De la cuna de Mozart a la de Chacón: "Aquí soy menos extranjera que en Austria"

La filóloga, especialista en flamenco y gestora cultural Susanne Zellinger, afincada en Jerez, publica un 'Anuario de Flamenco y Cultura Española', ideado como un "libro ilustrado" y vinculado a su blog 'Flamenco-Divino-at'

Zellinger, en un momento de la entrevista. FOTO: MANU GARCÍA
Zellinger, en un momento de la entrevista. FOTO: MANU GARCÍA

Susanne Zellinger (1958) nació en Linz, a orillas del Danubio, entre Viena y Salzburgo, pero su alma, sin saber explicar muy bien por qué, es española, más concretamente jerezana. Cambió Austria, el país de Mozart y Strauss, por la cuna de Chacón y Torre, y dejó atrás hace más de una década sus clases de Filología (hispánica y francesa) y las crónicas de danza clásica y contemporánea, para darse por entero al flamenco. Periodista especializada y gestora cultural, antes desde la revista ¡Anda!, que editaba junto al tristemente desaparecido Oliver Farke, y ahora con su blog Flamenco-Divino.at, ha logrado que sus publicaciones jondas sean las más leídas en Alemania y parte de Centroeuropa.

"Yo seguro que tengo antecedentes por ahí porque te juro que aquí soy menos extranjera que en Austria. Me gusta y lo entiendo todo, el ritmo de vida, la gente..., todo", cuenta Zellinger tras presentar, en el recién finalizado 24 Festival de Jerez, el primer número de su Anuario de Flamenco y Cultura Española. "Llevo diez años escribiendo y ahora ha salido esto; es un largo camino, pero si sabes lo que quieres, lo puedes conseguir todo", asegura una mujer que ha exportado mucho espectáculo flamenco al corazón de Europa y es fija cada año en la muestra de baile flamenco y danza española de Jerez. Con 124 páginas en papel, el anuario es más bien "un libro ilustrado", donde escriben expertos y también artistas.

Esta edición, cuidada al milímetro, presenta a artistas como José Manuel Álvarez, Jesús Carmona y Marco Flores, pero algunos de los artículos están firmados por los propios artistas: Belén Maya, Juan Carlos Lérida y Nina Corti. Hay muchos otros aspectos editoriales destacados: Fidel Meneses expone un gran reportaje fotográfico sobre la tradición española de la matanza del cerdo, Niklas Baumberger le da al flamenco una nueva expresión en su fotografía, José Javier León comparte su conocimiento sobre Federico García Lorca, y Sarah Estermann aborda el mundo del vino de Jerez.

La matanza, una tradición que refleja Fidel Meneses en el 'Anuario'.

"Personalmente tenía ganas de hacer algo con peso, hermoso, y así nació Flamenco Divino y ahora su anuario", matiza Zellinger, que estuvo muchos años colaborando codo con codo con Farke en la desaparecida ¡Anda! y que llegó al flamenco, "como mucha gente en aquella época, descubriendo el baile gracias a Carmen de Carlos Saura. Hice una carrera de español, fui profesora en la universidad durante muchos años y al mismo tiempo empecé a bailar, ahí empecé en algo en lo que nunca me habría imaginado acabar. Y no ha parado desde entonces.

"Creo que no hay nadie aquí —por el Festival de Jerez— que haya visto flamenco en tantos festivales extranjeros como yo, y lo he visto en sitios donde ni siquiera saben lo que es el flamenco. Por ejemplo, hice un festival, con un exitazo, cerca de Linz donde no sabían lo que era el flamenco, y se quedaron todos paralizados. Cuando acabó de bailar Mercedes Ruiz no se querían ir porque no se creían lo que habían visto, un arte tan sublime, todavía creen que es un baile que se hace en un barco o en un bar, pero es un arte, y hay propuestas escénicas al mismo nivel de la danza clásica o contemporánea, no hay diferencias".

Gracias a su perspectiva, aún es más palpable la (re)evolución de la danza flamenca en las últimas cuatro décadas. "La evolución es impresionante. He visto danza clásica y contemporánea en muchas partes y en mis conferencias siempre explico que en la danza clásica pasó hace cien años lo mismo que pasa ahora en el flamenco contemporáneo". De contar los últimos acontecimientos en torno al flamenco se ocupa esta activista flamenca: "Como el mundo abraza al flamenco, el flamenco tiene que abrazar al mundo. La revista Flamenco Divino quiere llegar a todos los amantes internacionales del flamenco que hacen posible la mayoría de los festivales y giras en todo el mundo". De momento está publicada en alemán, pero la idea es ir ampliando a nuevas traducciones. Y no es fácil. Una labora compleja en un mundo, el arte jondo, repleto de una jerga muy especial. "En festivales extranjeros tienen que conocer el flamenco para poder traducir lo que ocurre en un mundo tan profundo, complejo y difícil, eso lo tienen que conocer...", asevera.

Zellinger, en un momento de la entrevista. FOTO: MANU GARCÍA

Sobre su reciente desembarco a Jerez, Susanne lo dice a boca llena: "¡Ay sí!, mi gran ilusión, la ilusión de mi vida era comprarme un piso aquí en Jerez. Es magnífico, la luz, la gente, todo. Tanta amabilidad de personas que ni siquiera conoces, me compro un periódico, me he olvidado la cartera, y voy y me la tienen, pero no me conoces, yo sé que volverás, eso es maravilloso. Estoy encantada y sobre todo en la época fuera del Festival, en la vida normal, es muy bella la ciudad, tenéis mucha suerte", comenta con su castellano con acento austriaco.

Entre los muchos momentos, no se le olvida aquella soleá de Eva Yerbabuena en la que acabó llorando en Villamarta junto a Farke, "eso es el duende", y tampoco olvida cuando su hija, que también es periodista, fue a hacer un reportaje a una bodega y le pusieron alguna que otra pega porque "no vendemos mucho en Alemania"... "¡Pues por eso... pues por eso!", exclama Zellinger, que recomienda a Jerez "expandirse, abrir la mente y mostrar al mundo que sois únicos". "En el Festival de Jerez siempre me han ayudado y apreciado mucho, y eso es importante porque yo soy multiplicadora. Eso lo ha cuidado mucho el Festival en estos años e Isamay (Benavente, directora de la muestra) es una persona que escucha, y eso es super importante, aunque luego te diga que no. Cuando le propuso en este pasado Festival su Anuario, todo fueron facilidades. Y es que, como asegura su responsable, "creo que es importante ofrecer a los artistas y fotógrafos una plataforma que no sea tan efímera como Internet. Quiero que lo recojan una y otra vez porque es simplemente agradable hojearlo, porque en realidad es un libro ilustrado".

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído