parque_2.jpg
parque_2.jpg

'Mi vida, mi mundo', de Manuel J. Céspedes, se expone hasta el 18 de mayo en Sala Paúl.

Jerez ha sido desde siempre una cuna de artistas. Cantaores, ilustradores, escritores… La ciudad cuenta con grandes ejemplos de personas que han conseguido abrirse hueco a base de esfuerzo y trabajo. A sus 25 años, Manuel Céspedes vive día a día por una única pasión, plasmar sus sentimientos a través de la pintura y el dibujo. Oleos, retratos, paisajes, no hay nada que se le resista a este joven jerezano que expone durante las tres próximas semanas en la sala Paúl, un recorrido por un trabajo que le ha llevado gran parte de su vida. Mi vida, mi mundo es la exposición en la que el artista recoge algunos de sus trabajos más personales, formados por los elementos más significativos de su día a día, la vida o aquellas circunstancias que han marcado un antes y después para él.

Siendo tan solo un crío ya esbozaba sobre el papel un talento que le hizo decantarse por estudiar en la Escuela de Arte. Allí tuvo el placer de conocer a algunos profesores como David Saborido, una persona con la cual comenzó a iniciarse artísticamente y que siempre le apoyó para mostrar al mundo su talento. “Afortunadamente siempre he tenido a alguien cerca que me ha dado su apoyo para ser una persona constante y poder darme a conocer como artista. Con esta exposición he dado un paso importante en mi vida y estoy muy contento con la oportunidad que me ha dado la Sala Paúl”.

A lo largo de la exposición, los asistentes viajarán al mundo interior de este artista, donde las miradas o los rostros son almas que reflejan pura vida. “Con los trabajos que habrá expuestos he querido mostrar mi debilidad por el arte. Son las cosas que a mí me llaman la atención. Hay mucho realismo, manchas de color y miradas que transmiten. Siempre que veo algo que me agrada, al instante estoy cogiendo un lápiz y un papel para proyectarlo con mi toque personal”.

Mi vida, mi mundo está compuesto de quince obras donde destaca principalmente la gran variedad de elementos usados por el artista. A pesar de la gran diversidad de trabajos, a este jerezano no se le caen los anillos por hacer proyectos de todo tipo. “Me suelen decir que soy retratista porque capto las miradas de las personas. Realmente dibujo o pinto todo tipo de cosas, desde un paisaje hasta una mancha de color. No tengo un género definido porque los sentimientos son variados a la hora de observar. La percepción del artista siempre va a ser diferente”.

Aunque actualmente compagine sus primeras exposiciones con seguir aprendiendo, los proyectos de futuro son un aliciente más para este jerezano que comienza a demostrar su talento y valía ante el público. “Me encantaría seguir haciendo proyectos en esta misma línea. Tengo otras ideas en mente pero las voy compaginando con los estudios. Espero ir sacando tiempo para todo y llegar a realizar todo lo que sueño”.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído