caballero-bonald-escribir-poesia-obscenidad_ediima20141104_1049_4.jpg
caballero-bonald-escribir-poesia-obscenidad_ediima20141104_1049_4.jpg

El Premio Cervantes jerezano es uno de los afectados por la reforma de las pensiones, que recoge que es incompatible percibirla e ingresar por una actividad que supere los 9.000 euros del salario mínimo.

Disfrutar de la jubilación y cobrar por los derechos de autor de sus obras se ha convertido en un problema para el Premio Cervantes jerezano, José Manuel Caballero Bonald, uno de los afectados por la reforma de las pensiones que entró en vigor en enero de 2013. Esta normativa recoge que es incompatible percibir pensión e ingresar por una actividad que supere los 9.000 euros del Salario Mínimo Interprofesional (SMI).

“La Seguridad Social exige que demuestres que los ingresos de derechos de autor no se generan a partir de tu actividad habitual. Si no puedes demostrar que has dedicado toda tu vida a otra cosa eres culpable”, asegura Carlos Muñoz, asesor jurídico de la Asociación Colegial de Escritores, en declaraciones a El Español, periódico que publica esta información. Precisamente el de Caballero Bonald y el de Antonio Gamoneda fueron los dos primeros casos que aparecieron.

Esta reforma hace que se contradigan dos ministerios, el de Hacienda y el de Empleo. El primero no ve en problema en que mantengan sus ingresos, para así recaudar más impuestos; y el segundo es partidario de que dejen de cobrar pensión si tienen ganancias por autoría, o que cobren solo la mitad en el caso de la jubilación anticipada.

Además de Caballero Bonald, ahora mismo pelean por mantener ambos derechos otros 11 escritores, como Javier Reverte o Eduardo Mendoza ­­–que tuvo que pagar multa–, ya que Empleo les pide cuatro años de pensión en caso de que incurran en esta “ilegalidad”. Lo más común es que el Ministerio les imponga una multa económica, que puede pagarse a plazos. En Cataluña, según publica El Español, es habitual que lleguen a acuerdos, pero en Madrid, donde vive el escritor jerezano, la orden es de “no perdonar”.

Esta situación no se daba desde hacía años. Desde 1998 se podía compatibilizar la pensión con los derechos de autor. La Asociación Colegial de Escritores ya ha mostrado su disconformidad con esta medida, aunque el Ministerio de Empleo y Seguridad Social todavía no se ha pronunciado. “En Europa es totalmente compatible la realización de trabajos intelectuales con una pensión al 100%”, dice Carlos Muñoz, que añade que “la mayoría de los acusados que cotizaron por sus oficios no son cotizantes como escritores. El 90% de nuestros asociados no gana más de 20.000 euros en derechos de autor”. Y hay un dato revelador. La alegría por ganar el Premio Planeta se puede tornar en llanto. El autor mayor de 65 años que lo gane –600.000 euros– tendrá que renunciar a su pensión.

“Los derechos de autor son rentas de otra naturaleza diferente a la laboral según Hacienda. Hay muchos casos que dejan de cobrar los premios y los derechos de autor para no perder las pensiones”, dice Javier Gutiérrez, director general de la VEGAP (Visual Entidad de Gestión de Artistas Plásticos).

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído