El libro que pone al flamenco frente al espejo

El guitarrista y escritor jerezano Santiago Moreno publica 'Curro Palo. Vida y misterios de un cantaor flamenco', donde desgrana las miserias del mundillo a través de vivencias y anécdotas personales

Santiago Moreno posa con su libro 'Curro Palo'. / MANU GARCÍA.
Santiago Moreno posa con su libro 'Curro Palo'. / MANU GARCÍA.

Curro Palo es un cantaor y muchos a la vez. Físicamente tiene un aire a Sordera, aunque también a Agujetas y hasta a Bob Marley, bromea su creador, el guitarrista y escritor Santiago Moreno —que también es colaborador de lavozdelsur.es—, que le da su vida en su última obra, Curro Palo. Vida y misterios de un cantaor flamenco, un libro ilustrado por Laura Fernández en el que, a través de vivencias y toda clase de anécdotas desgrana el interior de un mundillo, el del flamenco, que conoce a la perfección. El protagonista no es ninguno de estos cantaores, pero bebe de ellos, y también de Antonio Malena, con quien Moreno ha compartido escenario y experiencias de todo tipo. Fue él quien le inspiró y en cierta manera lo animó a escribir el libro, cuyo proceso de creación comenzó hace cuatro años hasta que, ahora, en plena celebración del Festival de Jerez, ve la luz, una cita a la que no quería faltar.

“Aquí baila o canta cualquiera”, cuenta el autor que se quejaba en más de una ocasión Malena, lo que lo llevó a pensar que tenía que plasmar todo lo que estaba viviendo en un libro. “Curro Palo no es Antonio, aunque tiene muchas cosas de Antonio, representa una suma de todos los tipos de cantaores flamencos", cuenta Santiago Moreno, quien relata que “todos los flamencos se van a ver reflejados”. Las historias que se cuentan son reales, y de hecho aparecen personajes como Agujetas, Tío Borrico o La Paquera, aunque muchos son ficticios, porque ahonda en algunos detalles escabrosos. “Sirve para adentrarte en el mundo del flamenco de cabeza”, dice Moreno.

"El libro sirve para adentrarse en el mundo del flamenco de cabeza”

¿Es un libro dirigido a flamencos?

Es para los flamencos, para que se espanten los propios flamencos como yo digo, y para que el que no le gusta lo conozca. Libros de flamenco hay muchos, pero creo que hay pocos escritos de primera mano.

¿Cree que habrá quien se moleste?

Habrá eruditos que dicen que no existió lo que escribo, pero existe Curro Palo. Es la suma de todos los cantaores.

¿Cual es la intención de publicar estas vivencias?

Santiago Moreno, durante la entrevista. / MANU GARCÍA.

Que los flamencos piensen lo que están dando y enseñarle al que está intentando meter la cabeza que el flamenco tiene una serie de cauces, que no hay que correr. El flamenco tiene unas formas y tiene cierto recorrido que hay que respetar.

¿Cree que está perdiendo pureza?

Se pierde la pureza por la urgencia, hay urgencia de ser. Llevo tocando la guitarra desde los ocho años. Entonces, la forma de aprender era más lenta, más profunda, los palos tenían un sentido, un peso. Ahora es take away, coger y llevar, coger y llevar…

El libro, a través de las intrincadas conversaciones entre Curro Palo y Santiago —el propio autor—, los dos personajes principales, critica que “se falseen los cantes, cómo se acompaña al cante…”. También, añade Moreno, “habla de cómo algunos representantes utilizan a los artistas, de cómo se usan subvenciones que se dan a las peñas… toco muchos aspectos”, cita el autor del libro, que también habla de la relación de este mundillo con la droga.

"Jerez no sabe lo que tiene, la casa de Antonio Chacón está tapiada porque está llena de okupas, ¿te imaginas eso en la de Mozart?”

¿Cree que su libro hará daño al mundo del flamenco o es una forma de ponerlo frente al espejo para mostrar en lo que se ha convertido?

Droga ha habido siempre. Unos se drogan para estar junto al artista que quieren, otros porque no saben, otros porque es una forma de estatus, hay otros que le interesa.

Curro Palo, con su verborrea andaluza y su crítica mordaz, también sirve para reflejar el tratamiento que, desde las instituciones, se da a una arte que es Patrimonio Inmaterial de la Humanidad. “Jerez no sabe lo que tiene”, apunta, y cita un ejemplo: “Mi madre nació en la casa de Antonio Chacón y ahora la han tapiado porque está llena de okupas, ¿te imaginas eso en la casa de Mozart?”. El guitarrista jerezano defiende que Chacón es “creador de muchos estilos —granaínas, malagueñas, verdiales—  que no existirían sin él”, por lo que no entiende esta dejadez.

¿Qué hay de Santiago Moreno en este libro? “Hay muchas cosas mías. Para no despegarme mucho del personaje, está Santiago, un personaje un poco más joven, sin niños, un Santiago que todavía se cree que el mundo es de color de rosa, pero tiene su personalidad”, responde. El autor deja abierta la posibilidad a que Curro Palo. Vida y misterios de un cantaor flamenco tenga una segunda parte, que puede ir enfocada, sobre todo, al baile.

El libro Curro Palo. Vida y misterios de un cantaor flamenco se puede adquirir en las librerías Luna Nueva (calle Eguilaz) y Laberinto (calle Remedios).

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído