El jueves comenzaron las Fiestas de la Vendimia. La Sala Pescadería Vieja acogió la inauguración de la exposición Brindo por Jerez. El representante del Ayuntamiento, Francisco Camas, el comisario de la exposición, Domingo Martínez, los artistas y el público asistente demostraron su amor incondicional al arte y a la ciudad. El calor asfixiante de los últimos coletazos del verano convirtieron la sala en una especie de sauna, un infierno donde los breves discursos se volvieron eternos y la contemplación de las obras un gesto efímero, próximo a la huida.

Francisco Camas, teniente de alcaldesa de Urbanismo, Dinamización Cultural, Patrimonio y Seguridad resaltó la imagen de ciudad y la creatividad reflejadas en los trabajos, con una calidad a la altura de cualquier gran capital europea. En las obras se manifiestan muy bien todas las virtudes que podemos atribuir a un trabajo de artes plásticas. Recordó cómo desde el Ayuntamiento se pretende integrar todas estas iniciativas en los diferentes proyectos culturales de la ciudad. En el cartel de las fiestas de este año, por ejemplo, se combina muy bien la imagen tradicional de la pisa de la uva con el diseño moderno, imitando un sello de correos. Alabó el trabajo de la Escuela de Arte, su colaboración con la ciudad, la disponibilidad de sus profesores y sus alumnos. Una colaboración que se concreta en cartelería, ocupación de espacios en el centro histórico, el flamenco… “Esta iniciativa, gestada hace unos años y que hoy ve la luz, nos ofrece una visión dinámica, moderna, renovada y fundamentalmente positiva de turistas extranjeros que brindan por Jerez con la visión entusiasta y fresca de quien visita por primera vez nuestra ciudad”, dice en el catálogo.

El comisario de la exposición, Domingo Martínez, explicó cómo surgió este proyecto, hace dos años, en las reuniones con el Consejo Regulador. El objetivo es realizar un pequeño homenaje a todos los creadores gráficos, ilustradores y empresas, que han venido participando en las Fiestas de la Vendimia. Es un proyecto que va más allá de la Escuela de Arte. Varias generaciones de diseñadores, alumnos excelentes que han superado a sus maestros. Se trata de brindar por Jerez, por su potencialidad, en todos los sentidos. Jerez produce cosechas interesantes, ricas y creativas, como dice en el catálogo digital:

“Desde aquí se gestan proyectos significativos. Criaderas y soleras se unen para ofrecer procesos emergentes y consolidados. Brindo por Jerez nace como una generosa aportación en tiempos de vendimia, configurándose como una atractiva simbiosis entre artistas de distintas generaciones que apuestan por seguir transformando las carencias en potencialidades.No hablamos de vino, no hablamos de gente que ilustra, hablamos de crear una esperanza de futuro partiendo de una realidad tangible”.Dieciséis artistas, ilustradores, han sido convocados por Domingo Martínez para mostrarnos a una pareja de turistas realizando un brindis en algún lugar emblemático de Jerez:  Jonathan Alonso, Alberto Belmonte, Jesús Briosso, Daniel Daza, Daniel Diosdado, David Garrido, Maky Gassin, Carlos Laínez, Fran Listán, Lauren López 'Desh', Fran Mariscal, Domingo Martínez, Elena Martínez, Pedro Moya, Cristina Muñoz 'NAWERS' y Fernando Pinteño. Las obras también ilustran varias calles del centro, en banderolas.

La exposición es un buen ejemplo de la calidad de los ilustradores y diseñadores que tenemos en la ciudad. Hay diversidad de estilos y enfoques. Cada artista ha sabido afrontar el reto con ingenio y destreza técnica. Porque pintar con condiciones de partida es un verdadero reto, sobre todo si se quiere ser original y fiel a tus principios. El resultado ha sido un conjunto heterogéneo y bien hilvanado por el hilo temático. La agilidad expresiva ha evitado que la muestra peque de reiterativa. Los colores, el trazo del cómic, el gesto convencional, las sonrisas, el tono naif y la composición publicitaria transmiten algo positivo… Sin embrago, cosas del arte, también nos transmite un aire de irrealidad, de ficción, de historieta siniestra, de Jerez sin jerezanos…

Una pareja de turistas extranjeros brinda por Jerez… Nos animan a que nosotros también lo hagamos. Ellos, que vienen de fuera, parecen ver algo que nosotros no vemos… Nos recuerdan que tenemos mucho potencial turístico y artístico. A pesar del ácido en los coches, de los despidos improcedentes, del desempleo, de los institutos sin terminar, de las ruinas y la suciedad en el centro, de la deuda municipal, de los hospitales saturados, de la carencia de inversión… debemos brindar porque hay que ser positivos. Somos extranjeros y venimos a brindar por una ciudad hermosa y no os enfadéis, hombre, que no es para tanto, que hay mucho por hacer y vais a salir del gran boquete tarde o temprano. Os queda el vino. Os quedan los monumentos. Sois la envidia de Europa…

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído