Falla 'visita' su templo: Cádiz recrea el 'no concurso' de Cante Jondo un siglo después

Este sábado, 18 de junio, tendrá lugar la recreación histórica del homenaje al Centenario del concierto de flamenco en la Real Academia Filarmónica de Santa Cecilia, protagonizada en la actualidad por David Palomar, Jesús Méndez y Rafael Rodríguez y dirigido por Javier Osuna

Ensayo de la recreación histórica del concierto de flamenco de la Real Academia Filarmónica de Santa Cecilia.
Ensayo de la recreación histórica del concierto de flamenco de la Real Academia Filarmónica de Santa Cecilia. Kiki

El Gran Teatro Falla acoge un hito de la cultura y la música de Cádiz, que tendió puentes con la de Granada. Este sábado, 18 de junio, tendrá lugar la recreación histórica del homenaje al Centenario del concierto de flamenco en la Real Academia Filarmónica de Santa Cecilia, protagonizada en la actualidad por David Palomar, Jesús Méndez y Rafael Rodríguez y dirigido por Javier Osuna.

Para David Palomar, "compartir esta experiencia con el elenco de artistas y junto a Javier Osuna es algo maravilloso, muy mágico". El gaditano reconoce sentirse "un privilegiado" por encarnar a Antonio 'El Mellizo', uno de los hijos de Enrique 'El Mellizo'. "Este espectáculo es muy romántico y necesario –explica– porque hay que poner en alza nuestra historia y nuestro flamenco, ya que si no sabemos de dónde venimos, nunca podremos saber hacia dónde nos queremos dirigir". Palomar afirma que dicha recreación supone "un golpetaso en la mesa para explicar qué es el cante de Cádiz, qué ha significado y que está muy lejos de los aires fiesteros que hoy en día conoce todo el mundo".  Aconsejo a todo el mundo que vaya porque va a ser algo muy emotivo", finaliza el cantaor.

Un concierto completamente desconocido, salvo para unos pocos. Así lo constata Osuna: Tan solo lo conocíamos los más curiosos que estamos más picados dentro de la investigación del cante flamenco, pero sobre todo se ignoraba la conexión que había entre Álvaro Picardo y Manuel de Falla".

El 18 de junio de 1922 se produjo en Cádiz un acontecimiento de enorme relevancia para el arte flamenco, directamente conectado con el Concurso de Cante Jondo de Granada, que tuvo como principal organizador a Manuel de Falla, junto a Federico García Lorca, Ignacio Zuloaga y otros intelectuales, revela Osuna. 

"Falla, que había invitado a su amigo gaditano, Álvaro Picardo a presenciar el concurso granadino (invitación que fue declinada, aduciendo enfermedad familiar), se encargó de la realización —y del coste económico— de un concierto flamenco en su Cádiz natal, el cual se celebró en la Real Filarmónica Academia de Santa Cecilia, cuatro días después del certamen granadino", cuenta el director de su recreación histórica. 

En Cádiz, a diferencia de Granada, donde no se permitió participar a los cantaores profesionales, se realizó un concierto sin carácter competitivo y se recurrió, según apunta Osuna, a "una de las casas cantaoras más preclaras y fértiles de la historia del arte flamenco: la de Enrique el Mellizo (1848-1906), ya que Picardo contactó con los dos hijos del Mellizo (Antonio y Enrique), ambos, cantaores como su padre y depositarios de la más jonda y prolífica escuela flamenca".

0
Programa original del concierto que se conserva en el Archivo Histórico Provincial de Cádiz. 

Osuna apunta a lavozdelsur.es que "tanto Falla como Lorca vetan, por ejemplo, todos los fandangos que han saltado de lo popular al palo flamenco: malagueñas, tarantas, granaínas, medias granaínas. Y Cádiz hace lo mismo, porque Picardo se deja arrastrar por esa corriente de pensamiento tan apocalíptica de que el cante se está muriendo y nosotros somos el foro purificador". Este concierto fue muestra, al fin y al cabo, de la concesión que tenía sobre el flamenco la sociedad de aquel tiempo, que en líneas generales, siempre es apocalíptica. También la tuvo Demófilo en el XIX, apunta el director de la recreación.

El resultado, en opinión del autor de la recreación, "constituyó todo un éxito y un extraordinario acierto, pues en los salones de la academia se logró dar un recital de cante de una enorme riqueza y variedad, con estilos de otras casas cantaoras de Cádiz (Curro Dulce, Andrés el Loro, Tomás el Nitri...), así como romances de la tradición oral, de tipo épicos e históricos, inhallables en otros lugares del mundo hispánico; ni siquiera entre los judíos sefarditas, como refrenda la principal autoridad en corridos, Luis Suárez Ávila, que sólo los gitanos de la Bahía de Cádiz y los Puertos conocían, como la nana moruna y la giliana".

En 1922 se dieron numerosos conciertos de grandes autores clásicos de renombre organizados en la Real Filarmónica Academia de Santa Cecilia de Cádiz: Chopin, Beethoven, Mozart, Haydn, Corelli, Granados, Schubert, Verdi, Bizet, Mendelssohn, Tschaikowsky, Schumann...Osuna apunta que "era el templo gaditano de la música clásica, que formó a varias generaciones de músicos, entre otros, a Alejandro Odero que, andando el tiempo, sería uno de los profesores más decisivos en la formación de Manuel de Falla".

Santa Cecilia, dirigida por José Gálvez Ruiz, contaba en 1922 con 365 socios. Conocemos por el director de su recreación que allí se impartía clases de solfeo y teoría de la música, canto, violín, piano y otras disciplinas, y se examinó a más de 1.000 alumnos, de los cuales, 721 eran de Cádiz. Entre sus miembros más destacados, figuraban Francisco de la Viesca, Juan José Viniegra, Agustín Blázquez, Camilo Gálvez Ruiz y Antonio Rivas; sobresaliendo la figura de Jerónimo Jiménez, autor de El Baile de Luis Alonso y La Boda de Luis Alonso, dos zarzuelas que serán claves para entender la figura del gaditano Luis Alonso, hermano del mítico cantaor de Cádiz, El Planeta; ambos, tíos del cantaor Lázaro Quintana.

Antonio 'El Mellizo' y Enrique 'El Morcilla', hermanos gitanos del barrio de Santa María, de apellido Jiménez por familia paterna de 'El Mellizo' y Espeleta de la línea materna, de la rama de Ignacio Espeleta y El Pollo Rubio, fueron dos profesionales y depositarios de un repertorio único, espeta Osuna, quien añade que "a la 'bajañí', Manuel Pérez El Pollo, discípulo del Maestro Patiño, profesor de guitarra de doña Micaela Aramburu Picardo, que los pinceles de Ignacio Zuloaga, inmortalizaron para siempre".

"Tuvo mucho mérito y arrojo Álvaro Picardo, en organizar el concierto en Cádiz, fruto de sus conversaciones con Falla y de llevar la música y el repertorio literario flamenco a un templo de la —entonces— llamada ‘música culta’, como era Santa Cecilia", expresa Osuna. A su parecer, "dice mucho de Picardo y del concepto que tenía del flamenco. Sabedor de que el hijo de un gaditano ilustre y padre de los poetas Antonio y Manuel Machado, Demófilo, ya había estudiado el cancionero flamenco en el último tercio del siglo XIX, dándole, con sus trabajos recolectores, la consideración antropológica que el género merecía".

0
Luci Vera durante los ensayos en su papel de ama de llaves.   KIKI

El elenco de esta representación está formado por David Palomar como Antonio Jiménez 'El Mellizo', Jesús Méndez de Enrique Jiménez 'El Morcilla'; Rafael Rodríguez será Manuel Pérez 'El Pollo'; el músico Javier Galiana será Manuel de Falla; Luci Vera hará de Rosario, la ama de llaves; Juan Antonio Álvarez como Álvaro Picardo; Juan José Jaén 'El Junco' será Pepe el chófer; Paco Reyes como Manolito el sirviente y la voz en off será la de Paco Reyes. Además, el libreto ha sido confeccionado por Javier Osuna y Manuel Sánchez, la puesta en escena a cargo de Antonio Castaño, el asesoramiento de los cantes de la mano de Ramón Soler, el diseño por Arantxa Morales y la producción es de Inés Merchán.

En palabras del director del espectáculo: "El canta, tanto con la figura de David Palomar como la de Jesús Méndez para mí ha sido un enorme descargo, además de contar con el mejor especialista de los estilos, como es Ramón Soler, capaz de diferenciar 67 estilos distintos de seguiriya en función de la musicalidad". Reconoce asimismo haber trabajado muy cómodo con Manolo Sánchez, con quien hizo el texto, y sobre todo tuvo "muy claro" que quería en el espectáculo a Luci, a punto de cumplir 80 años, a la que describe como "la sencillez personificada".

El escenario del Falla se divirá en tres espacios: el central representa Santa Cecilia, donde lugar donde se desarrolló el concierto y a ambos lados, Granada y Cádiz. Por un lado la casa donde reside Falla, austera y con mucha simbología religiosa con su ama de llaves. Y al otro lado, el palacio de Mora, que es donde vivía Álvaro Picardo, junto a sus dos sirvientes. Osuna indica que uno de ellos todavía vive y a sus 85 irá con su hija a la representación por la que se muestra muy ilusionado.

Sobre el autor:

Carmen Marchena

Carmen Marchena

Gaditana. Periodista feminista por vocación y compromiso. Empecé en las redacciones de Ideal Granada y Granada Hoy. He pasado por eldiario.es/Andalucía. Parte de El Salto Andalucía desde sus inicios. Tengo dos ídolas: mis abuelas Carmeluchi y Anita. Defensora de los Derechos Humanos y la Memoria. Sin más dilación, papas con choco o barbarie.

… saber más sobre el autor



Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios (1)

José Hace 16 días
Contando las horas para asistir al concierto. Gran trabajo. Felicitaciones a Osuna, Sánchez y a todo el equipo.
Lo más leído