Creación contra la incertidumbre: "El teatro está en otra parte, no compite con Netflix”

Bajo la dirección de Gaspar de La Zaranda, Tras el Trapo se alía con el actor y dramaturgo José Antonio Lucia para el montaje, durante tres intensos meses en la Sala La Quemá de Jerez, de 'El Rey del Humo', que presentan en 'Extremadura Escena'

Duarte, Lucia, Gaspar de La Zaranda, y Ana Oliva, en uno de los ensayos recientes de 'El Rey del Humo', en La Quemá, sede de la compañía de teatro jerezana Tras el Trapo.
Duarte, Lucia, Gaspar de La Zaranda, y Ana Oliva, en uno de los ensayos recientes de 'El Rey del Humo', en La Quemá, sede de la compañía de teatro jerezana Tras el Trapo. Autor: Manu García

La modesta Sala La Quemá, en un casco de bodega del barrio de La Albarizuela en Jerez, ha sido estos días un hervidero y un salvoconducto. Aun con sus focos apagados para el público que acudía muchos fines de semana a asistir a algunas de sus propuestas culturales alternativas, un grupo de cinco personas ha permanecido varias semanas aislados del mundanal ruido, creando y trabajando en pandemia. Hirviendo ideas y escapando del machaque de notificaciones de contagios, colapsos y muertos.

“Nos ha liberado un poco de la pandemia, nos ha aislado del aislamiento; la creación es lo más bonito”, cuenta Gaspar López Campuzano, cofundador de la veterana compañía La Zaranda y que ha andado estos días enfrascado en la dirección escénica de El Rey del Humo, un montaje teatral producido por Producciones Glauka en el que la compañía Tras el Trapo, tras más de 15 años de andadura, ha estrechado lazos con el actor y dramaturgo extremeño José Antonio Lucia.

Este trotamundos de la escena, que ha vivido en Argentina o Brasil, acudió a la llamada como el que se exiliaba y se ponía a salvo de un mundo en guerra. “Llegar a un lugar fuera de tu espacio de confort —reside en Badajoz— y encajar como una pieza de puzle… no es fácil. Si no hubiese feeling, habría sido una tortura, pero ha sido todo lo contrario. ¿Y del trabajo con Gaspar qué decir...? Es un maestro. Me vuelvo a Extremadura y me está costando recoger los bártulos...”, confiesa el también autor de esta pieza que se podrá ver por primera vez —covid mediante— el próximo 18 de noviembre (11:30 horas, Palacio de Congresos) en Extremadura Escena. Muestra Ibérica de Artes Escénicas, que se celebra cada otoño en Cáceres.

EL REY DE HUMO 8
Un momento del montaje de Tras el Trapo. Autor: Manu García

“Ha sido un trabajo que surgió durante el confinamiento, aunque un pelín antes se gestó gracias a una actuación suya en La Quemá, y tiene mucho en común con la forma de trabajar de nuestra compañía y con la manera de entender el teatro de Gaspar (que es lo mismo que decir con la forma de entender el teatro de La Zaranda)”, explica María Duarte, quien junto a Ana Oliva es una de las dos actrices del trío de una obra que empezó como monólogo y ha acabado en un montaje de tres personajes, “tres perdedores”, en busca de redención.

Gente en los márgenes, desterrados de la sociedad, situaciones de puro esperpento, comedia negra en un burdel como metáfora de la condición humana y de grandes temas de rabiosa actualidad. Una Madame, una prostituta y un canalla con cierta simpatía. “Ha habido paredes en el proceso, pero se han salvado”, sostiene Gaspar, un veterano de la escena española que relata cómo el montaje ha ido moldeándose, contando “el secreto de cada uno, la historia del local, las gentes enterradas ahí y la venganza orquestada sobre ese pasado que les acecha”.La memoria histórica, el presente histérico, lleno de humo y posverdad. “Nos hemos recluido en la sala y hemos podido montar de forma artesanal y colectiva este espectáculo en el que Jose Antonio se ha venido tres meses aquí para hacer un trabajo que para todos ha sido muy enriquecedor y gratificante”, relata Duarte, una de las fundadoras de la compañía de teatro jerezana Tras el Trapo, junto a Javier Padilla, que se ha encargado de las luces y la música de un nuevo trabajo tras La mar de lejos y Radio Bécquer.

EL REY DE HUMO 3
María Duarte, una de las integrantes del trío de 'El Rey del Humo'. Autor: Manu García

El trabajo intenso en La Quemá, admite Gaspar, ha servido “para olvidarnos de la incertidumbre, de qué está pasando alrededor, porque tenemos que tener algo para cuando se abran las puertas, y esperemos con ilusión y con sueño (a la manera calderoniana) esperemos que se abran alguna vez”. E insiste: “Se trataba de seguir soñando, y de seguir para adelante. Personalmente, creo que la vida de un hombre de teatro es estar siempre engrasado, en activo, en el nivel que tienes que estar ya que todo es un aprendizaje, aprendo aquí desde fuera y trabajo con cada uno de ellos que es una manera de aprender mucho”.

Crear en tiempos de covid debe ser sinónimo de viaje imaginario e insospechado, pero de inevitable incertidumbre. El sector de la cultura sufre entre los colectivos, enfermos aparte, que más están sufriendo el varapalo de la pandemia. Pero, al tiempo, el arte es optimista por naturaleza. “Es imposible que la pandemia pare al teatro”, afirma Lucia, quien entiende que “la comunicación, estar sobre el escenario, y que la gente vaya a que le cuenten una historia en vivo, aunque seamos la hermana pobre, es incomparable. No competimos con Netflix ni con ninguna plataforma audiovisual. El teatro y la poesía están en otra parte, en otro lugar”.

“Debería haber mucho más apoyo —alude en todo caso Lucia—, pero soy optimista; y aunque suene a contrasentido, y sin querer caer en un tono romántico pueril, creo que instalarse en la comodidad no es productivo para el arte. No es que haya que pasar hambre, a todos nos gusta tener cierta estabilidad, pero la cultura es necesaria, tiene que estar siempre, y desde un punto de vista creativo hay que salir a cazar con hambre”. Una experiencia “dura, pero bonita”, sintetiza Gaspar. "Ojalá que, a pesar del covid, sigamos teniendo trabajo y el espectáculo pueda verse mucho", zanja María Duarte.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído