El espectáculo 'Jerez, Cádiz y los Puertos, a Camarón', dirigido por el gaditano Diego Magallanes, preside la segunda jornada de la 50 Fiesta de la Bulería.

Un cuarto de siglo sin la figura de La Isla y Jerez quiso recordarle anoche, en la segunda jornada de la 50 Fiesta de la Bulería. El programa, que fue presentado semanas atrás por el delegado de Cultura del Ayuntamiento de Jerez en San Fernando junto al consistorio isleño, estuvo íntegramente dedicado al genio de Camarón, con la dirección artística de Diego Magallanes y bajo el título de Jerez, Cádiz y los Puertos, a Camarón.

Con algo de bochorno y con un público similar al que hubo en la noche del jueves, la jornada comenzó con la presentación de Antonio Barberán, presidente de la cátedra de Flamencología de Cádiz, y con una actuación coral en la que sonaron éxitos como Canastera o Rosa María. Los aficionados (y no tan aficionados, si tenemos en cuenta el tipo de público asistente) se sumaron al repertorio coral, que fue recibido con agrado. Luego, tuvo lugar una ronda de actuaciones individuales que se alargó durante la noche. El jerezano Raúl Gálvez, que recordó su paso por la Fiesta de la Bulería hace ya bastantes años, fue muy bien recibido, inaugurando una serie de actuaciones que ya empezaban a oler a marisma y a bajamar. Selu del Puerto, por tanguillos y alegrías, el gaditano José Gálvez y la gaditana Carmen de la Jara, por soleás y bulerías. Muy bonitas fueron, por su parte, las palabras previas al cante del Niño del Parque, que recordó que no solo se sentía de La Isla por ser de allí, sino también de Cádiz por haber vivido en el barrio de Santa María durante muchos años y de Jerez “porque aquí hay un compás que no se puede aguantar”. “¡Soy un privilegiado por ser de la Isla, de donde es el más grande de todos los tiempos!”, añadió, recordando emocionado a Camarón. También hizo aparición la espléndida jerezana Davinia Jaén, la portuense Nazaret Calas y el roteño Ángel Pastor.

Por su parte, a las guitarras, el gaditano Niño de la Leo y el cañaílla Juani de La Isla. Al baile, Edu Guerrero, y Macarena Ramírez, desde Cádiz y Chiclana, respectivamente. Con un toque moderno y fresco, a modo de leyenda del tiempo, también participaron músicos como Faluky Gómez en el bajo, Carmelo Muriel en el saxo y la flauta, Salvador Tejonero al violín, de San Fernando, Puerto Real y Chiclana, respectivamente, y los gaditanos Sergio Monroy, en el piano, el propio Diego Magallanes al acordeón, Juan Sainz a la batería y Emilio Martín al violín.No obstante, las expectativas de asistencia no mejoraron en esta segunda jornada. Y algunas quejas se hicieron notar. Los precios del servicio de barra, la entrada y salida del recinto, con un control tal vez demasiado exhaustivo entre las pausas y en el descanso, han molestado a algunos asistentes. Si el año pasado, en su cuadragésimo novena edición, decíamos que la Fiesta de la Bulería se había reinventado, podemos decir que no solo por su ubicación, sino por su propia configuración, la fiesta se va reinventando cada año. Y tal vez ese debe de ser uno de los puntos a corregir de cara al futuro: una estructura y una organización que continúe año tras año y que vuelva a ilusionar al público flamenco de Jerez, no muy presente en las últimas ediciones.

Este sábado, la 50 Fiesta de la Bulería será clausurada bajo la dirección de Pepe del Morao, quien también inauguró con el espectáculo joven de Suena Jerez la edición del año pasado. En esta ocasión, la producción está bajo el nombre de La tierra y el cante, agrupando a grandes figuras del cante, el toque y el baile de nuestra tierra y con el objetivo puesto en un homenaje a la cátedra de Flamencología y su precursor Juan de la Plata. 

 

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído