empecé poco a poco con esta labor y que no tenía tantas nociones de costura. He ido aprendiendo mucho de este oficio pero siempre enfocando mi labor hacia el flamenco aunque también he hecho cosas para teatro u otros espectáculos”.

El Festival, a contrarreloj

El Festival de Jerez es sin duda para Fátima la gran carrera a contrarreloj. Son horas y horas de trabajo las que tiene que poner en marcha esta jerezana: “El Festival es corto pero muy intenso. En el taller estamos preparados para hacer faldas, blusas u otras labores importantes durante este periodo. En la inauguración del Festival se hizo un gran trabajo de vestuario y soy una persona que cuando una artista va a actuar con alguno de mis diseños me gusta arroparlos entre bastidores y estar atenta al trabajo que he hecho”. Aunque la muestra de baile flamenco y danza española es muy intensa, esta jerezana echa de menos que en Jerez no se potencie más el flamenco durante todo el año: “Pertenezco a Acoje y voy a mesas de comercio. El flamenco es cultura, tradición y artesanía, elementos importantes en este oficio.

Cuando el Ayuntamiento convoca estas mesas pienso en la gran labor que hace este arte a la ciudad pero ahora lees que cosas como que se ha hecho el paseo de la fama de las motos y yo pienso ¿cuándo se va a hacer el paseo del flamenco? Creo que se debería potenciar más nuestro arte, hay que cuidar nuestra cultura en todos sus aspectos”. A lo largo de la realización de este reportaje, la espontaneidad surge en el taller de Fátima. El bailaor Juan Tejero hace acto de presencia  para recoger algunos enseres que le harán falta durante el Festival. La confianza de Juan en la labor de Fátima le fue inculcada desde pequeño. “Desde niño venía por aquí. Fátima sabe trabajar con la profesionalidad que merecemos los artista de la tierra. Sabe mantener la pureza del flamenco de una manera artesanal, personal e intransferible, al gusto nuestro. Es tan profesional que nada más entrar por la puerta de su tienda ya sabe perfectamente lo que queremos. Hay que seguir apostando por nuestro producto”. Pese al esfuerzo y a la gran labor que realiza Fátima por nuestro arte, esta profesión sufre también un grave problema de intrusismo.

El Festival es aprovechado por algunos comercios de fuera que se comen parte del pastel que cada vez es más pequeño: “Ha habido un ‘boom’ tremendo de unos años hacia acá. Estamos sufriendo intrusismo por algunas tiendas de fuera de Jerez. Alquilan locales en Jerez durante unas semanas y se comen parte del pastel que está preferentemente elaborado para los jerezanos. El pastel cada vez es más pequeño y a todo el mundo nos termina afectando. Yo lucho porque mis tejidos sean nacionales y que los beneficios se queden aquí en Jerez”. La cultura del flamenco debe continuar siendo una parte fundamental de la ciudad, donde Fátima Canca forma parte de una cadena, llamémosle sin complejo alguno industrial, donde la tradición artesanal y la pasión por el oficio son parte fundamental entre los artistas y enamorados del arte jondo que visitan una de sus grandes cunas.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído